Breves del Évora Semanario No. 1685

En sus primeros cuatro meses ha hecho un gran trabajo.

Mocorito y “Memo” avanzan…Los del PRI se engañan solos.

En Mocorito se empieza a ver la luz al final del túnel. No es novedad que a Guillermo “Memo” Galindo le tocó bailar con la más fea, y es que, dicho municipio había sido saqueado durante décadas, donde sus gobernantes unos tras otros entraban pobres y salían ricos, con mansiones y carros del año.

Finanzas en recuperación.
Todo un reto que para muchos es imposible. Sacar a Mocorito del hoyo en que se encuentra, no es cosa fácil y menos para “Memito” Galindo quien tendrá menos de dos años para hacer una hazaña y componer un municipio que el PRI durante casi 90 años lo dejó en la ruina.
No hace falta ser un experto analista en política o un pseudo intelectual (de esos que abundan en Mocorito) para saber que la corrupción era la enfermedad que tenía en coma mortal al municipio, ya que desde el “Porfiriato” no se ha visto progreso.
Y ya verán que sí… porque en apenas 4 meses del nuevo gobierno, los resultados ya se están dando de manera muy positiva, aunque parezca increíble, en las arcas del ayuntamiento ya hay cuentas sanas, resulta que la primera Cuenta Pública del primer trimestre dio un saldo a favor del municipio por la cantidad de 16 millones aproximadamente. ¡Ahí nomás eh! Antes esas cosas no se miraban, sino al contrario las cajas siempre estaban sin ningún quinto y la finanzas quebradas y más cuando los nuevos gobiernos iban entrando, quienes en lugar de preocuparse por arreglar las finanzas, mejor optaban por endeudarse más. Opción o “burrada” que el regidor priista, “Toño Capuccino” y sus compañeros querían seguir implementando, pero como afortunadamente el PRI ya no manda, pues el alcalde “Memo” Galindo  mejor decidió vender lujos innecesarios, como la Suburban presidencial para pagar deudas (deudas de “Pepito”, por cierto) decisión avalada por Valerio Cervantes  y demás regidores del PAS, así como Florina Castañeda del PAN.
¡Y por si fuera poco!  Aunque la Cuenta Pública tuvo números sanos, no creerán que los regidores del PRI votaron en contra de eso, ¡así es!… no quisieron aprobar una Cuenta Publica positiva. No sé sí los tricolores ya se acostumbraron a votar en favor de puras irregularidades como lo hacían en el pasado o de plano ahora votarán en contra de todo lo que haga “Memo” Galindo nomás por puro ardor político. Además las cosas no les cuadraron, porque resulta que el “Profe Chesío”, regidor priísta, secretario de la Comisión de Hacienda, ya había firmado y autorizado la Cuenta Pública, pero al parecer al día siguiente, como siempre su jefe los usó de marionetas para que hicieran el ridículo en cabildo y votaron en contra, dando argumentos muy infantiles como los de Gerónima Julieta Belmontes, quien nomas habla por hablar y no sabe ni lo que dice.

Se recuperan las finanzas de Mocorito

Memo y Quirino.

Otra hazaña que ya es un hecho, es la carretera Guamúchil-Mocorito, la cual hay que reconocerle al gobernador del estado Quirino Ordaz Coppel y al presidente municipal, Guillermo Galindo Castro quien no quitó el dedo del renglón y estuvo insistiendo, además de ir y venir una y otra vez hasta la Ciudad de México y a Culiacán para que finalmente el recurso bajara y se aplicará a la brevedad posible, ya que las condiciones en que se encontraba la rúa, estaban provocando accidentes fatales desde hace varios años atrás.
Mientras que los enemigos de Galindo, en el afán de autocompadecerse  asímismos, decían que la carretera la había gestionado “Pepito”, otros que Gloria Himelda y otros más “osados” decían que hasta la Diva, nomás faltó que dijeran que la carretera la consiguió  “El Periquín”. Pues el mismo gobernador Quirino les tapó la boca, al decir en el evento del “banderazo”, donde con micrófono en mano, resaltó que después de tantas promesas ahora sí la carretera es una realidad y agregó que el compromiso no solo era con “Memo” Galindo, sino con los habitantes de la región del Évora y sobre todo con los de Mocorito, a quienes les aclaró, que su presidente desde que entró a gobernar no dejaba de abogar por ese tema.

Otro dato curioso fue que la diputada federal, Gloria Himelda no fue requerida a la inauguración de dicha obra, mientras que la ex candidata, la maestra “Trinita” López asistió  como un ciudadano común y corriente, pero tomó asiento en primera fila, donde estaba como alhuate y desesperada por llamar la atención del gobernador, quien la ignoró y ni siquiera la “peló”, tanto así, que Quirino Ordaz Coppel agradeció la presencia de todo el público sentado en primera fila, nombre por nombre fue mencionándolos a todos… y para que vean de qué lado “masca la iguana”, Quirino en pleno discurso  mandó traer al mismísimo “Güero” Contreras para sentarlo hasta mero enfrente y además dijo que  ahí se quedara  para que lo viera la gente. Cosa que no sucedió con la maestra “Trinita” ya que ni la mencionaron y se la llevó “echando lumbre” y quejándose de la prensa junto con Sandro Navarro porque según ellos, los periodistas estaban obstruyendo la visibilidad, pero a mí se me hace que era la misma desesperación porque Quirino no volteaba a verlos. Quejas de muy mal gusto por cierto, ya que se les olvida que los reporteros están ahí para trabajar y no para disfrutar un acto tipo político como ellos lo hacen, además deberían tener presente que la prensa es quien transmite la noticia a miles de ciudadanos.

Nada más para cerrar el tema de la excelente relación entre Quirino y “Memo” Galindo, basta con mencionar las atenciones y salidas constantes juntos, como la gira de trabajo por Acapulco para recibir la estafeta del Tianguis Turístico, el banderazo a obras públicas en la Ciudad de Los Mochis, cuidad donde no tiene nada que ver un presidente de Mocorito, pero el gobernador quiere traerlo cerca, además los han visto juntos en palcos de estadios, donde se reúnen para ver el futbol y convivir en familia.
Todo esto, al parecer molesta mucho a los priistas mocoritenses, quienes con su pobre mentalidad y poco intelecto no quieren reconocer el gran apoyo que Quirino le esta dando a “Memo” Galindo para que haga un buen papel como presidente, y si por ellos fuera, harían hasta lo imposible porque no se construyera la nueva carretera, se dice que los del PRI hacen “changuitos” y rezan a diario, para que el problema del agua no tenga solución y además aprovechan cualquier ocasión para dañar y difamar a la nueva administración, al grado de dejar abiertas las llaves de agua potable en sus casas para desperdiciar agua lo más que se pueda, dejando grandes charcos afuera de su casas como evidencia. A los enemigos de Galindo ya no les importa hacerse daño a ellos mismos, con tal de causarle problemas a  la actual administración. Lo cierto es que las elecciones ya están por llegar y es inminente la reelección de “Memito”, lo cual justifica el comportamiento desesperado de los opositores al verse perdidos, ya que todo parece indicar que el problema del agua está por resolverse (y con ayuda de Quirino…para echarle sal a la herida) problema que crearon los gobiernos priistas por tantos años de malos manejos en la Junta de Agua, y que “Memo” está a punto de solucionar,  acción que seguramente sepultará a los PRI, quienes verdaderamente sí están desamparados por el gobernador, ya que ha pasado casi medio año desde que tomó el poder Quirino y aún no ha definido a los nuevos funcionarios estatales en Mocorito. ¿Acaso el señor gobernador no tiene apuro e interés? o ¿los estará castigando por la pésima campaña que hicieron?…

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 5 =