Humorismo Semanario No. 1694

EL PADRE NOVATO:
El nuevo padre del pueblo se encontraba tan nervioso en su primer sermón, que casi no pudo articular las palabras, Así que acudió con el Arzobispo para pedirle un consejo.
El Arzobispo le dijo: ‘Tómate una pequeña copa de tequila antes de iniciar la misa para que te sientas mas relajado hijo’
Al domingo siguiente antes de salir a oficiar la misa el padre siguió el consejo del Arzobispo, solo que como aún se sentía muy nervioso decidió aumentar un poco la dosis.
Al iniciar su sermón, efectivamente se sintió muy bien y dió un sermón tan emotivo que mantuvo a sus feligreses al borde de sus bancas y atentos en todo momento.
Cuando finalizó la misa encontró en la sacristía una nota del Arzobispo que decía lo siguiente:
Estimado Padre:
Le anexo algunas observaciones acerca del sermón de hoy y unas recomendaciones para el próximo:
-Si aún se siente nervioso la próxima semana, solo tome una pequeña copa de tequila, no toda la botella.
-No es necesario que escarche con sal y limón el borde del cáliz.
-La caseta que se encuentra al lado del altar es el confesionario. No baño publico.
-La canasta que se pasa entre los feligreses es para las limosnas, no es ‘la coperacha para el otro pomo’
-Existen 10 mandamientos, no 15.
-Los apóstoles eran 12, no ‘un chingo’ y ninguno era maricón.
-Caín asesinó a Abel, no ‘le rompió su madre’.
-No nos referimos a Jesús y sus discípulos como ‘Chuy y sus compas’.
-Judas fue un traidor no ‘un hijo de la chingada’.
-El agua bendita es para bendecir no ‘para curarse la cruda’.
-Por favor, evite volver a predicar su sermón sentado en la escalera del altar y con la copa en la mano.
-El cirio no es para prender cigarros, y de preferencia no vuelva a fumar.
-Dios expulsó a Adán y Eva del paraíso por pecadores, no ‘los mandó a la chingada por culeros’.
-Las ostias son para darlas durante la comunión y no deben ser usadas como botana.
-Los pecadores se van al infierno y no ‘a chingar a su madre.
-El coro de la iglesia no sabe tocar cumbias.
-Su iniciativa de llamar al público a bailar fue buena, pero por favor no vuelva a hacer el trenecito por toda la iglesia.
-Por último, aquella ‘pinche vieja gorda de vestido morado que estaba sentada allá atrás’ era yo.
Atte. El Arzobispo.

Benditas mujeres…!!!
Estaba una señora con su hijo, preocupada porque su esposo no llegaba de trabajar y ella le dice al niño:
-Marcale a tu papá a su celular por favor.
-Si mamá.
-¿Te contestó?
-No, sólo suena y suena.
Y después de 15 intentos, la señora ya preocupada le dice:
-¿Y bien hijo?
-En las 2 últimas llamadas me contestó una mujer.
En lo que se encabronó la señora, su marido cansado y hambriento llegó a su casa y le grita:
-¡¡Maldito perro infeliz!!, con que andabas con otra, cabrón !!! Hijo de la chingada..
Y después de sacarlo a chanclazos de la casa le dice a su hijo enfrente de todos los vecinos:
-Anda hijo, dile a tu papá lo que te de dijo la pinche vieja ésa !!!
-“El saldo de su amigo se ha agotado…” !!!

Era un matrimonio que tenía problemas de dinero y la crisis obligó a la mujer a prostituirse. La esposa muy confundida le dice:
Camilo, ¡Pero yo no sé nada de eso!
Y él le dice:
Cuando tengas alguna duda sólo me preguntas, estaré detrás del poste. Así quedaron Llegó la primera noche y la mujer se vistió bien apretadita y escotadita, ella esperando en la esquina y el marido detrás del poste.
Llegó el primer cliente en un coche impresionante, se detiene donde está la mujer y ella se le acerca.
– ¿Cuánto?, le dice el cliente.
– Pues no sé, espéreme aquí. Y corre hasta el poste.
– Oye Camilo, ¿qué cuánto?
El marido dice:
A ver, pues, dile que… a ver, si trae buen carro…dile que 500 pesos.
La señora regresa y le responde:
– Que 500 pesos.
Y él le dice: – No tengo 500 pesos, solo traigo 100 pesos.
Otra vez le dice la mujer:
Espéreme… y corre hasta donde está el marido.
– Camilo, que sólo trae 100 pesos.
Y le contesta el marido:
– No, no, dile que entonces sólo sexo oral.
La mujer corre otra vez con el cliente y le dice:
-Oiga, que sólo sexo oral.
Responde él: Esta bien, súbase.
Y el tipo comienza a bajarse la bragueta del pantalón….y saca aquello, y la mujer se queda sorprendida y exclama:
-¡¡¡WWOOOOOOOWWWWW!!!
– Espéreme aquí, ahora vengo. Se baja del carro y corre hacia su marido y le dice:
– No seas malo Camilo, ¡¡¡PRESTALE 400 PESOS!!!

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − Doce =