Humorismo Edición No. 1703

Una pareja de recién casados trataba de poner las cosas en claro.
Ella decía, mira Baldomero, para no andar con insinuaciones te voy a ser muy clara:
1.- Cuando traiga el cabello peinado con raya para un lado, quiere decir que quiero hacer el amor de manera tranquila.
2.- Cuando lo traiga peinado con raya por en medio, lo quiero hacer de manera más cachondona.
3.- Cuando traiga trenza lo quiero hacer de manera salvaje;
4.- Y cuando lo traiga recogido con un chongo significa que no quiero saber naaada de naaada.
El le contesta: mira Prudencia, yo todavía voy a ser más claro que tú:
1.- Cuando me veas con una Tecate en la mano, significa que quiero hacer el amor de manera tranquila.
2.- Cuando me veas con dos Tecates en la mano, significa que quiero hacer el amor de manera más cachondona.
3.- Cuando me veas con un’six pack,’ significa que quiero hacerlo de manera salvaje;
4.- Y cuando me veas con el ‘six pack’ de Tecate en una mano y una botella de tequila en la otra, quiere decir…… ¡¡¡¡Que me vale madres como andes peinada!!!

Los perros no lloran.
Les encanta que uno invite gente a la casa.
No les importa que uno use su champú.
No esperan que uno los llame para avisar que llega tarde.
Cuanto mas tarde llegue uno, mejor lo reciben.
No les importa que uno juegue con otros perros.
No se dan cuenta si uno se equivoca de nombre al llamarlos.
No les importa si uno regala los cachorros.
Todo el mundo puede conseguir un perro bonito.
Si es espectacular, los otros perros no lo odian.
Los perros no van de compras.
Les encanta que uno deje desorden en el piso.
Nunca necesitan analizar la relación.
Sus padres nunca llegan de visita.
Les encanta los viajes largos en carro.
No odian sus cuerpos.
Nunca critican.
Con los años no se les pone agrio el carácter, sino que son más tranquilos.
No esperan recibir regalos.
Es lícito tenerlos amarrados en la casa.
No les interesa saber como fue la relación con perros anteriores.
No permiten que los artículos de las revistas determinen sus vidas.
Jamás hay que esperar un perro. Está listo para salir las 24 horas del día.
De nada le sirven las flores, las joyas o las tarjetas.
No se ponen las camisas de uno.
Jamás piden un masaje en las patas.
Les gusta que uno los acaricie en público.
Les parece cómico que uno esté borracho.
No pueden hablar .

¿Por qué lloras preciosa?
-Porque me acaban de mandar a la mierda..
¿Y no sabes llegar o qué?…

Uno que va a comprar champú a la tienda y dice:
¿Me puede dar un champú?
– Caballero ¿Lo quiere anti caspa, cabello graso, rizos perfectos, alisado, con acondicionador?
-Mmm, para cabello sucio….

Tres señoras están platicando acerca de sus ex-maridos, quejándose de todo. Finalmente, la última de ellas tiene oportunidad de hablar.
“Como ustedes saben, yo he estado casada tres veces.
Mi primer marido era ginecólogo y todo lo que quería era examinarme allí. Mi segundo marido era psicólogo y todo lo que quería era interpretar como me sentía. Mi tercer marido era coleccionista de estampillas… ¡Dios
mío, cómo lo voy a extrañar!”

– Pepe, te veo preocupado.
– Es que por poco atropello a mi suegra.
– ¿Te fallaron los frenos?
– No, no, el acelerador.

Dos ancianos están sentados al sol en la puerta de la casa de uno de ellos cuando una vecina, también anciana, se asoma a la calle completamente desnuda.
Uno de los viejos, que no ve bien, le pregunta al otro:
– Oye, ¿qué lleva puesto tu vecina?
– No lo puedo ver, pero lo que sí está claro es que necesita un buen planchado.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + quince =