Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1673

Solo de aquí para allá…?

La paz no es solo la ausencia de guerra; mientras haya pobreza, racismo, discriminación y exclusión, difícilmente podremos alcanzar un mundo de paz. Rigoberta Menchú

Respecto al anunciado muro que el orate presidente norteamericano Donald Trump pretende construir en la frontera, vale la pena traer a colación lo que hace años el sociólogo José Luis Camba Arriola escribió y que acaba de reiterar en una publicación de la semana anterior: que el trabajo de los gringos era cuidar la frontera de su lado y la de los mexicanos, del nuestro.

Y pregunta: ¿No se supone que la gran cantidad de armas que tienen los criminales entran clandestinamente a México?, para añadir ¡Pues bienvenido el muro, para que no entren!.

Señala en su artículo que hasta puede verse como un acto de cooperación contra el matadero en que se ha convertido nuestro país y supone que con el muro construido, sólo por las aduanas van a seguir pasando armamento.

Razonamientos correctos uno, supuestos el último.

Efectivamente, el derecho del gobierno norteamericano es cuidar su frontera y el del nuestro es cuidar la nuestra, lo que ninguno de los dos hace correctamente.

Trump argumenta para “justificar” su fobia a los no sajones (mexicanos, centro y suramericanos, musulmanes, etc) que no quiere mas inmigrantes ilegales porque le quitan el trabajo a los norteamericanos, cuando los mexicanos que se van al otro lado hacen los trabajos pesados, en el campo y en las grandes ciudades, que ni los de color nacidos allá quieren hacer.

Dice que México envía narcotraficantes y violadores, cuando los orígenes de ese cáncer social están precisamente en su país.

Si México y otros países producen y envían drogas a Estados Unidos es por la gran demanda que allá tienen. Ese país es el mas grande consumidor de todo tipo de drogas.

En México ellos iniciaron la siembra cultivo y exportación de drogas y hoy se quejan.

Y de los violadores: ¿acaso allá no hay…?

Los hay, como hay psicópatas que matan nomás por el placer de matar.

Sobre los migrantes no recuerda Trump que sus padres fueron migrantes y que su esposa también lo es.

Ahora bien, quiere un muro para que no entren mas migrantes, ni drogas.

Correcto!

Pero no solo de aquí para allá debe funcionar el “muro Trump”.

También de allá para acá.

Que no pasen mas armas que usan los narcos para asesinar, masacrar a lo largo y ancho del territorio mexicano.

Que no pasen mas costumbres que provocan la degradación de nuestros jóvenes y el olvido de nuestras tradiciones.

La suposición de Luis Camba en el sentido de las armas seguirán pasando de allá para acá solo por las aduanas es eso, solo un supuesto ya que las armas seguirán pasando de allá para acá y la droga por encima o por abajo del muro, en la medida de las necesidades de las bandas no solo mexicanas sino las mismas norteamericanas las requieran para surtir a sus consumidores. Para eso tienen a sus representantes incrustados en los altos niveles gubernamentales de ese país.

Lo que debería de preocuparnos mas, mucho mas que el ya famoso muro, son las agresiones que ya están sufriendo nuestros productores agrícolas y miles de trabajadores de las fábricas de inversión norteamericana.

Los productores de aguacate de Michoacán ya sufren el cierre de la frontera para sus productos y luego vienen los altos aranceles que impondrá Trump a todo producto mexicano que cruce la frontera, el tomate entre otras legumbres.

Los obreros de las fábricas automotrices cuya inversión se ha cancelado, como Ford y Fiat-Chrysler que ya suspendieron nuevos proyectos y la producción de las fábricas que quedan operando serán objeto de altos aranceles si van a ese país para su venta.

Que el señor Trump quiere renegociar el TLC, que lo haga. Mas ha afectado ese tratado a miles de productores y los beneficios los han logrado unos cuantos.

Esa amenaza debe servir para que nuestros productores agrícolas vuelvan los ojos a otros mercados como Europa y el lejano oriente, ya no tan lejanos con los medios de transporte rápido que hoy existen.
El mundo no es Estados Unidos.

Aunque eso crea el señor Trump.

Y eso tiene el situación de alerta a otras economías, como China que ya no es la China de Mao sino una verdadera potencia económica.

Si el señor Trump construye su muro, que lo haga, al final de cuentas quien sufrirá mas las consecuencias no es México sino su propio pueblo que ya está en ebullición por su altanería y sus torpezas.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 5 =