Diálogo Deportivo Semanario No. 1680

Un destello que día con día se convierte en un punto luminoso está resultando el intenso entrenamiento, que, en el Centro Ceremonial Otomí, está realizando Julio César Chávez Carrasco rumbo a la que se espera sea una contienda explosiva ante Saúl “Canelo”Alvarez, próximo 6 de mayo, en la arena T- Mobile de Las Vegas, Nevada.
Desde la llegada de don Ignacio Beristáin al equipo o staff de Julito se nota un cambio radical en el interés del púgil, por el ansia de triunfo ante el tapatío.
Aunque las apuestas están 6-4 a favor del Canelo, no se descarta una victoria del sinaloense radicado en Tijuana, Baja California Norte, que le saca 10 centímetros a su rival.
Y otro detalle que marcan los analistas del boxeo, es que, Julio subirá más pesado, luego de que se efectúe el 5 de mayo, por la mañana, lo que le dará cierta ventaja, sí sabe boxear a Saúl.
Aunque por lo regular Julio César cumple en los entrenamientos y sigue todas las indicaciones, observamos que arriba del ring, en plena pelea, rompe protocolos, consejos reglas y prudencia y hace la pelea que él considera lo mejor para él.
Su padre, la leyenda del boxeo JC Chávez González, acompaña cuatro veces a la semana a su hijo en su gira promocional y también en la zona de los entrenamientos en el Centro Ceremonial Otomí.
JC siempre ha sostenido que su hijo va a ganar la pelea y argumenta varios factores, como ya lo dijimos la altura, el alcance mayor peso y juego de cintura.
En el equipo del Canelo también se irradia confianza con base en la mayor pegada y haberse enfrentado a rivales de mayor nivel y duros de ganar.
Los grandes choques últimamente han terminado en decisión dividida y unánime, lo que no puede estar descartado por el respeto que se mantiene arriba del cuadrilátero, ya que recibir golpes contundentes, no es muy agradable y menos perder.
Es decir, se imponen la férrea defensa, aunque los aficionados desean el sorpresivo y contundente ko o el kot.

PAOLA MONCAYO DEL ISDE APOYA LA COPA TELMEX.
En Sinaloa más de 35 mil niños y jóvenes practican el fútbol en forma organizada y hasta cuentan con derecho a servicios médicos gracias a las cuotas que sus padres aportan a la Asociación de Futbol del Estado de Sinaloa, que preside el priista Carlos Lara que ha hecho un excelente trabajo, pese a que al principio fue duramente criticado.
Lara y Paola Moncayo y un enviado de la Federación Mexicana de Fútbol Amateur firmaron un convenio para que equipos sinaloenses compitan en todas las etapas de la Copa Telmex de Fútbol.
Estas son: municipal, estatal y nacional. Sinaloa en ambas ramas, ya ha ganado la citadas copas sin ser una potencia. Lo importante es que la convocatoria es abierta y pueden jugar de primera fuerza y ser observados por scouts de los diversos equipos del futbol profesional y ser convocados a las fuerzas básicas y, con suerte, seleccionados al equipo grande.
Miles y miles de jóvenes participan en la Copa Telmex y han surgido grandes figuras del balompié nacional.

ADÁN AMÉZCUA NO SE AMILANA.
Pese a que tenía la promesa de que ocuparía la dirección del máximo organismo rector del deporte en Sinaloa o sea el ISDE, y no le cumplieron, el beisbolista en descanso, Adán Amézcua, sigue su trabajo como coordinador de los centros de Barrios de Culiacán, entre ellos de la 21 de Marzo y Lombardo Toledano.
Ni siquiera le otorgaron un puesto de nivel estatal y su amigo el también practicante del rey de los deportes, Jesús Valdez Palazuelos, lo acogió en su equipo de colaboradores y en ocasiones dialogan de béisbol.
Las cosas pueden cambiar para el hombre que por más de 19 años fue uno de los receptores titulares de Los Tomateros de Culiacán, en la Liga Mexicana del Pacífico.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + tres =