Breves del Évora Semanario No. 1691

Mal repartido el “Quesito” del PRI en Mocorito

Luego de medio año, el PRI finalmente repartió el poquito queso que le tocó al municipio de Mocorito, no hubo sorpresas y los mismos políticos de siempre quedaron con “hueso”. Por algo las cosas “están como están” en dicho partido, al parecer nos les cae el 20, uno de los grandes factores que influyeron en la derrota histórica que acaban de sufrir hace apenas un año, fue el hartazgo de la población de ver a los mismos personajes de toda la vida, la gente estaba hasta la madr… de mantener a los políticos y familias que siempre se salían con la suya al terminar cada elección.

A pesar de que el partido tricolor perdió el municipio , aún les quedaron algunos huesos disponibles, ya que el ahora gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel le pegó una buena pela a su contrincante Melesio Cuén Ojeda, a quien le ganó con bastantes votos, arrasándolo en la pelea por la gubernatura, pues gracias a eso algunos priistas salvaron su chamba o quedaron acomodados en algunos puestos estatales ubicados en Mocorito, en las dependencias de la Unidad Administrativa, ICATSIN y otras dependencias más que están de “parapeto” y ni siquiera pintan como por ejemplo la oficina de URGE y otras desbalagadas que andan por ahí. También uno que otro priísta mocoritense fue rescatado por dependencias estatales y se los llevaron a la capital u otro municipio, pero no todos corrieron con la misma suerte y palanca, ya que antes, la mayoría de ellos quedaba en el ayuntamiento, pero pues ahora se los arrebató “Memo” Galindo y dejó abanicando, llorando y sin empleo a una bola de priístas.

En el PRI existen muchos factores y motivos para agarrar un “hueso”… es más, dicen que en todo el argot político y partidos es la misma “chingadera”. No siempre agarran el mejor puesto los más trabajadores y capaces, sino que es bien sabido que en la política la mayoría agarra algo, en primer lugar por palancas como lo son los recomendados que nunca faltan por ser pariente de algún político pesado, la querida de fulanito, el ahijado guapo o la más “buenota y guapa” que anduvo en la campaña.

En segundo lugar están los lambiscones y arrastrados, como son los amigos del político a quien todo le alaban, o también los que nunca hablan y obedecen todo. Y en tercer lugar están los que sí trabajaron, se partieron el lomo, sudaron la gota gorda y hasta se pegaron sus buenas deshidratadas.

La verdad en Mocorito no sabemos qué criterio tomaron en cuenta los del PRI para repartir el queso. Lo que sí sabemos es que hay mucha inconformidad y quejas por todos lados, aunque siempre va ser así, ya que no pueden quedar todos los que participaron en campaña, pero en esos casos de perdida se busca justicia política. A continuación daremos la lista de los poquitos priistas que agarraron hueso y ustedes juzgaran si lo merecen o no.

-Hernán Cuevas Rivas, titular de la Comisión para la Atención de las Comunidades Indígenas de Sinaloa (COPACIS).
-Alfonso Guerra, mejor conocido como “Poncho Guerra”, Delegado de Registro Público de la Propiedad.
-Juan S. Avilés Ochoa, subdelegado de Desarrollo Urbano y Vivienda federal (Sedatu).
-Emilia “Mily” Cervantes, Delegada de Vialidad y Transportes.
-Homobono “Wito” Barrancas, Recaudador de Rentas.
-Claudia Salazar Méndez, Titular de URGE en Mocorito.
-Irasema Sosa Valencia (hermana de “Toño” Sosa), Oficial de Registro Civil.
-Profesora, Trinita López Lara, Directora de la U de O, campus Guamúchil.
-Marcio Estrada, Titular del PRI en Mocorito.
-Jorge Soria Lugo, Director del Centro de Desarrollo Cultural Casa Peiro.
-Misael Bojórquez, Enlace de Gobernación (Qué “chinga” le pegaron al darle ese puesto de bajo perfil).
-Los cuatro regidores del PRI, “Toño Capuccinos” Carito Sosa, “Chesío” López y Geronima Julieta Belmontes, a ellos no los contemplamos, ya que todos sabemos que fueron elegidos pensando en que nunca perdería el PRI la elección y por lo tanto nunca llegarían a ser regidores.

Como ya decíamos no hay novedades, son las mismas familias que han estado desde siempre, y por lo que vemos piensan estar de una u otra forma toda la vida en el poder. La verdad, es comprensible la decepción de algunos miembros del PRI por semejante repartición de “huesos”, no se ve la presencia de ningún joven, y vaya que la pasada campaña, la juventud estuvo apoyando al PRI (Marito Gutierrez y su equipo por ejemplo), casi por nada todos salen corriendo de dicho partido en Mocorito, es bien sabido que los políticos viejos siempre verán como enemigos a los políticos jóvenes, normalmente en otros partidos le dan chance a uno que otro joven ( de perdida al plebe más tontito para taparle el ojo al macho), pero la verdad que los del partido tricolor en Mocorito con esas acciones demuestran además de egoísmo y ambición, muestran pavor a ser sustituidos por las nuevas generaciones, muestran que no están en el PRI para ayudar sino para sobrevivir y llevar una vida económicamente buena.

Vale la pena analizar y recordar que fue lo que hicieron en campaña todos los funcionarios que están en la lista. ¿A cuántos de ellos vieron trabajar? ¿Representan a algún grupo político fuerte? ¿Son recomendados de algún pesado? ¿Creen que consigan muchos votos? ¿Merecen el hueso?….Ahí le dejamos la reflexión tanto para el partido como para los militantes.

Gracias por compartir nuestras columnas en Facebook, WhatsApp y Twitter.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + nueve =