Humorismo Semanario No. 1692

El changuito. El changuito. Una jovencita se dio cuenta de que le habían crecido vellos en el pubis.Sintiéndose preocupada le preguntó a su mamá acerca de ello y ésta, con toda calma le dijo:- “Esa parte del cuerpo se llama changuito, y puedes estar orgullosa de que a tu changuito le hayan crecido vellos.”La niña estaba feliz. Durante la cena le dijo a su hermana: -“A mi changuito le crecieron vellitos..” Su hermana con cierta sonrisita le dijo:- “Eso no es nada… El mío ya come platanitos!!! La mamá se desmayó.

LA BRAGUETAUn hombre ya maduro contrató una secretaria. Era una mujer joven, ingeniosa, gentil y, sobre todo, muy hermosa. Un día, mientras tomaba dictado, notó que su jefe tenía la bragueta abierta. Terminó el dictado y se dispuso a salir de la oficina cuando, antes de cerrar la puerta, dijo: ‘Por cierto, señor, la puerta de su cuartel está abierta.’ El hombre no entendió el comentario; no obstante, al poco rato se dio cuenta de que el cierre de sus pantalones estaba abajo. Al hombre le hizo gracia la manera en la que su secretaria se había referido al pequeño incidente y decidió aprovechar la oportunidad para coquetear un poco, por lo que la llamó a su oficina: ‘Dígame, señorita, cuando vio que la puerta de mi cuartel estaba abierta, por casualidad no vio también a un soldado en posición de firme? Oh, no, señor! Lo único que vi fue un veterano de guerra sin fuerzas echado entre dos viejas mochilas de campaña

La esposa de un Ranchero de Muzquiz, Coahuila. le dice al marido:  -Fíate Gualberto que tengo un mes de atraso puesssnn .  Creo que vamos a tener un huerquío.El dotorrr me dijo que mañana le entregan los anális, y ¡Entoncssss! ¡Lo sabremos con toda seguridá!.   En eso suena el teléfono, es una llamada de la oficina de cobros de la Comisión Federal de Electricidad. La señora contesta, y le dicen:   -Somos de la C.F.E. y queremos comunicarle que en nuestros archivos aparece que usted tiene un mes de atraso.La señora se sorprende y pregunta:  -¡¡¡Ah CANIJO!!!  Pero, ¿Cómo pueden saberlo, puesss?-Nuestras computadoras llevan el registro de todos los retrasos.La señora, turbada, le pasa el teléfono al marido y le dice:   -Oye Gualberto, son los de una oficina que se llama se fe he y no se como chingados saben que tengo un mes de atraso.El marido, extrañado, toma el teléfono y les pregunta:   -¿Es verdad que saben lo del mes de atraso, pelaos? -En efecto, le responden, -y le estamos avisando que deben de realizar inmediatamente el pago correspondiente al atraso.-¡¡¡A chinga!!!  ¿Un pago?  ¿De veras? ….  ¿Y qué pasa si no quiero pagar puesss?-Pues entonces personal nuestro tendría que ir para allá y se la  tendríamos que cortar.-¡¡¡Ah cabrón!!!   ¿Tanto así la chingadera? y en ese caso, ¿Qué podría hacer mi vieja, oiga?-Pues realmente no sé.  ¡Probablemente tendría que utilizar una  vela! -¡¡¡uta madre!!!  No, ¡¡¡Pos’ ai vo’a pagar!!!

Una campesina llega al ginecólogo :Dr. vengo a que me revise la gavilana.. ¿Señora, por qué le dice así a su parte íntima ?Ah pos Dr por la cantidad de pájaros que se ha comido.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − tres =