Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1700

Derroche por la democracia…!

Democracia: es una superstición muy difundida, un abuso de la estadística.
Jorge Luis Borges

A la vez que se dispone a recibir una cifra récord, que constituye un verdadero derroche de los dineros públicos, para el financiamiento de los partidos políticos y candidatos independientes en las elecciones federales del 2018 (las locales son aparte), el Instituto Nacional Electoral (INE) impone drásticos y excesivos candados a quienes aspiren a un puesto de elección y se lleva de paso a los gobernantes al prohibirles la difusión de sus actos de gobierno a partir del 8 de septiembre, es decir casi ocho meses antes de las elecciones.

Vayamos por partes:

El Consejo General del INE acaba de aprobar un presupuesto sin precedentes de 6 mil 788 millones de pesos para el financiamiento de los partidos políticos y candidatos independientes que participaran en las elecciones federales del 2018.

Dicho presupuesto tiene que pasar por el Congreso a la hora de aprobar los presupuestos del año próximo y de seguro que habrá fuertes discusiones, pero solo para disimular porque al final será aprobado para beneplácito de los partidos políticos, sobre todo de los vivales que viven de ellos.

Ese presupuesto es independiente de los presupuestos que asignarán los Estados en donde habrá elecciones locales, como en Sinaloa, por ejemplo.

El presupuesto aprobado por el Consejo General del INE es el mas alto de la historia. No tiene precedentes.

Al decir del Consejero Presidente del instituto, Lorenzo Córdova aseguró que el presupuesto propuesto “no es una determinación arbitraria del INE, sino la aplicación de una fórmula de cálculo de la bolsa de dinero público que ha generado un consenso político y que se ha plasmado en la Constitución”.

Bueno es la justificación, pero lo no justificable es que se disponga de los dineros públicos, producto de los impuestos que pagamos los mexicanos para financiar a partidos y candidatos que son los beneficiarios de esos recursos.

Es un verdadero derrocha a nombre de una democracia que en la realidad está lejos de serlo.

Los recursos serán distribuidos, el 30% en forma igualitaria entre los partidos y el resto en función del porcentaje de votos que cada partido obtuvo en las elecciones federales del 2015.

De aprobarse, como insisto sucederá, al PRI le corresponderán 1,689 millones de pesos, al PAN 1,281 millones, al PRD 773 millones, Morena 650 millones, PVEM 578 millones, Movimiento Ciudadano 537 millones, Nueva Alianza 419 millones, Encuentro Social 398 millones y al PT 376 millones, mientras que para las candidaturas independientes serán 42 millones 963 mil 16 pesos..

A esas cantidades habrá que añadir lo que los gobiernos de cada entidad que tendrá elecciones simultáneas el año próximo asignen que seguramente también serán cifras sin precedentes.

Unas elecciones demasiadas costosas que arrojarán votos más caros que los anteriores porque no se ve la posibilidad de que logre sacudirse la apatía ciudadana que se manifiesta en el abstencionismo.
Considero que es hora de que México cambie estos procedimientos en pos de la democracia.

Que no se siga manteniendo a familias que viven de sus partidos y no producen nada.

Que los militantes de los partidos paguen cuotas, no mas simulación.

Y que las campañas sean financiadas por los mismos partidos y los candidatos, como sucede en otros países.

En el otro tema, los llamados “Lineamientos para garantizar la equidad entre los participantes en la contienda electoral” contienen una verdadera aberración al prohibir que a partir del 8 de septiembre, cualquiera que pretenda participar de una contienda electoral local o federal no deberá emitir ninguna promoción de su imagen.

Esta prohibición alcanza a los gobernantes a los que el INE pretende prohibir la difusión de sus obras y sus acciones.

Disposición arbitraria que va contra el derecho a la información consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

De aplicarse esa medida, los gobernantes no podrán ni siquiera rendir públicamente sus informes anuales de labores.

Es por ello que el Gobernador Quirino Ordaz Coppel ha interpuesto una demanda de amparo y lo mismo han hecho otros Gobernadores como el del Estado de México Eruviel Ávila. Manuel Velasco de Chiapas, Ignacio Peralta de Colima, entre otros.

Seguramente las demandas prosperarán pues se trata de una medida anticonstitucional.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =