NO HAY ESCUELA SEGURA

Concluye el mes patrio y estamos orgullosos de la fuerza ciudadana, de la participación y solidaridad mostrada ante los terremotos. Nos consideramos un país unido donde los ciudadanos tienen la capacidad de organizarse y salir en apoyo de los demás.

Esto nos da una identidad ante nosotros mismos como nación y ante el mundo.

Por otro lado, la inseguridad sigue latente, y se hizo presente en el transcurso de la semana cuando se dio una persecución de la policía tras una camioneta que transportaba gasolina robada. Sin escrúpulos ni dimensionando riesgos se resguardan en un colegio, en plena hora de entrada de los niños, a la luz del día y en seguida de la USE.

El hecho anterior destaca lo siguiente: la falta de escrúpulos de quienes huían, pudo haber ocurrido una desgracia como una explosión, un tiroteo y con niños y familias alrededor.

Lo recurrentes que se han hecho esta clase de delitos, las razones las sabemos: un mercado ilegal de combustible que ofrece un costo más bajo; dado el elevado precio de la gasolina.

Por otro lado, que haya ocurrido a un lado de la USE esta persecución, en la cual pasaron frente a la Unidad Administrativa y se internaron en un colegio enseguida de ella, prácticamente en una zona que debería ser un punto de evasión para quien huye.

Pero no lo fue así, y no podemos hablar ya de una zona segura o resguardada en la ciudad.

Unos padres de familia comentaban que ya ni dejando a los niños en la escuela pueden estar seguros. Lamentablemente es así.

Indudablemente no solo se trata de inseguridad o de prevención del delito, sino de la mentalidad y poca escrupulosidad de quien comete actos delictivos.

Sería muy grave decir y aceptar que no sólo estamos en una sociedad insegura, sino también enferma, o como algunos les gusta que los llamen: “alterados”. Este es el adjetivo que a muchos les gusta adoptar y detrás viene la música, las modas y los grupos sociales.

Y el dolor social por la incapacidad o disimulo de las autoridades.

Javier E. Zepeda Osuna.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =