Breves del Évora Semanario No. 1676

-“PEPITO” CON LA SOGA AL CUELLO POR DAÑO PATRIMONIAL.
– CABILDO NI A CARNAVAL LLEGA.
– EL PRI SE HUNDE EN MOCORITO.

Se quisieron poner el guarache antes de espinarse, pero no pudieron. El ex presidente municipal, “Pepito” Quiñonez y sus funcionarios, ante los recientes acontecimientos ocurridos se evidenciaron de estar muy al pendiente de lo que ocurre con el asunto de la auditoria y filtraron información falsa, que publicaron algunos medios de comunicación para que los mismos ex funcionarios y sus simpatizantes compartieran en redes sociales, dejándose ver como las víctimas y blancas palomitas, culpando al actual presidente Guillermo “Memo” Galindo de levantarles falsos.

La mentira no les duró mucho, y es que la ”bronca” ya es oficial. La Auditoria Superior del Estado (ASE) llegó a Mocorito con documentos en mano para oficializar el señalamiento por daño patrimonial de la administración priista pasada del ex presidente José Eleno “Pepito” Quiñonez. Personal de la auditoria hizo entrega de diez oficios en los que contenían el señalamiento de anomalías, todas ellas referentes solamente al área de obras públicas por un monto aproximado a casi el millón de pesos, y ahora los funcionarios de la administración pasada tienen 30 días para subsanar el daño relacionado y cumplir con las sanciones legales correspondientes.

Todo parece indicar que el primero en rendir cuentas será el ex Director de Obras Públicas, el arquitecto Mario León, curiosamente esposo de la actual regidora del PRI, Carolina Sosa, a su vez sobrina de un importante empresario constructor. Y digo curiosamente porque, el cuarteto de regidores priistas (ahora oposición de gobierno) han venido luchando y criticando fuertemente a la administración de Guillermo “Memo” Galindo por no darles algunas comisiones que tienen que ver precisamente con el área de Obras Públicas.

También cabe señalar que los regidores del PRI han sobresalido en las sesiones de cabildo por sus constantes “ridishows” en los que han querido convertir las viejas costumbres de administraciones priistas en leyes, según Geronima Julieta Belmontes las costumbres se hacen leyes y así de simple se justificó(no es chiste). Con esas participaciones han hecho de cabildo un verdadero carnaval, un carnaval del que después, el regidor líder “Toño Capuccinos” se quejó y se molestó tanto que llevó a una sesión de cabildo un tema tipo pleito de mercado o lavadero de las redes sociales. ¡Así es! El regidor pidió en plena sesión de cabildo al alcalde que le prohibiera a un servidor público de su administración que deje de estar haciendo comentarios en Facebook en contra de los regidores.

En este espacio de opinión ya habíamos mencionado que en las redes sociales se está llevando a cabo una guerra de opiniones y que por mucho la estaban perdiendo los regidores y las plumas amigas del PRI. Aquí la gravedad del asunto, no es que un insignificante mitote o pleito verdulero se haya llevado para ser tratado en cabildo, sino la censura que están pidiendo los regidores priistas, a quienes habría que recordarles que la libertad de expresión es válida en México y además es un derecho humano que dice más o menos esto: “Todos tienen el derecho a la libertad de opinión y de expresión; éste incluye el derecho a mantener una opinión sin interferencias y a buscar, recibir y difundir información e ideas a través de cualquier medio de difusión sin limitación de fronteras, tal como lo establece la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

Claro que ya dependerá de las personas si la opinión es ética o no lo es, pero de entrada me parece hasta vergonzoso que regidores soliciten censura porque no les agrada una opinión. Que sería de ellos si tuvieran una cuña como el ex regidor Romeo

Gelinec Galindo de Guamúchil, quien no solo opinada de manera agresiva y hasta grosera en redes sociales, sino que en plenas sesiones de cabildo criticó y reprobó con palabras altisonantes contra sus rivales regidores. Ahí sí que los regidores priistas comparados con los de guamúchil ni aguantan nada. Ya abordado el tema de la libertad de expresión, recordemos que las sesiones de cabildo son públicas y el contenido de las actas de cabildo también, así que no solo la prensa tiene acceso a ellas, sino que cualquier persona puede solicitar una copia de lo que pasó, se dijo y se hizo durante la sesión. Esto a manera de consejo y que no quiebren la cabeza para que sepan que cualquiera puede saber que pasa en las sesiones. Y además puedan verificar las votaciones de los temas, ya que hay periodistas que les da por inventar resultados y hacerlos públicos cuando en realidad las actas de cabildo dicen lo contrario y dejan a la sociedad confundida, pero todo se toma dependiendo de donde venga y los mocoritenses saben perfectamente que medios son de fiar y cuales son meramente “chayoteros”.

Otro tema a resaltar es la información sobre la situación de “Chico” López ex síndico procurador que todavía pretende pensionarse anticipadamente y vivir con dinero del gobierno el resto de sus días. Pues resulta que “Memo” Galindo ya declaró que le dieron “pa’ atrás” debido a que no reunía muchos requisitos que se necesitan para ello. Esto ya se miraba venir, pero muchos estaban o están empeñados en que un ayuntamiento tiene más facultades que nuestra carta magna. Ante esto, varios políticos deberían de tomar cursos antes de tomar un puesto municipal y es que muchos desconocen la verdadera función de un ayuntamiento y lo ven como un mini congreso en donde pueden hacer o deshacer cosas pasándose por el arco del triunfo la constitución mexicana. Eso va para todos y todas, de todos los partidos y colores. Pero el que está más inconforme que el propio “Chico”López es el líder del PRI en Mocorito, Misael Bojorquez quien desde la trinchera del PRI está luchando por las pensiones y jubilaciones de los trabajadores del ayuntamiento y asegura que sí están dentro de la ley por lo que iniciaran una batalla legal contra el ayuntamiento para que Chico López y sus amigos puedan gozar de una vida tranquila sin trabajar y recibir su “chequecito” del ayuntamiento. Habrase visto semejante ofensa para el pueblo, pero bueno allá él, por lo visto el PRI no tiene interés de recuperar la presidencia municipal, ya que en primer lugar las pensiones afectan directamente al municipio y en segundo está demostrando ver por los interese de sus amigos políticos y no por los intereses del pueblo. El tiempo le volverá a cobrar factura a los del partido tricolor y esta vez será muy pronto, recordemos que será la administración más corta y el año que entra habrá elecciones nuevamente, y no se les mira por donde convencer a la gente, sino todo lo contario. Quieren Suburban para presidentes, jugosas pensiones anticipadas y cuanta cosa de provecho intenta hacer “Memo” Galindo por el municipio, salen los priistas inmediatamente a dar la contra. Tal vez no le apostaran a ganar la confianza de la gente y seguirán en la misma sintonía de derrochar dinero en suvenires, playeras, gorras, tortas y otros regalos más que brotan del PRI durante las campañas políticas, últimamente hay rumores que hasta celulares hay para regalar pero lo malo es que en Palmarito de la Sierra y Bacamopa no hay “lana” ponerles saldo.

Pues ya veremos de a como se ponen los trancazos para la contienda que viene, por lo pronto la cosa se ve muy desfavorable para el PRI, con los escándalos de la administración de “Pepito”, las acciones del líder priista, Misael Bojorquez, la avaricia de “Chico” López, la mala imagen de “Polochito” Camacho y su principal candidata la Dra. Olga Peña, quien no levanta simpatías con todo y su glamour de alta sociedad en un municipio que contrasta con su imagen de clase social acomodada. En esas condiciones hasta un político sin chiste ni experiencia les gana la contienda.

Gracias por compartir nuestras columnas en facebook, twitter y whattsap

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve − 8 =