Humorismo Semanario No. 1700

EL PELLEJO
Micaela, sirvienta de una casa de ricos se hallaba haciendo el aseo en la alcoba de los patrones, cuando ve en el piso un condón usado, asustada lo recoge y lo mira toda intrigada.
En esas entra la señora y toda molesta le increpa a Micaela.
_¡Te parece muy raro!, es que acaso en tu tierra no hacen el amor…?
Micaela toda confundida le contesta:
_Hay mi señora… Desde luego que sí.
Nosotras si lo hacemos, y casi todos los días, pero no somos tan salvajes como para arrancarle a nuestros maridos el pellejo del pajarito.

LA MORDIDA
Iba una viejita por la calle conduciendo su desvencijado carrito y de sorpresa un policía de tránsito le ordena detenerse.
_¡Su licencia de conducir, por favor!
_No la traigo, contesta la viejita.
_Y sus documentos de identificación.
_No tengo.
_Los documentos del carro.
_Tampoco los traigo.
_Entonces para no detenerla me tiene que dar una mordida.
La viejita le contesta:
_Tal vez una mamada, porque tampoco tengo dientes.

LA MECHUDITA
Era una vez una prostituta que llega a su casa bien borracha.
Se para desnuda frente al espejo y mira su mechudita y le dice, a la vez que la señala:
_Por ti tengo esta casa ve que grande es. Por ti tengo auto, por ti tengo joyas, por ti tengo dinero…mucho dinero, viajes y lujos.
En eso se cae al suelo y del trancazo que se dió, se orinó en el suelo.
Se sienta en el piso, abre la piernas y pone la mano encima de la mechudita y mirándola con tristeza, le dice:
_Pero no llores, que no te estoy regañando mechudita.

LA INYECCIÓN
El papá esta haciendo el amor con la esposa y Pepito el hijo los ve y pregunta:
_¿Ustedes que hacen?
El papá contesta:
_Le estoy colocando una inyección a tu mamá.
Pepito asustado responde:
_Entonces mi mamá debe estar muy enferma, porque esta mañana el lechero le puso otra, pero con una jeringa más grande.

POL QuÉ
Un niñito le pregunta a su mamita:
_Mamita, mamita…Pol qué bebes tanta leche…?
_No mi niño, yo no bebo leche, inclusive ni me gusta.
_Si no bebes leche…Antonces pol qué le dices al lechelo detlás de la puelta…
Más … Más… Más…Más…..

LOS VIEJITOS
Se encuentran dos viejitos y uno le dice al otro:
_¡Oye Anastacio!, Estoy muy enojado porque no puedo dormir, no se me quita este maldito insomnio.
El otro viejito le dice:
_¡uy! Coroliano, ¿sabes que hago yo para poder dormir?.
_¡No!, la verdad no sé cual sea tu método.
_¡Pues me masturbo!
Coroliano asombrado le dice.
_¿Qué? ¿Es que todavía puedes?
_¡No!, pero como me canso me da sueño y me duermo.

INGENUIDAD PASTUSA
Llega el pastusito a la casa todo apurado y le dice a la esposa.
__Mi amor, quítese la ropa lo más rapidito que pueda.
La mujer pensando que el marido llegó bien caliente se desviste en un santiamen.
__Párese aquí frente a mi, le ordena el marido.
La mujer obedece y el hombre comienza contar….
__Dos ojitos, una naricita, una boquita, dos orejitas, dos manitos, dos senitos, un ombliguito, una vulvita, un anito y dos piernitas.
La mujer toda preocupada le dice:
__Qué te pasa viejo ? -¡Estás loco o qué!
__Hay mija, es que tenía un susto que te faltara algo.
__Y eso por qué…?
_Es que me dijeron en la calle que pusiera mucho cuidado, porque a usted se la estaba comiendo un vecino.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 1 =