Diálogo Deportivo Semanario No. 1682

Rubén Amaro Mora

Omar Plascencia, se une a las voces que desean que desaparezcan las Olimpiadas Nacionales, ya que:” no hay continuidad. Solamente se ganan medallas y fomenta el ego entre los atletas de alto rendimiento, sin destacar lo académico que al final de cuentas  le dará las herramientas a los jóvenes para conseguir empleo y, si así lo desea, formar una familia con valores”.

El coordinador del deporte en la Universidad Autónoma de Baja California citó que necesitamos jóvenes a largo plazo que vengan a formar parte de la planta productiva, que tanta falta hace en México.

Omar estuvo presente como delegado de la UABC en la pasada Universiada Regional que organizó la Universidad Autónoma de Sinaloa, con excelentes resultados.

“Son demasiados gastos en las Olimpiadas, y debe implementarse otro sistema de competencias, que genere menos inversión monetaria” estableció.

En el caso de las universidades a los atletas se les da otro trato, pero siempre pensando en que cumplan su ciclo escolar y al final meterlos a bolsas de trabajo, y si desean pasar al deporte profesional ya es por su cuenta.

No es prioridad que se dediquen al deporte. Si sus entrenadores o sus padres les detectan talento y los orientan al deporte donde perciben dinero, como béisbol o boxeo, allá ellos,opinó Plascencia.

Ya en el terreno estudiantil dijo que las Universiadas tienen otro sistema que controla la CONADE y se hacen actividades tendientes a reunir dinero para los viajes y otros gastos.

“Es difícil para un estudiante ser deportista de alto rendimiento, pero se le apoya con sistema de puntos que le abonan  pero tiene que estudiar y se le otorga permiso para no entrenar en caso de que justifique su ausencia”,explicó.

 Lo importa en su formación integral sea hombre o mujer, concluyó.

RUBÉN AMARO Y SU PASO POR TOMATEROS.

Acaba de fallecer el excelente beisbolista de Nuevo Laredo, Tamaulipas, Rubén Amaro hijo de un cubano también practicante del rey de los deportes.

Amaro Mora jugó 16 temporadas en las Grandes Ligas, pero once de ellas para los tremendos Filis de Filadelfia que lo hicieron su ídolo y ganó un guante de oro.

Nosotros lo recordamos con los Tomateros de Culiacán en la temporada 1971-1972 en la final que perdieron ante los Algodoneros de Guasave cuyo manager era el veracruzano Vinicio García.

Fue el único campeonato que ganaron los Algodoneros en la Liga Mexicana del Pacífico, pese al intento de Jaime Castro, por llevarlos a la cima con algunos tres millones de pesos en inversión, que no pudo recuperar en su totalidad, al dejarlo solo los socios y el anterior gobierno estatal que trató de rescatarlo del desastre financiero, ante el abandono de los aficionados al estadio y al equipo por los pobres resultados con algunas dos campañas excelentes.

Rubén Amaro, perecía cubano y tenía un estilo formidable de batear y fildear con un guante que casi nunca fallaba.

García y Amaro, hicieron época con Tomateros al igual que el grandioso Frank Robinson y Dave García, que fue también timonel de los guindas y venía procedente de las Grandes Ligas.

Rubén Amaro cierra su ciclo de vida y en el béisbol, pero deja un gran legado  y a un hijo del mismo nombre que también jugo béisbol.

RICARDO ARREDONDO UN GRAN CAMPEON.

Recordamos que la primera entrevista formal que hice como reportero para el periódico Noroeste, fue con el campeón mundial de peso ligero fue con Ricardo Arredondo que aparte de ser un buen campeón, fue  algo bromista.

Fue muy famoso al sostener un tórrido romance con Cristina Rubiales hija de Paco Malgesto que narraba corridas de toros y muy estimado entre el jet set del Distrito Federal.

El michoacano, fue uno de los primeros campeones de ese estado avalado por el Consejo Mundial del Boxeo, y que se mantuvo por varios años.

Su pegada era fulminante y tenía el estilo de Rubén Olivares, siempre adelante y combinarle en lo técnico. Ricardo Arredondo también ya falleció.

¡Felices vacaciones!. Cuídense, no conduzcan ni drogados ni alcoholizados.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =