Los Puntos Sobre las ÍES… Edición No. 1707

Transparencia forzada y a medias…!

No puede haber fe en el gobierno si los más altos cargos están excusados de control. Deben  dar el ejemplo de transparencia. Edward Snowden

Por más que se habla de transparencia y rendición de cuentas en
Sinaloa la verdad es que aún prevalece el ocultamiento de la verdad en muchos aspectos, entre ellos el de las finanzas y solo mediante presiones se logra que la verdad surja, pero a medias.

Para todos los sinaloenses es conocido como los principales funcionarios y algunos de segundo y tercer nivel, abusaron de la confianza de la ciudadanía.

El principal, Malova traicionó la confianza que le dieron los que votaron por él y la oportunidad que le otorgaron los que no lo votaron.

Empresarios con negocios en quiebra o al borde de ella y clasemedieros resultaron “buenos” para medrar de los presupuestos y se enriquecieron.

Es sabido que los quebrantos a las finanzas del Estado andan alrededor de los 12 mil millones de pesos y no se advierte aún la decisión del actual gobierno estatal por aplicar la Ley como se ha hecho en otras entidades para perseguir y llevar a la cárcel a los ladrones.

Hace unos dos meses la Secretaría de la Transparencia y Rendición de Cuentas y la Auditoría Superior del Estado anunciaron que se interpusieron 13  procedimientos de responsabilidades y denuncias penales contra 9 funcionarios de la administración de Malova y que se siguen investigando otros.

Para la ciudadanía se trata solo de peces chicos y no los grandes, los principales saqueadores de las finanzas del Estado.

Con el anuncio se dieron nombres para calmar las demandas de los sinaloenses que exigen castigo a los malovistas ladrones.

Acá en Los Mochis, desde hace meses se han venido señalando irregularidades en la administración de la JAPAMA durante el trienio anterior que presidió  Arturo Duarte.

Ante las presiones se ordenaron auditorías pero al concluir la mas creíble, encargada a un despacho particular que arrojó anomalías en esa administración, se ocultó la información de los resultados argumentando que la Síndico Procurador,  Cecilia Hernández Flores, tendría que revisar esos resultados.

Cuando se preguntó al Alcalde Alvaro Ruelas sobre los nombres de los involucrados dijo que la Ley no permitía revelarlos hasta que no concluyera el procedimiento, “Ley” que no se aplicó en la ASE y STyRC al revelar la lista de los ex funcionarios contra los que se aplicaron los procedimientos sancionatorias y se levantaron denuncias penales.

Dos meses tardó la Síndico Procurador para salir con que el asunto no era de su competencia y devolver los documentos a la Contraloría Interna de la paramunicipal. Entonces, ¿cual es su competencia, además de servir de adorno de una oficina…?

El Consejo Ciudadano de Vigilancia y Transparencia de Ahome y otros organismos ciudadanos estuvieron demandando la entrega de los documentos estrellándose las demandas ante la férrea cerrazón de los funcionarios municipales.

Acudieron entonces a la Comisión Estatal de Acceso a la Información (CEAIPES) que el lunes pasado falló a favor de los ciudadanos.

La CEAIPES ordenó a la Japama entregar, en un plazo no mayor de cinco días, la información completa y sin restricciones de la auditoría externa que se realizó a la JAPAMA.

Los ciudadanos tenían la razón. El gobierno municipal ¡No!

Como por arte de magia se “abrieron” los candados y  horas después el contralor interno de la Junta, Carlos Julián Avendaño García, daba a conocer una sanción económica, una inhabilitación y una amonestación administrativa contra exfuncionarios por mal uso de los recursos de la paramunicipal, señalando que este resultado corresponde a cuatro de los 28 procedimientos que se iniciaron derivados de la auditoría externa realizada a las finanzas de la dependencia.

Se trata, dijo el funcionario, de una sanción económica de un millón 112 mil pesos, una inhabilitación por dos años y una amonestación administrativa, pero sin citar nombres, argumentando que la Ley de Responsabilidades, y la Ley de Transparencia “impiden dar los nombres debido a que no está firme la resolución”.

Hubo tiempo mas que suficiente desde que recibieron los resultados de la auditoría para proceder. Hasta ahora lo hacen, según el anuncio a medias que permite mantener en secreto la identidad de los responsables en estos cuatro procedimientos.

Y los demás “procedimientos”, qué estado guardan… quienes son los involucrados, de que magnitud son los daños patrimoniales…?

En pocas palabras, a quien o a quienes protegen…?

Estamos ante un caso más en donde las verdades se dicen a medias y la transparencia es opacidad que se convierte en complicidad.

Por el bien de su futuro político, el Alcalde Alvaro Ruelas debe ordenar que se transparente totalmente este y otros casos en donde se advierte existió corrupción durante la pasada administración municipal

La ciudadanía demanda, y merece una real transparencia en la administración pública.

Y ésto va también para el gobierno del Estado.

Gracias por compartir nuestras notas y columnas en Twitter, WhatsApp y Facebook, y siguenos tambien en Instagram.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 18 =