Los Puntos Sobres los ÍES… Edición No. 1708

La mira en el lejano oriente…!

“Entre más se pueda mejorar un producto, más oportunidades hay de reemplazar al lider”. Philip Kotler

Desde hace ya algún tiempo economistas, productores, analistas, etc., se han venido pronunciando por buscar nuevos horizontes económicos, tanto mercados para nuestros productos como inversionistas que vengan a inyectar economía a nuestro país y para no seguir dependiendo principalmente de los Estados Unidos.

Hoy más que nunca, ante las amenazas del presidente norteamericano Donald Trump de cancelar el Tratado de Libre Comercio, imponer más aranceles a las exportaciones mexicanas hacia los Estados Unidos y otras restricciones que amenazan el intercambio comercial con el vecino del norte, la búsqueda de otros horizontes comerciales se hace una urgente necesidad.

La historia de las relaciones comerciales México-Estados Unidos está cargada de trabas, sanciones y restricciones a los productos que México exporta hacia el norte.

Hoy nos enfrentamos a las presiones de Trump para que las empresas norteamericanas que operan en nuestro país, especialmente de la industria automotriz, regresen a Estados Unidos o que la totalidad de las partes con que se arman los vehículos automotores sean de origen norteamericano.

Tal pretensión ha sido rechazada enérgicamente por los varios industriales.

Las negociaciones sobre el TLC se ven entorpecidas por la actitud represiva de los norteamericanos que obedecen las consignas de Trump.

México ha sufrido por muchos años embargos al atún, como al aguacate, al tomate y otros productos.

De ahí la importancia de la decisión del Gobernador Quirino Ordaz Coppel que viajar al Japón la semana próxima en busca no solo de ampliar el mercado para productos sinaloenses sino también para tratar de atraer a inversionistas nipones que tienen potencial para abrir nuevas empresas creando mas fuentes de trabajo seguro y bien pagado y también para invertir en infraestructura.

Ello, además de que las empresas japonesas que ya operan en Sinaloa, como Sumitomo y Hirakawa Halotech incrementen la generación de los empleos, es decir que amplíen sus capacidades de producción.

Sinaloa es campo fértil para ello.

El Gobernador estará por aquellas tierras del Oriente del 23 al 27 de este mes y lo acompañarán los empresarios Esperanza Kasuga, Arturo Lizárraga, Mario Cadena, Fernando Medrano, Rubén Velázquez, Rosario Beltrán y Armando Coppel.

Todos llevan proyectos de exportación de productos sinaloenses hacia el Japón.

Algunos ya exportan pero hay planes para más.

La presencia de Esperanza Kasuga en la misión sinaloense es de mucha importancia por las relaciones comerciales que ya tiene. Incluso tiene familiares muy cercanos que son importantes empresarios en aquel país.

Además, allá tenemos como Embajador desde hace casi tres años a un sinaloense distinguido, originario de Guasave: el Dr. Carlos Fernando Almada López quien será el más importante enlace con empresarios, inversionistas y financieros con los que se entrevistará la misión sinaloense.

Es interesante la agenda sinaloense para Japón.

Pero no basta solo con mirar hacia el lejano oriente.

Hay otros países con potencial para adquirir los productos sinaloenses y también para invertir en México.

Ahí están en Europa: Italia, Suiza, Holanda, Rusia y Alemania así como Dubai en el medio oriente a donde ya comenzaron a llegar exportaciones de mango sinaloense que ha tenido muy buena aceptación.

También se exporta a esos y otros países del mundo carne de la empresa
SuKarne.

En África también hay países con potencial de mercado, como Kenia que acaba de enviar a Sinaloa una comisión de funcionarios del Ministerio de Agricultura en busca de una relación comercial para exportar maíz hacia aquel país africano.

Y así hay otros países interesados en nuestros productos.

Estados Unidos no es todo el mundo. Pretende Trump que el mundo sea de los Estados Unidos.

Si tenemos otras opciones hay que volver la vista a ellas para ir dejando de depender económicamente del mercado y los productos norteamericanos.

De que se puede, se puede.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 7 =