Humorismo Semanario No. 1670

-Una mujer estaba sola en su casa cuando oyó que alguien golpeó a la puerta. Abrió y se encuentra con un tipo parado allí, que le preguntó:
—¿Usted tiene vagina?
Ella, disgustada, le cerró la puerta en la cara sin decir palabra.
A la mañana siguiente tocaron de nuevo a su puerta y era el mismo tipo que volvió a hacerle la misma pregunta:
—¿Usted tiene vagina?
Y ella volvió a darle con la puerta en las narices.
Cuando esa noche llegó el marido a la casa, ella le contó lo ocurrido en los dos últimos días, y el marido, en tono cariñoso, le dijo:
—Mi amor, mañana me tomaré el día para estar en casa, por si este tipo se presenta otra vez.
Y así lo hizo. Esa mañana, cuando oyeron golpear a la puerta, ambos corrieron hacia ella y el marido le dijo a su mujer:
—Amor, yo voy a esconderme detrás de la puerta para escuchar, y si es el mismo tipo quiero que contestes ‘Sí’ a su pregunta, porque quiero saber adónde quiere llegar.
Ella asintió con la cabeza y abrió la puerta. Por supuesto, allí estaba, parado frente a la puerta, el mismo tipo, que, al igual que en los dos días anteriores, le hizo la misma pregunta:
—¿Usted tiene vagina?
—Sí—, contestó ella.
Y el tipo respondió:
—Bien, ¿le importaría decirle a su marido que deje tranquila la de mi mujer y empiece a usar la suya?

En Nueva York abrieron un negocio donde las mujeres pueden elegir y comprar maridos.
A la entrada están las instrucciones sobre como funciona el negocio.
– Se puede visitar el negocio una sola vez.
– Hay seis pisos y las características del hombre pueden mejorar a medida que se sube.
– No se puede regresar al piso inferior.
*Una mujer decide ir a buscar marido*
*En el 1er piso*
un cartel en la puerta dice:
“Éstos hombres tienen trabajo”.
La mujer decide subir al
*2° piso:*
“Éstos hombres tienen trabajo y aman a los niños”.
Sube al
*3° piso:* “Éstos hombres tienen trabajo, aman a los niños y son muy guapos”.
“Guau” piensa la mujer pero decide subir un piso más.
*En el 4° piso*
El cartel dice: “Éstos hombres tienen trabajo, aman a los niños, son muy guapos y ayudan en las tareas del hogar”.
“Increíble” Exclama la mujer. No me puedo resistir!! Pero aún así decide subir una vez más.
*En el 5° piso*
El cartel dice: “Éstos hombres tienen trabajo, aman los niños, son muy guapos, ayudan en las tareas del hogar y son extremadamente románticos”.
La mujer está tentada de quedarse allí pero decide subir al 6° piso.*
El cartel dice:
“Usted es la visitante *N° 85.676.038.214* de éste piso. Acá no hay hombres. Éste piso existe solamente para demostrar que es *IMPOSIBLE* complacer a una mujer.
GRACIAS POR HABER ELEGIDO NUESTRO NEGOCIO”.
Enfrente de ese negocio abrieron un *”NEGOCIO DE ESPOSAS”*
Dónde los hombres pueden elegir a su mujer.
*En el 1er piso*
El cartel dice: “en este piso están las mujeres que no se la pasan chingue y chingue todo el día…
*Los pisos del 2 al 6° Jamás han sido visitados!!!……*

Icnoranti pero no taruga
¡Anda Lupe, abre la puerta que no te va a pasar nada malo. Sólo vamos a gozar mucho! ¡No, siñor, tese quieto! Mira Lupe, si abres te aumento el sueldo.
– ¿Y luego quí li dizimos a la patrona?
– Pues nada, ella no tiene por qué enterarse de nada.
-Ta’ bueno, patrón, pero pase por dibajo di la puerta su zirtificado de que no tiene SIDA.
Don Paco recuerda el chequeo médico que se acaba de practicar y le pasa hasta su acta de nacimiento, ante lo cual la Lupe por fin cede y Don Paco se da el gustazo. Al rato ya calmado y disfrutando de un buen tabaco, le dice Don Paco:
-¡Caramba, Lupita, no sabes leer ni escribir, pero qué bien estás enterada de las cuestiones de salud!
-Si, patroncito, yo seré icnorante, muy icnorante, requete icnorante, pero esa madre del Sida¡¡ no me lo pegan dos veces !!!!

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + veinte =