Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1664

Un futuro incierto…?

La política es el arte de lo incierto, lo que nos lleva a un principio de incertidumbre política generalizada. Edgar Morin

El triunfo, sorpresivo para muchos, del republicano Donald Trump sobre la demócrata Hillary Clinton que lo convierte en el Presidente número 45 de los Estados Unidos de Norteamérica despierta mucha incertidumbre no solo en México por la denostaciones de que henmos sido objeto durante su campaña, sino en el mundo entero por el perfil nazi-facista que mostró a lo largo de su cruzada electoral.
Para muchos, el señor Trump en la Presidencia norteamericana es un verdadero peligro, si nos atenemos al perfil belicoso y prepotente que mostró en la jornada que realizó en busca del poder político del pais mas poderoso del mundo.

Millonario, carente de los principios morales mas elementales, el señor Trump ha mostrado que con su dinero puede tener lo que quiere, hacer lo que quiere. ¡Imagíneselo con el poder político!.

Y ya lo expresó en reiteradas ocasiones: para él los mexicanos somos drogadictos, narcotraficantes, violadores, etc., etc.

Lo gritó varias veces que eso somos y que para evitar que sigan llegando migrantes negativos construirá un muro a lo largo de la frontera y que México lo pagará.

Quizá buscando atemperar esas posturas, el presidente Enrique Peña Nieto lo invitó y lo recibió en México y, aunque los discursos tuvieron corte político, de lo hablado en privado no se dijo.

Eso si, se advierte por lo que declaró posteriormente al insistir en el muro y hablar despectivamente del presidente, que México lo pagará.
Pero, no solo en México hay incertidumbre. La existe en casi todo el mundo.

Mas aun cuando al otro lado del mundo hay potencias belicosas, con armas nucleares dispuestas a la guerra.

Con un presidente atrabancado, un loco en el mando de los Estados Unidos, todo puede esperarse.

Se dirá que hay un Congreso que pudiera ser contrapeso, si, es el otro poder del vecino pais.

Nada mas que ambas cámaras, la de representantes y la de Senadores tienen mayoría republicana, es decir, afines al hoy presidente electo.
No por nada han surgido expresiones como la de Alejandro Sanz: “Que la paz descanse en paz”.

O bien la de Ariel Dorfman (escritor, cuentista, dramaturgo, ensayista, novelista, poeta y activista de los derechos humanos chileno): “Al elegir a Trump como presidente, un predador ignorante, un racista, EEUU ha revelado su verdadero ser” y añade que, “como tantos norteamericanos y tantos más en el mundo” se siente estupefacto, pasmado, enfermo de asco.

Las notas de la prensa internacional también reflejan la sorpresa por el triunfo de Trump, como por ejemplo portadas de periódicos británicos con titulares como “El triunfo de Trump deja en shock al mundo”.

Y uno se pregunta, como tratará el próximo gobierno norteamericano a artistas mexicanos y de otros paises que se pronunciaron e hicieron campaña en favor de Hillary?

El soberbio magnate en sus primeras declaraciones ha dicho que será el presidente de todos los estadounidenses, creo que se refiere a los ciudadanos norteamericanos, nada mas, sobre todo a los de origen anglosajón.

Se advierte ahí otra amenaza para aquellos ciudadanos de otros origenes pero sobre todo para los indocumentados que con su trabajo mucho contribuyen al crecimiento económico de ese país.

Ese país que con los colonizadores que vinieron de Europa invadieron, despojando de sus tierras y asesinando a los indios que las poblaban.
Ese pais que creció territorialmente despojando a México de mas de la mitad de su territorio, de lo nuestro.

Incierto es el futuro no solo para México y los mexicanos.

Mas incierto para los paisanos que allá viven, que allá trabajan y de allá envían ayuda económica a sus familiares.

Pero mas incierto es para el mundo, cuando en el señor Trump se advierten las ambiciones imperialistas que, si las desata, tendrán respuestas muy fuertes y trágicas no solo para los paises agredidos, sino para el pueblo norteamericano mismo.

Por otra parte, creo oportuno señalar que el triunfo de Trump pone de manifesto los sentimientos xenofobistas de miles de norteamericanos que piensan que “América es nuestra”.

Expresión que manifesta la ambición expansionista de esos norteamericanos.

Que no lo son todos!

Hay por otro lado estadounidenses que nos ven con otros ojos, que nos aprecian, que quieren a México y admiran nuestras costumbres.

Pero Trump es otra cosa. Su Xenofobia le sale por los poros y las expresiones de su rostro la revela.

El futuro con Trump, pues, es incierto.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + Doce =