Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1671

Cual gallina de huevos de oro…?

¡Colgadlos bien alto sobre el pueblo! Quien llore por éstos, llora por la corrupción. Arthur Miller

Siguen los asesores del Presidente Peña Nieto metiéndolo en problemas con sus declaraciones, obviamente producto de sus asesorías.

No sale de una cuando ya lo metieron en otra y ahora la nueva desbarrada fue la de la ya famosa “gallina de los huevos de oro”-

“La gallina de los huevos de oro se nos fue secando, se nos fue acabando”, dijo Peña Nieto en el evento convocado para anunciar la estrategia de “Prestaciones Sociales para el Blindaje de la Economía Familiar”

Lo dijo para hacer referencia a que Cantarell, en la sonda de Campeche, producía 2.2 millones de barriles diarios y hoy sólo produce 200 mil barriles al día, reconociendo que se ha ido acabando lo que algún día fue considerado como esa gallina de huevos de oro, o sea la industria petrolera.

Esto, argumentó, obligó en parte al ajuste en el precio de las gasolinas en vigor desde el primero de enero pasado.

No hace mucho, respondiendo a las crecientes críticas por el gasolinazo, el gobierno de Peña Nieto había afirmado que los “ajustes”, mas bien dicho incrementos, eran consecuencia de las variaciones de los precios internacionales del petróleo, argumento erróneo cuando los precios de crudo andan a la baja y los precios de las gasolinas en otros países, por ejemplo Estados Unidos, son mas bajos que los de aquí.

Ahora es la “gallina de los huevos de oro” que “se nos acabó”.

La verdad es que esa gallina no se nos acabó, se la acabaron entre los políticos, el gobierno y el sindicato petrolero.

Pemex, es una gran caja para el gobierno federal y el sindicato.
El 47% del precio de las gasolinas se integra por el Impuesto Especial de Productos y Servicios (IEPS) y el IVA

Ese impuesto fue decretado por el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa para incrementar los ingresos, pues los otros impuestos que ya grababan el combustible le resultaban insuficientes para satisfacer las necesidades del gasto corriente.

Pero además el gasto corriente siguió subiendo y en momentos difíciles, el gobierno ha echado mano de los recursos de PEMEX y de la CFE.

De ello poco o nada se sabe, excepto el caso de los 240 mil millones de pesos que fueron retirados en secreto de los patrimonios de PEMEX y la CFE entre el 2013 y 2015.

El asunto fue revelado en un reportaje publicado en el portal del Huffington Post en septiembre del año pasado que luego se haría viral en las redes sin que nadie lo desmintiera ni aclarara.

A raíz de eso muchas preguntas flotan en el aire, entre ellas: ¿Qué parte del patrimonio de Pemex y CFE fue vendida para que ambas empresas pudieran cumplir con los retiros patrimoniales solicitados por la SHCP de 2013 a 2015?, ¿Lo que se vendió fueron activos financieros o infraestructura?, ¿En qué se gastó ese dinero del patrimonio de las dos empresas dizque “propiedad de los mexicanos”?

Preguntas que no tienen respuesta todavía.

Eso es lo que ha aflorado, pero, ¿Cuántos millones mas no han sido

retirados de esas paraestatales para llevarlos a las arcas de la SHyP…?

Por otro lado, tenemos el saqueo que desde hace años hace de PEMEX el sindicato petrolero y sus dirigentes.

El actual, Senador Carlos Romero Deschamps es otro de los grandes saqueadores de la empresa petrolera mexicana, de la que recibe alrededor de 430 millones de pesos anuales por “apoyos económicos”.

A esto se suma lo que le dejan los contratos multimillonarios que le otorga PEMEX para que los venda.

Y por si fuera poco el “sacrificado” vividor recibe alrededor de 900 millones de pesos anuales por concepto de cuotas sindicales de las que reparte migajas entre sus colaboradores sindicales y el resto lo maneja a su libre albedrío.

Por eso sus hijos viven como príncipes petroleros con aviones y autos de lujo paseando por todo el mundo.

Si, hubo una vez una gallina de los huevos de oro que surgió de los veneros de Cantarell cuando López Portillo exclamó que “¡estamos nadando en petróleo!” y que había aprender a administrar la riqueza.

Los gobiernos priistas y panistas nunca aprendieron a administrar esa riqueza y por el contrario saquearon y toleraron el saqueo que hacían los líderes petroleros

Que el gobierno de Peña Nieto diga que es imposible seguir subsidiando la gasolina es una falsedad rotunda, pues a quien realmente subsidia es al sindicato y su líder, y nosotros, los mexicanos tenemos que cargar con ese peso.

De esa gallina de los huevos de oro el gobierno federal y Romero Deschamps se tragaron la pechuga, los muslos, hasta el buche, la rabadilla y los dentros.

Los mexicanos jamás la vimos y menos la disfrutamos.

Y ahora es el pueblo mexicano el que tiene que cargar con el precio del banquetazo que se dieron gobernantes y líderes petroleros.

Ese pueblo que hoy exclama:

“¿Cuál gallina de los huevos de oro, señor Presidente…?”.

Gracias por compartir nuestras notas y columnas en WhatsApp y Facebook

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 10 =