UNIDOS POR LA PAZ DE SINALOA

No sabemos porque los grupos criminales antagónicos, de la zona centro de Sinaloa, decidieron empezar la guerra por el control del narcotráfico al inicio del gobierno de Quirino Ordaz Coppel; pero lo que sí sabemos es que nos descontrolaron nuestra vida diaria.

Se sabía, porque nada es secreto ni discreto en materia de actividad criminal en las calles y antros de Culiacán y Navolato, que ya traían roces y que se acentuaron con la extradición de Joaquín Archivaldo Guzmán; pero no se vivía una guerra que afectara las actividades del día a día sinaloense.

Hasta que se nos vino el chaparrón de balas; con las ausencias de autoridad a las que ya estamos acostumbrados.

Los enfrentamientos de las bandas tuvieron su clímax la madrugada del martes en la zona oriente de Culiacán, en un agarre de 45 minutos de disparos de balas de grueso calibre y granadas de espantoso sonido de muerte colectiva.

Luego del uso del narcohardware, se nos vinieron los ataques del criminalsoftware con páginas apócrifas que nos hablaban de suspensión de clases, de memes y noticias sobre supuestos enfrentamientos en diferentes puntos citadinos y llamadas telefónicas al emergente 911, que se registran hasta en Estados Unidos.

Las escuelas estuvieron vacías martes y miércoles y a los antros pocos acudieron. Los que vinieron a la Serie del Caribe permanecieron en sus hoteles disfrutando de su oferta musical, en tanto que uno que otro ciudadano no fue a sus labores, precisamente por los mensajes falsos.

El miedo no nos paraliza porque perdimos la capacidad de asombro muchos años atrás, pero si nos hace reaccionar a todos, de tal forma que, espontáneamente, los grupos de la actividad no gubernamental, los partidos políticos sin tutela de gobierno y las organizaciones de derechos humanos empezaron la semana pasada una jornada de unidad y de apoyo al gobierno estatal para, principalmente, atacar la narcopolítica, la corrupción gubernamental y apoyar las medidas que nos devuelvan la paz para las familias.

Tal vez usted no lo note, pero ya hay unidad incipiente, pero unidad al fin.

Todo por la paz en Sinaloa.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + diecinueve =