Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1666

Alianzas necesarias…

Las alianzas no son un fin; las alianzas son un medio de conseguir el fin que se apetece; el fin consiste en los intereses permanentes de la nación; las alianzas deben proporcionar este fin.        Juan Donoso Cortés

La próxima llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos mantiene en estado de alerta a medio mundo, pero muy especialmente a México por la forma despectiva e insultante con que el republicano se ha manifestado desde su campaña y en algunos actos posteriores a su elección.

Esos temores se acrecientan cuando se conocen algunos nombres de republicanos que integrarán su gabinete, tres de ellos reconocidos antimigrantes y racistas:

donald

Senador Jeff Sessions va como Procurador General que también se desempeñará como jefe del Departamento de Justicia; el representante Mike Pompeo para jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el general Michael T. Flynn como asesor de Seguridad Nacional.

Estas designaciones vienen a confirmar que la política que aplicará Trump será antimigrante, pero peor aún, cargada de xenofobia.

Lo advierten organizaciones defensoras de derechos humanos, analistas, políticos y ni que decir los cientos de miles, millones de mexicanos que se fueron a trabajar a Estados Unidos y allá radican. Muchos ya ciudadanos norteamericanos, otros radicados y otros ilegales pero que trabajan en las tareas más pesadas que los blancos norteamericanos ni los de color, quieren hacer.

Lo advirtió hace dos semanas Carmen Aristegui, al recibir el Premio Knight de Periodismo Internacional: “Nos toca vivir un momento histórico, estrujante y de desafíos enormes. El triunfo de Donald Trump nos ha cimbrado. Nos tiene aún en estado de shock. En México sabemos que si cumple lo que prometió en campaña será para nosotros catastrófico”.

Lo acaba de señalar el Senador Aarón Irízar López al calificar de alerta las amenazas que ha lanzado Donald Trump contra México: “Construir un muro en la frontera con México, endurecer la política migratoria, reformar los tratados comerciales que tiene con este país, son algunas de las amenazas del hoy Presidente electo de Estados Unidos, que, aunque fueron temas de campaña son también una alerta para todos. Es una alerta para todo el país, para el gobierno, y para los que forman parte de las instituciones de este país”.

Ante esta situación de alerta, sobre lo que ya pensamos es una amenaza para nuestro país y otros del mundo, es momento de sumar fuerzas y voluntades.

Al pretendido muro fronterizo de Trump hay que anteponer una férrea decisión de los gobiernos de México, federal y estatales, crear alianzas con gobernadores estadounidenses que no están de acuerdo con la política advertida por el republicano y sus aliados, crear y fortalecer alianzas con las comunidades hispanas de los Estados Unidos.

En el caso de Sinaloa creo que el Gobernador Electo, Quirino Ordaz Coppel, hace bien en adelantar tiempos y establecer relaciones con varios Gobernadores norteamericanos, como por ejemplo Jerry Brown, de California, la entidad donde radican mas familias con raíces mexicanas y entre ellas más de medio millón de sinaloenses.

De esos sinaloenses, la mayoría fueron simpatizantes republicanos, hasta antes de Trump, y hoy ven con recelo el futuro que espera miles de paisanos que allá se encuentran.
Pero, si bien es cierto que Quirino estuvo en California y se reunió con el Gobernador Brown, con funcionarios, empresarios y legisladores, también lo es que se olvidó de los paisanos sinaloenses que allá están y que se arropan en la Fraternidad Sinaloense de California.

Quizá fue un olvido involuntario, quizá se debió a que su guía u organizador de la visita lo omitió deliberadamente.

Pero debe saber el Gobernador electo de Sinaloa que en ese Estado de California hay medio millón de sinaloenses o descendientes de sinaloenses y que son una fuerza organizada que no ha olvidado sus raíces.

Es momento de hacer y fortalecer alianzas, como lo decía anteriormente.

En el caso de Sinaloa, Ordaz Coppel debe tomar en cuenta a esos Sinaloenses que pueden aportar mucho mas de lo que ya hacen hacia sus comunidades de origen.

Y en el caso de la amenaza Trump, esa organización será de mucha ayuda, tanto para los paisanos de allá, como para Sinaloa.

Tienen mucho que hacer para defender a los migrantes indocumentados que entraron, si, ilegalmente, como los anglosajones antecesores de los norteamericanos, pero aquellos no son asesinos ni violadores, llegaron para trabajar y contribuyen al crecimiento de la gran nación americana, mientras que éstos llegaron y se apoderaron de las tierras americanas, asesinando a sus verdaderos dueños, las etnias indígenas y luego le arrebataron a México la mitad de su territorio.

Pero eso Trump y sus xenófobos colaboradores, no quieren verlo.

Insisto, es momento de alianzas para enfrentar la amenaza Trump.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + Trece =