Breves del Évora Edición No. 1705

Sindicalizados de Mocorito no tienen llenadera.

No sabemos sí Chico López es de “mal-agüero”, pero cada vez que reaparece…a Mocorito le pasa algo malo. En esta ocasión apareció junto a Rosita Elsa Castro para hacer el ridículo junto con ella al intentar estallar una huelga, pero lo único que estalló fue una terrible peste a corrupción muy añejada…y es que en Mocorito no sólo ha colapsado el drenaje que dejó inconcluso la constructora de “Toño” Sosa en Rosa Morada, sino que con ese intento de huelga de sindicalizados, han provocado el colapso del drenaje de la corrupción al poner en el ojo del huracán los excesivos beneficios que por años les dado los expresidentes municipales al sindicato para tenerlos viviendo como ricos en un municipio pobre como es Mocorito. Un gran problema que tiene décadas esperando como bomba de tiempo. Una bomba que no se esperaba estallar sino hasta dentro de un par de futuras administraciones municipales, pero la ambición y poca experiencia de Rosita Castro y los nuevos trabajadores sindicalizados hizo que el problema se les viniera encima en el peor momento para ellos.

El vergonzoso incidente fue criticado y calificado por la población en general como increíble, abusivo y hasta como una “sinverguenzada”, ya que el Sindicato del Ayuntamiento de Mocorito es uno de los mejores pagados en el estado de Sinaloa, además cuentan con excesivos privilegios que en el algunos casos, ni el sindicato de Salvador Alvarado cuenta con ellos (a pesar de ser un próspero municipio).

El enojo del pueblo no es para menos, ya que el daño no se lo están haciendo al presidente “Memo” Galindo, sino que están perjudicando al municipio entero, ya que el pueblo es quien finalmente paga los altísimos sueldos, bonos económicos, uniformes, las largas vacaciones y hasta los zapatos de los sindicalizados.

Simplemente los que barren o trabajan en el carro de la basura ganan más que algunos directores, ¡y ojo eh! no se demerita el trabajo de barrendero, pero resulta incongruente que personas sin preparación académica tengan sueldos más altos que personas preparadas y que llevan la responsabilidad de alguna dirección. Eso es para que se den un “quemón” y ven cómo están las cosas en ese sindicato…ahora échele pluma y saquen cuentas ¿cuánto ganarán las secretarias?, de quienes se dice que la mayaría no saben redactar un oficio, en pocas palabras no desquitan ni el salario mínimo, mucho menos los “sueldazos” que se avientan.

Al pueblo de Mocorito le cuestan 25 millones de pesos al año, son alrededor de 70 u 80 sindicalizados y además tienen derecho a jubilarse con 25 años de trabajo y heredar la chamaba (aunque el plebe no sirva para nada), no sólo eso, sino que el gobierno está obligado a darles 8 mil pesos mensuales para que arreglen su local sindical, además les dan becas para sus hijos y uniformes dos veces años y con zapatos (por si no les alcanza lo que ganan). Como dato curioso, hay casos donde hay hasta tres integrantes de una misma familia con un ingreso mensual de 70 mil pesos aproximadamente. Son logros sindicales que a final de cuentas se los dieron durante el largo periodo que estuvo gobernando el PRI, recordemos que nunca había ganado otro partido hasta ahora, como quien dice… el sindicato es un gran monstruo que construyó el PRI, y ahora por cierto hasta los mismo priistas quieren pararlo.

Al principio decíamos que era como una bomba de tiempo que no se esperaba que estallara en esta administración, y la razón es porque nadie se imaginaba que el sindicato se iba poner en esa postura contra un gobierno que hizo lo inimaginable y que está integrado por gente acostumbrada a dar ese tipo de batallas (no todos…hay un par de viejos funcionarios que no valen la pena), el actual alcalde es un hombre que se caracteriza por actuar en beneficio del pueblo y que no se cede ante las amenazas o caprichos de gente abusiva.

La pregunta es ¿en que estaba pensando la líder sindical cuando decidió intentar hacer huelga? Las peticiones por increíble que parezcan, es un aumento de sueldo o bono(dinero) al final del año, más días económicos y aumento a más días libres por fallecimiento de familiares.

Y la verdad como ganan muy bien y esas prestaciones ya las tienen, sólo falta aumentarlas….Por esa razón, para algunas personas está muy clara que la intención es hacer escándalo y ruido o daño a la nueva administración, algo que nadie entiende, ya que dicha líder, Rosita Elsa Castro no tiene ningún peso político en Mocorito, ni mucho menos gente, salvo dos secretarias del mismo pelo que ella y que le están siguiendo el rollo para ganarse 5 minutos de fama…más bien malafama, ya que a raíz de eso afloraron malos comentarios contra ellas, a quienes el pueblo criticó fuertemente diciendo que son muy flojas, que nomás se la pasan comiendo en las oficinas, que no tienen capacidad para trabajar y que los únicos que las siguen son los cobradores, y vaya que tienen razón porque durante el intento de huelga tenían que tomar lista cada media hora para presionar a sus propios compañeros sindicalizados, con eso estaban demostrando que muchos trabajadores estaban obligados y no por su propia voluntad, situación que ha provocado enojo dentro del mismo sindicato y tal vez muy pronto terminen por rebelarse contra la actual líder, ya que no les conviene perder lo más por lo menos, al tener tantos beneficios y ponerlos en riesgo solo por un capricho de ella para llamar la atención, quien hasta ahorita sólo ha hecho el ridículo, ya que ni siquiera pudo hacer la huelga como se debe, al resultar ilegal la huelga poniendo en riesgo de despido a todos sus compañeros. Otro ridículo que hicieron fue que durante el intento de huelga no trabajaron 2 días y resulta que ninguno fue indispensable, lo cual indica que no sirven de mucho, el único servicio que afectaron fue el de recolección de basura ya que se quedaron con las llaves para que los vehículos no pudieran salir a dar el servicio.

Mientras que el presidente municipal, “Memo” Galindo ha dado muestra civilidad y a pesar de que la huelga resultó ilegal, sin tener obligación de hacerlo accedió por su propia voluntad a negociar, dejando claro la gran diferencia de calidad de persona que hay entre ambos, pero ni así hubo acuerdo, resulta que además de todas las peticiones, también quieren que “Memo” Galindo pague una deuda que les debe el expresidente “Pepito” Quiñonez, la cual supera el medio millón de pesos. Así de grande es el abuso de los sindicalizados, que alguien explique ese razonamiento, sí “Pepito” Quiñonez le debía tanto dinero porque jamás le hicieron una huelga, porque nunca se quejaron con él, también se dice que “Pepito” Quiñonez les retrasaba los pagos de la quincena y recordemos que hasta los metió en un problema de crédito al no reportar el descuento vía nomina a una empresa de préstamos, situación que mandó al buró de crédito a muchos trabajadores. Ahora que “Memo” Galindo esta haciendo las cosas bien, no se retrasa con los pagos y mucho menos pone en riesgo el dinero de los trabajadores, los sindicalizados salen con que están inconformes. Además las finanzas de Mocorito están mejorando como nunca y la obra pública de este año 2017 será de alrededor de 150 millones aplicada en calles pavimentadas, caminos rurales en buen estado, escuelas públicas y hospitales, la famosa carretera que tenía años en mal estado ahora esta como nueva y finalmente, el eterno problema de agua está por resolverse.

Pero al parecer a los sindicalizados de Mocorito no les esta gustando que las cosas estén cambiando para bien. O ¿acaso atrás de ellos estará el PRI?…no creo la verdad, además todo el pueblo de Mocorito ya se las huele que atrás de ellos simplemente está un loco experto en huelgas que le gusta vivir a costillas del pueblo.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 14 =