Breves del Évora Semanario No. 1701

Juan Avilés quedó bien “torcido” en Los Chinos y mal parado en la redes

Apenas se puede creer que “Bocho” Lau saque de sus casillas a la familia Avilés… y es que sí el polémico gordito es un ignorante (así le dijeron ellos), parece que Juan S. Avilés, el subdelegado en la SEDATU es mucho más ignorante todavía. Lo interesante es que hay un enorme nivel de educación entre ambos…mejor digamos que hay una enorme diferencia de estudios académicos en lugar de nivel de educación.

“Bocho” Lau sin preparación académica es un afamado y felizmente corriente personaje que logró su popularidad gracias a las redes sociales durante la pasada contienda electoral, su lenguaje “naco” y terribles faltas de ortografía fueron su sello característico que día tras día publicaba a través de facebook para “arremangar” a políticos, periodistas y empresarios que hasta esa fecha todo mundo les tenía miedo (ellos decían que era respeto) por sus supuestos vínculos con el narcotráfico, cosa que no le importó a tal “Bocho” Lau y armado de puro valor les empezó a sacar trapitos al sol, pero también hay que decirlo, algunos comentarios eran puros mitotes y otros efectivamente si eran purititas verdades, las cuales hasta la fecha siguen doliendo y dejando heridas que no han cicatrizado en los políticos, periodistas y empresarios del PRI.

Mientras que Juan S. Avilés Ochoa, expresidente de Mocorito y hoy en día subdelegado de Desarrollo Urbano y Vivienda Federal de la SEDATU, quien no debería ocupar presentación pero como sabemos que actualmente en Mocorito es más conocido el querido y simpático “Piyomo” que el mismo Juan Avilés… y además se sabe que solamente lo conoce la clase política de su época, por esa razón es más que obvia su presentación, pero hay que agregarle que es catedrático de la UAS, ingeniero, cronista, escritor, ocupó la Dirección de Cultura de Culiacán y lo que más le gusta decir a las personas de su círculo social: que es un DOCTOR. Ese mágico grado académico que llena el ego de todo soñador platónico por llegar a ser un intelectual.

Pues ahí están ambos personajes: “Bocho” Lau vs Juan Avilés, ¿está dispareja la cosa verdad? aparentemente sí, pero no cabe duda que los dichos populares sí son sabios ¡no fregaderas!!… “El grado no quita lo pendejo”, y antes de que despotriquen contra uno, mejor lean que pasó y al final juzguen ustedes.

Todo empezó por allá en la sierra, en una de las zonas más alejadas de Mocorito, en la comunidad de Los Chinos. Allá cayó el mentado bribón y pícaro de Sinforoso “Polochito” Camacho, extesorero de Mocorito y ahora Delegado de PROSPERA… ¡ahh! y sobrino de la senadora Diva (su mejor puesto), pues este gordito está más pesado que el otro gordito (Bocho Lau) ¡y no por el peso eh!! sino por la larga cola que tiene y que ya en otras ocasiones la prensa le ha señalado. Resulta que éste personaje quiere ser presidente municipal porque su tía la senadora Diva tiene palancas, pero sabe muy bien que no la “cuaja” y ocupa gente que le ayude. Aquí es donde entra Juan Avilés de acomedido, cómo no tiene gente, ni palancas pero si tiene “verbo”, se les ocurrió unirse y hacer campaña anticipada, de Sinforoso “Polochito” ya se sabía desde hace mucho, pero de Juan Avilés no se sabía nada hasta ese día en Los Chinos. La mera neta, el delegado de PROSPERA no tiene gracia para hacer campaña, pero en esa ocasión fue prudente y no quiso meter la pata porque era una visita de trabajo, y por lo visto y escuchado, el subdelegado en la SEDATU se desesperó y le quitó la palabra durante el evento para “regarla macizo”. Resulta que Juan Avilés abiertamente y como lo dijo “Bocho Lau” sin vergüenza alguna envalentonado, aseguró que Sinforoso “Polochito” no podía decir muchas cosas pero que él si podía decirlas, que “Polochito” quería ser presidente municipal de Mocorito y que está trabajando(refiriéndose a la campaña) con él, que ya los habían recibido en muchos lados y que los seguirán viendo muy seguido por esos rumbos (encampañados), además tratando de abusar del intelecto de los ahí presentes, dijo que a la administración de Guillermo “Memo” Galindo ya le dieron oportunidad durante 8 meses, y digo abusando porque quien le va creer que en ocho meses “Memo” Galindo va arreglar los casi 90 años de desastres que ocasionó el PRI. Para no hacer más largo el cuento, se aventó un discurso de campaña y recalcó las intenciones políticas en las que estaba metidos ambos, claramente haciendo proselitismo como funcionario y en pleno evento de PROSPERA. ¿Acaso es ético eso para la familia Avilés? ¿Acaso son tiempos de campaña? Como ciudadano yo repruebo ese comportamiento, ya que es dañino que se usen cargos y giras de trabajo de dependencias de gobierno para hacer campaña política y además fuera de tiempo.

 

Otra de las cosas que al parecer no entiende Juan Avilés, es la nueva forma de hacer política, no entiende que la gente ya no se chupa el dedo y que por más alejados que vivan, están muy despiertos, la redes sociales y teléfonos celulares son un arma muy poderosa contra esa clase de políticos, y precisamente fueron varios celulares los que lo evidenciaron con audios y videos, tanto así que para cuando él llegó al Guasimal, los videos y diferentes audios ya habían llegado hasta Culiacán.

Esa fue la razón por la que la familia Avilés estalló contra “Bocho” Lau, le reclamaron vía facebook y para defenderse se echaron flores solos, que Juan Avilés es un respetable y honorable señor incorruptible. Su hermano Héctor(a ese que le encanta pedir dinero prestado) hasta dijo que lo estaban difamando y tal vez tenga razón porque Juan no ha pasado por un juicio que lo declare culpable de corrupción, pero de que ha sido juzgado por las lenguas venenosas de nuestro pueblo mitotero, claro que sí y ha sido severamente criticado, ellos mismos saben que entregó el municipio endeudado, ellos mismos sabrán sí usó o no prestanombres para adquirir “casitas viva” y cuantos más mitotes o ¿verdades? que se dicen por ahí en las colonias y barrios bravos de la cabecera municipal. Pero mientras sean peras o manzanas, el zafarrancho ya se armó en las redes sociales y parece que a Los Avilés no les va ir nada bien, atrás quedaron aquellos tiempos en donde impresionaban a la ciudadanía con un posgrado o extenso currículum, en estos tiempos modernos y decadentes hasta el “Güero Nico” cuenta un magnifico historial político. Y por último, hablando de gente culta y preparada en estos tiempos modernos, solamente hacer un doloroso reclamo cultural. “No es casualidad que en Sinaloa estemos perdiendo la batalla contra la narco-cultura, cuando es muy evidente la “caballada flaca” de los que ahora se hacen llamar escritores, cronistas, políticos, intelectuales y científicos, mismos que se encierran en un círculo social apartados de todo roce con aquellos a quienes consideran inferiores. Por eso un compositor de narco-corridos llega a más personas que un escritor sinaloense…Y tal vez por esa razón en la política un “Bocho” Lau tiene más credibilidad que varios políticos con doctorado.

P.D. El respeto no se mide por títulos sino por el comportamiento hacia los demás.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cinco =