Diálogo Deportivo Semanario No. 1696

 

El ser humano tiene la característica de caer en depresión y hundirse con el consumo de bebidas alcohólicas y drogas u otra clase de sustancias prohibidas.
Se aleja de la realidad y en el mundo deportivo no es la excepción.
Ahora es el caso del todavía reconocido golfista de Estados Unidos llamado Tiger Woods.
Woods fue detenido hace poco en una carretera de Estados Unidos conduciendo en estado de ebriedad y fue sometido al alcoholímetro y salió positivo y asiste a la corte donde ya se le impuso una fuerte multa y trabajo comunitario por su conducta inadecuada, que puso en peligro su vida y la de terceros.
En su suspendida carrera deportiva, también está hundido en el lugar mil 5 del ranking mundial, lo que es lamentable ya que él, era la máxima figura, pero sus nuevos hábitos lo conducen al declive en todos los aspectos.
Su fortuna también va a la baja ya que tiene que pagar a un despacho de abogados y pensión a su exesposa e hijos.
Todo parece indicar que problemas sentimentales lo llevaron a esta deplorable situación.
En los lujosos y verdes campos de golf se le extraña y se le sigue admirando.
Necesita de urgencia someterse a un tratamiento contra el alcoholismo.
De otra forma, Woods, tiene tres caminos: La cárcel, el manicomio o el panteón.
Creemos que todavía tiene algo de cordura y saldrá de sus problemas. Sus hijos, sus hermanos, padre, madre, amigos y el golf mundial se lo agradecerán. Sus seguidores desean se recupere y vuelva a los prados y dispare la bolita por los aires.
OSUNA INMENSO Y URÍAS SE RECUPERA DE OPERACIÓN.
Hay quienes aún no están enterados que Julio César Urías de La Higuerita, municipio de Culiacán, está recién operado de su potente brazo de lanzar.
Y es que lo subieron mucho a la loma de los disparos, tanto en triple AAA como en la Gran Carpa, con su amado equipo Dodgers de Los Ángeles.
Urías tiene un lanzamiento único que he bautizado como “lanzamiento de la cobra” ya que la trayectoria de la pelota hace ondulaciones como esa serpiente muy apreciada en la India.
Esos movimientos al lanzar hicieron que se lastimara y ahora a descansar y quizás en unos 20 días retornará al roster del equipo de Los Ángeles.
El otro sinaloense de Juan José Ríos de Los Azulejos de Toronto, Roberto Osuna está en su mejor temporada y ya tiene 23 rescates.
Esos salvamentos luego de una etapa de ansiedad, que lo atrapó por dos meses.
Pese a que no le afectó en su mejor forma de lanzar, él salía de la loma de los disparos, agotado y nervioso.
La directiva lo mandó con especialistas y listo.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − Diez =