Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1679

Fiscal y Auditora habemus…!

Estoy a favor de la verdad, la diga quien la diga. Estoy a favor de la justicia, a favor o en contra de quien sea. Malcolm X

No hubo sorpresa alguna. Varios analistas habían advertido los resultados, algunos veíamos en otros prospectos a los mas calificados, pero finalmente los resultados de las decisiones tomadas por la LXII Legislatura local son positivos.

Hubo consensos, cuyo alcance postergó la sesión definitoria hasta el martes pasado, a tal grado que no se requirió de otra sesión extraordinaria como se preveía.

Así, el Doctor en Derecho Juan José Ríos Estavillo es el primer Fiscal General del Estado, cargo con el que desaparece la Procuraduría General de Justicia y con ella sale del gobierno Marco Antonio Higuera Gómez dejando tras de sí un fuerte hedor a corrupción.

Y también la Licenciada en Derecho y Ciencias Sociales Emma Guadalupe Félix Rivera se convierte en la primera mujer que asume titularidad de la Auditoría Superior del Estado, cargo que venía desempeñando interinamente desde la renuncia de Antonio Vega Gaxiola.

Ríos Estavillo no trae bagaje de experiencia en el ejercicio del ramo penal, aunque si tiene bases de conocimiento en el nuevo sistema penal  acusatorio.

Su principal antecedente en el servicio público son los 8 años que estuvo (por reelección) al frente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, esa experiencia habrá de darle un toque mas humano, de respeto a los derechos humanos en la estructura de la fiscalía que incluye Ministerio Público y Policía Ministerial, principales entidades de corrupción en ese ramo.

Pero además, tiene la formación y tendrá los consejos, cuando requiera, de un hombre con vasta experiencia en la materia: su padre, el Lic. Eleuterio Ríos Espinoza, quien fuera Secretario General de Gobierno en la administración de Antonio Toledo Corro.

En sus primeras declaraciones ante los medios de comunicación, después de haber rendido la protesta de Ley, Ríos Estavillo expresó que lo primero por hacer es un diagnóstico de lo que era la PGJE, implementar tres grandes dinámicas para conocer los asuntos pendientes sobre el sistema penal inquisitorio o tradicional (que son muchísimos, afirmamos nosotros), trabajar en torno al nuevo sistema de justicia acusatorio y generar dinámicas de participación con los tres poderes del Estado y demás órganos autónomos constitucionales.

De manera especial se refirió a la participación ciudadana porque, dijo, es conveniente que la legitimación de los procesos de administración de justicia vayan aparejados con la sociedad. Con ello, se comprometió a trabajar de frente a la sociedad.

Es ahí donde vemos en el ahora Fiscal General la capacidad para abrir puertas a la participación ciudadana y el trato humanista en el ejercicio de su labor.

En el camino se quedaron Oscar Fidel González, desde nuestro particular punto de vista, insisto, el de mayor experiencia en el ramo, y Julio César Romanillo Montoya.

Oscar Fidel, inmediatamente después de la decisión del Congreso envió una carta en donde agradece los apoyos que recibiera y expresa sus buenos deseos a Ríos Estavillo.   

Por lo que se refiere a la ahora Auditora Superior del Estado, Emma Guadalupe Félix Rivera, la decisión de los legisladores demuestra que pesaron mas su capacidad y la equidad de género que los anteriores vínculos con la administración malovista que, habíamos advertido, hubiese podido pesar en su contra.

También en este caso veíamos con posibilidades a Víctor Manuel López González tanto por sus apoyos como por su larga experiencia en la administración pública.

Emma Guadalupe Félix, al igual que Ríos Estavillo, fue electa prácticamente por unanimidad ya que 38 de los 39 diputados presentes votaron en su favor y la boleta 39 fue abstención.

Y como para borrar cualquier duda acerca de un posible proteccionismo hacia la corrupción de la administración pasada, la nueva Auditora, en sus primeras declaraciones aseguró que aplicará la ley a quien la viole, “sea quien sea”, y que se atenderá la demanda social que pide un modelo de calidad en el trabajo que permita dar resultados que la ciudadanía pueda entender.

Aunque para borrar cualquier vestigio de duda, debió haber añadido también “a quien o quienes violaron la Ley”, que son los que dejaron temblando al Estado.

Emma Guadalupe es licenciada en Derecho y Ciencias Sociales, por la Universidad de Occidente, y entre algunos de los cargos públicos que ha desempeñado se encuentran el de magistrada de las salas regionales de Culiacán y Mazatlán, respectivamente, del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de 2000 a 2004, Directora de Estudios Legales de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas del Gobierno estatal, y desde finales del mes de diciembre se desempeñaba como encargada del despacho de la Auditoría Superior del Estado.

Ahora bien, los dos procesos han concluido y por más que el Gobernador Quirino Ordaz Coppel afirme que no metió las manos no se puede borrar la percepción en contrario.

Y aunque los coordinadores de las fracciones que apoyaron las propuestas ganadoras aseguren que hubo “coincidencias positivas”, hay que señalar y reconocer la operación de la Presidente de la JuCoPo, Dip. Irma Tirado para alcanzar los consensos que permitieran lograr los resultados prácticamente unánimes.

Lo mismo la participación en esa tarea de consensuar del Presidente de la Mesa Directiva, Dip. Roberto Ramsés Cruz Castro.

Auditora Superior y Fiscal General habemus pues.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 2 =