Anuncian aumento en el costo de la luz por el alza en los combustibles.

El Gobierno adelanta un incremento en las tarifas de electricidad de uso industrial, comercial y doméstico de alto consumo

gasolinazo

El encarecimiento de la gasolina detona el enfado de los mexicanos

Después del gasolinazo, la luz. Las tarifas eléctricas de uso industrial, comercial y doméstico de alto consumo se incrementarán a partir de enero, ha informado en un comunicado la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de México. La CFE ha dicho el lunes que el aumento no afectará a los hogares de bajo consumo eléctrico.

El ajuste se ha producido después de que el Gobierno anunció en diciembre pasado la liberalización de las gasolinas a partir de 2017 y en medio de protestas en todo el país por la subida de precios y el impacto en la inflación a causa de la desregulación. El mayor aumento está previsto para la industria, entre un 3,7% y un 4,5%. Los negocios pagarán entre un 2,6% y un 3,5% más. Mientras tanto, el aumento para los hogares de alto consumo será del 2,6%.

 La CFE ha explicado que el incremento se debe al alza del precio de los combustibles que se utilizan para generar energía eléctrica. El costo del gas natural subió un 77% en diciembre de 2016 en comparación con el mismo mes en 2015. El precio del carbón importado aumentó un 72,8% en ese periodo y el nacional, un 7%. El efecto conjunto del cambio en los precios de estos insumos fue de un incremento del 54%, que se reflejó en la fórmula utilizada por la Secretaría de Hacienda para calcular el precio de la electricidad.

“El aumento tendrá un impacto importante para los clientes residenciales de alto consumo, que de por sí pagan bastante, y para los consumidores industriales enfocados al mercado nacional, aunque sigue siendo un precio competitivo en dólares para los exportadores”, comenta Duncan Wood, director del Instituto para México del Woodrow Wilson Center. El investigador apunta que dos variables serán clave para determinar el precio de los insumos y definir las tarifas eléctricas en los próximos meses: el tipo de cambio del peso frente al dólar y la demanda de gas natural en Estados Unidos durante el invierno.

Wood considera que la creación de un mercado energético es positiva a largo plazo para la economía mexicana, pero que el Gobierno se equivocó al prometer que los precios del sector se mantendrían estables, algo que no se puede garantizar en condiciones de libre mercado. “La caída en la popularidad del presidente es evidente y la oposición ha salido fortalecida tras estas medidas”, agrega.

Las reacciones de la iniciativa privada tras el gasolinazo y el ajuste en las tarifas de electricidad no se han hecho esperar. “Estamos muy preocupados por la escalada de la inflación, creemos que Hacienda ha sido muy laxa en sus estimaciones y que puede llegar a un 4,7%, muy por encima de la expectativa del 3%”, lamenta Enrique Solana, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo. Solana advierte de que el cambio en el nivel de precios afectará otros sectores además de la canasta básica, como la siderurgia y el de la construcción.

“Es importante que en cada empresa hagamos un análisis a profundidad para determinar cuánto impactarán estos aumentos en los costos de producción”, ha señalado el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Enrique Guillén. El dirigente ha admitido en redes sociales que el país “atraviesa una coyuntura económica compleja” y ha hecho un llamado a tomar acciones preventivas, más que reactivas ante este escenario.

El Consejo Coordinador Empresarial se ha sumado a la petición de poner en marcha “medidas económicas inmediatas para afrontar los retos de 2017”. La Confederación Patronal de Mexico (Coparmex) ha calificado el alza en los combustibles de “desproporcionada” y ha dicho que “atenta directamente contra la economía del consumidor final”.

La CFE ha argumentado que el aumento ha sido menor al 4% que se registró cada año entre 2006 y 2014, gracias a las medidas contempladas en la reforma energética que promovió el Gobierno de Enrique Peña Nieto. La Comisión ha apuntado, a pesar de las críticas, que el impacto sobre los consumidores finales será mínimo, ya que el 99% de los hogares están contemplados como clientes de bajo consumo.

Las protestas por el incremento en el precio de las gasolinas han seguido este martes por tercer día consecutivo. La toma de gasolineras, los bloqueos de carreteras y las manifestaciones se han extendido por todo el país. Las movilizaciones más significativas se han registrado en las autopistas México-Querétaro, México-Toluca y Naucalpan-Toluca, que han permanecido obstruidas por horas por transportistas. Otro grupo de inconformes se ha manifestado en las oficinas del Servicio de Administración Tributaria en la capital.

Gracias por compartir en WhatsApp y Facebook

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =