Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1663

Indolencia o complicidad…?

Procure no ser un hombre con éxito, sino un hombre con valores. Albert Einstein

Este lunes, desde Puebla, el Secretario de Gobernación Miguel Angel Osorio Chong, hizo un vehemente llamado a los Gobernadores de los Estados a coordinar esfuerzos y acciones para resolver los problemas de seguridad que aquejan a los mexicanos.

Al pedir a los gobernantes estatales redoblar esfuerzos contra la inseguridad, el titular de la Segob señaló que hay seis Estados que no han actuado como debe de ser, absteniéndose de señalar cuales son.

Obvio es suponer, aunque Osorio Chong no lo dijo, que uno de esos seis Estados es Sinaloa en donde nuestras autoridades pretenden tapar el sol con un dedo afirmando que se han reducido los índices de violencia presentando estadísticas rasuradas, muy fuera de la realidad.

La realidad de Sinaloa está a la vista de todos.

Basta leer los periódicos diarios, escuchar los noticieros que a diario dan cuenta de los crímenes que se cometen en su inmensa mayoría producto de las disputas territoriales del narco, o ajustes de cuentas.

Las autoridades locales se concretan a dar fe ministerial de los muertos en enfrentamientos y ajustes de cuentas y hasta ahí llega su intervención.

No por nada en el ánimo popular se arraiga la suposición de que existe una relación muy estrecha entre los grupos del narco y las autoridades policiacas.

Esto ha llevado a que los cárteles de la droga le pierdan respeto hasta al Ejército, lo que se puso de manifiesto en la emboscada a un convoy militar que trasladaba a un herido y fue atacado en la entrada de Culiacán en donde murieron cinco soldados y diez mas resultaron heridos.

Este hecho sacudió al país y hasta el Presidente Enrique Peña Nieto vino a Sinaloa a ofrecer condolencias a las familias de los militares masacrados y visitar para dar aliento a los heridos. Ofreció que se haría justicia.

Por su parte, el Secretario de la Defensa Nacional, Gral. Salvador Cienfuegos Zepeda prometió que la criminal afrenta no quedaría impune.

Ante la nulidad de acción de las corporaciones locales, tanto la Sedena como la Marina destacaron cuerpos especiales para cazar a los autores de la masacre y hacer justicia a los caídos.

Justicia que no sería nada mas para los caídos en esa emboscada, sino para muchas de las víctimas de las acciones del crimen organizado.

Es hasta ahora que se siente que hay una acción verdadera de las fuerzas armadas en contra de esos delincuentes.

Tan solo en los últimos días ha sido mas notoria la cacería.

El sábado por la noche el ejército capturó en un retén al lugarteniente de Archivaldo Guzman apodado “El Bob Esponja”.
Casi al mismo tiempo en el tramo carretero entre Culiacán y Mazatlán un retén de la Marina detiene al jefe de plaza del Cártel de Sinaloa en el sur del Estado, Rey David Santiago.

Los dos son señalados de alta peligrosidad.

El domingo en la madrugada hubo enfrentamientos entre elementos del Ejército y delincuentes siendo abatidos tres sujetos, entre ellos René Velázquez Valenzuela, alias “El Sargento Phoenix”, segundo al mando del grupo denominado “Los Antrax” y capturaron a siete sujetos, seis de los cuales resultaron pertenecer a esa organización criminal.

La masacre de los militares ha traído a Sinaloa estas, entre otras acciones de la lucha contra el narcotráfico y la violencia que genera.

Violencia que cotidianamente está presente en diferentes puntos de la geografía sinaloenses, con sus autores actuando libre e impunemente sin que ninguna autoridad local haga algo por detenerlos.

Es obvio pues que la ciudadanía sospeche firmemente que entre las autoridades poliacas hay mas que indolencia, hay contubernio o complicidad.

Por eso es de suponer que entre esos seis Estados a los que aludió Osorio Chong que no han actuado como debe de ser, es decir que han tolerado la proliferación de la inseguridad y la impunidad de la delincuencia, se encuentre el nuestro: Sinaloa.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =