Los Puntos Sobre las ÍES… Edición No. 1692

Otro partido político…?

Los políticos honrados se quitan de en medio cuando cae sobre ellos la sospecha. Antonio Gala

Como si 10 partidos políticos fueran pocos, en las elecciones del 2018 en Sinaloa tendremos 11 al sumarse uno familiar mas que acaba de autorizar el Instituto Electoral del Estado de Sinala (IEES): el Partido Independiente, PAIS por las siglas que registró.
Viene a ser este un partido creado a modo para que, al igual que algunos de los nacionales sea patrimonio de una familia mantenida por los incautos que les crean y dan votos que les permitan acceder a algunas posiciones plurinominales y, lo mas importante, recursos públicos denominados prerrogativas.
Estamos hablando del partido promovido por el dirigente de campesinos y precaristas Serapio Vargas que se erige como Presidente para un periodo de seis años y, por si duda cabe de que se trata de otro partido patrimonial coloca a su esposa Blanca Alicia Valverde como Secretaria de Finanzas bajo el argumento de que, como él, fue “electa en asamblea” y que es una excelente ingeniero industrial y “experta en finanzas”. Y también va por seis años en el puesto.
Aunque se trata de un partido local su primera participación electoral será el año próximo cuando se celebren elecciones, a nivel federal para elegir Presidente de la República y Congreso de la Unión y, simultáneamente por primera vez, a nivel local se eligan Ayuntamientos y Diputados al Congreso local.
Es decir, el PAIS únicamente participará en la elección local, solo, sin alianzas con otros partidos y su permanencia quedará sujeta a que alcance el porcentaje mínimo de votos para subsistir.
Este partido local se suma a los nacionales que en la práctica son propiedad de una familia o de un grupo de vivales que ha encontrado en las facilidades que otorgan las legislaciones electorales el modus vivendi que les permite acceder a posiciones de representación proporcional y, sobre todo, a las famosas prerrogativas millonarias que provienen de nuestros impuestos.
Veamos si no.
El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) fue fundado por Jorge González Torres, hermano del empresario Víctor González Torres, fundador y propietario la farmacéutica Similares del “Dr. Simi”.
Jorge González Torres, antiguo miembro del PRI, le pasó la presidencia del partido a su hijo, Jorge Emilio González Martínez (a) “El Niño Verde” quien duró en la gerencia poco mas de diez años, periodo en el que fue Senador de la República y diputado federal (ambas plurinominales) desde donde protagonizó varios escándalos por la venta de candidaturas estatales en algunas regiones del país. Antes había sido representante en la asamblea legislativa del DF y también Diputado federal.
El Partido del Trabajo ha subsistido a duras penas en los últimos procesos y había perdido el registro nacional pero la anulación del proceso del primer distrito de Aguascalientes le permitió rescatar su registro.
Escaso de simpatizantes en varias regiones de México, incluido Sinaloa, este partido a enviado “comisionados” totalmente ajenos al Estado quienes aprovechan los pocos votos para acomodarse en curules. Baste citar al al dirigente Leobardo Alcántara Martínez que fuera diputado en la anterior legislatura local.
Este partido y sus dirigentes han concesionado las siglas en el Municipio de Ahome al empresario cervecero Mario Hilario Flores quien gracias a esa concesión ha sido regidor y luego ha colocado en regidurías a sus hijos.
¡La familia es primero! debe de ser su slogan.
Pero, en las elecciones del año pasado, este partido, al igual que Movimiento Ciudadano y Encuentro Social perdió su registro por no alcanzar el mínimo de votos para sostenerlo, ni tampoco para obtener alguna posición plurinominal. Sin embargo, mantiene su registro nacional y participarán el año próximo pero solo en las elecciones federales, no en las locales.
Bien, esos partidos fueron creados para convertirse en semilleros de corrupción y apoyadores de otros que los requieren para sumar votos y les pagan con alguna posición.
Pero, sobre todo, van por las llamadas prerrogativas que no son nada despreciables.
Mire usted, amable lector: para el ejercicio fiscal de este año el IEES tiene un presupuesto de 203 millones de pesos 507 mil 390 pesos, entre gasto operativo y prerrogativas a partidos políticos. De esa cifra 94 millones 328 mil 421 pesos serían distribuidos entre los siete partidos con registro estatal, pero al nacer el PAIS les serán descontados proporcionalmente lo que le darán al nuevo partido que andará por los 900 mil pesos de julio a Diciembre y que se incrementará en casi el 60% el año próximo por ser electoral.
Ahora bien, ¿como logró el PAIS su registro?
Entre los requisitos solicitados por el IEES estaba la presentación de un listado mínimo de afiliados, lo cual cumplió holgadamente al presentar mas de diez mil firmas de supuestos afiliados para lo que no batalló, pues habiendo sido apoyo de la candidatura independiente de Francisco Frías Castro, tenía a la mano el listado.
Y no digan que no es bueno para la simulación este personaje!
Sin embargo, el registro no es definitivo pues le falta por presentar y corregir algunos de los requisitos para lo cual el IEES le dió un plazo hasta el 31 de julio. Pero ya le aplicó una multa de 33 mil pesos por errores técnicos en el manejo de sus finanzas y eso que según él su esposa es experta financiera. Nace mal, pues.
Si no lo hace se le cancela el registro y se le esfuman sus aspiraciones de ganar dinero fácil a costillas de los contribuyentes. Lo hará, como sea, pero lo hará porque es hábil para la simulación.
El asunto es que, gracias a la legislación electoral vigente surge este nuevo partido y pueden seguir surgiendo mas con vivales que buscan no el limpio ejercicio de la democracia sino aprovecharse para hacer negocio con esas instituciones.
Es necesario que se hagan reformas a la legislación vigente para aumentar el mínimo del porcentaje de firmas y su autenticidad para el registro de nuevos partidos, así como el mínimo del porcentaje para mantener su registro y para tener acceso a las posiciones plurinominales.
La verdadera democracia no está en mas partidos, sino en el respeto al voto, en motivar con buenos candidatos y propuestas reales a la ciudadanía para que ejerza su derecho a votar.
Pero, por favor no mas partidos negocios de vivales.
Al contrario!

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 1 =