Marca Cultural Semanario No. 1682

La lucha libre mexicana es una mezcla de deporte y secuencias teatrales. En México es el deporte  más popular por debajo del futbol. Está caracterizada por estilos de sumisiones rápidas, acrobacias elevadas, así como peligrosos saltos fuera del ring. Muchos de sus luchadores son enmascarados, es decir, utilizan una máscara para ocultar su identidad y crear una imagen que les otorgue una  personalidad especial.

De la lucha libre surgen personajes míticos de la cultura popular como el Santo, Blue Demon o Mil Máscaras. Culiacán cuenta con una joven promesa en la lucha libre, he aquí la entrevista a Mister Iguana, luchador profesional.

Y nos dice: “De niño siempre me gustó la lucha libre. Cuando me di cuenta que se abrió una escuela de lucha en Culiacán me dije: Tengo el hambre, las ganas, además siempre quise innovar un personaje que tenía en la mente, un animal muy mexicano que es la iguana y proyectarlo.

La preparación de un luchador consiste en estar consciente que la gente te va a odiar o te va a querer y físicamente la preparación es muy estricta. Yo estuve un año antes de poder subirme a un ring. Es muy duro. Es saber caer, rodar, recibir golpes, ser muy atlético. Si eres de físico muy grande, tienes que saber volar. Tienes que tener mucha disciplina y conocer y practicar la lucha olímpica, y grecoromana que se ejecuta a ras de lona, aérea, porque hay mucha competencia. Allá afuera es una vida sin vicios, de constante ejercicio.

 Uno agarra callo de tanto que cae. Se moretea. Tus huesos se hacen más fuertes. Las lesiones más comunes son los esguinces, las luxaciones de los huesos, el cuello; cuando uno no entrena el cuello bien se lastima y al día siguiente no te puedes ni levantar. Uno nace para algo y para mí este es mi propósito, porque lo hago bien. En mi vida personal tengo mi trabajo, soy licenciando en Comunicación, tengo mi vida y mis ideas y trato de no unirlas con esto, porque esto es un personaje. Es mejor que alguien se esté muriendo arriba de un ring, que millones por violencia, es mejor que arriba dos se estén peleando y agarrándose a golpes, que en la calle por balaceras, es mejor que estén gritándome groserías, se estén divirtiendo y riéndose, a que estén haciendo otras cosas.

Mister Iguana debutó el 20 de julio, en realidad iba ser la lucha Avalancha contra Machete, pero este último se fue al DF a una junta, entonces le dije que hablara con el promotor y que me dejara subir a mí, y así fue, recuerdo que El Ciclope, otro luchador, me dijo, vamos a una tienda a ver qué te compramos y con un bajo presupuesto de 300 pesos, hice mi traje, me pinté la cara y a la gente le gustó. Descubrí que es un mundo maravilloso ahí arriba, en cuanto te subes eres otra persona, la gente te sentencia si sí o si no. Imagínate cuantas veces me han dicho, que la lucha libre no es real, al principio me enojaba, porque para empezar si la lucha libre fuera falsa todos fuéramos luchadores, quién no quisiera estar arriba y que la gente lo aclamara, pero la lucha libre es mucho sacrificio, es espectáculo, no soy una iguana de verdad, no le puedo ganar a un hombre de 200 kilos con una patada.

Cuando están viendo el show hay una catarsis con el público porque  es la misma magia que el cine y el circo, porque también el cine es ficción, pero estando dentro de la magia tú también eres parte de la farsa, como quien dice. En Sinaloa la lucha libre es vista como espectáculo, no como un deporte, lo cual no es un negocio, porque hay luchas cada seis meses, es mal visto por mucha gente, creen que somos muchachos de mal, por desgracia no nos han dado el espacio, le dan prioridad al boxeo.

Me preocupan las generaciones futuras, que no tengan educación adecuada, que va a ser de nuestra sociedad si las referencias culturales son tan burdas, la codicia, los medios de comunicación, estamos contaminando el planeta, parte de mi “iguana” es porque me gusta el planeta. Yo no tengo religión, si pensamos en nosotros esa es la fuerza más grande que hay, todo está en ti, en lo que haces bien o mal, no en lo moral, porque eso implica el paradigma de la sociedad de lo que está bien o mal” . concluyó Mister Iguana, a quien agradezco su valiosa colaboración para esta entrevista

Gracias por tu tiempo, hasta pronto, si Dios quiere.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 4 =