Tiempo de Guasave Semanario No. 1662

CUENTA PÚBLICA APROBADA. La cuenta pública del tercer trimestre del 2016, provoca polémica entre los ediles, cuando los regidores del PRI aseguran que los manejos financieros no son del todo claros, y alegan “mayoriteo” cameral entre los panistas y el regidor del PT ahora quien sabe a cuál partido pertenece. La cuestión es que no solo se trató de los problemas más agudos que enfrenta el ayuntamiento de Guasave, pues el punto que se ventiló en cuestión del manejo de la basura también puso en efervescencia la actitud de los “menos y los más” que son los representantes de los ciudadanos en el gobierno municipal, pero que por lo que se ve poco les importan los guasavenses en la toma de decisiones que pudieran ser benéficas para Guasave. La cuestión es que al parecer quieren volver a endilgarle al municipio un contrato de por otros quince años, al vencimiento del actual, en donde dejó mucho que desear la empresa que hoy termina un compromiso que por lo que se ve, solo fue de parte del gobierno municipal y nada de parte de PASA, que por cierto es la más viable para volver a firmar por otras cinco administraciones, un contrato que por cierto en los últimos quince años, cumplió a medias. Aquí el problema es que no se puede comprometer –cuando menos así lo ven organismos no gubernamentales, como Coparmex, Canaco, Canacintra y otros– a los siguientes cinco gobiernos, pues al parecer las posiciones de los regidores Cindi Solano, Baltazar Villaseñor, Cecilio López Burgos y otros, de que se hicieran o firmaran convenios por menor tiempo, para que no descontrolen los programas que cada uno de las administraciones traiga para sus respectivos gobiernos. Nada hizo cambiar la actitud de quienes pretenden comprometer por tanto tiempo, una obligación inherente a todos los gobiernos, y eso, al parecer genera dudas y sobre todo dirige estas dudas hacia las sospechas de que quienes tienen la facultad de aprobar el tiempo y las condiciones de concesionar la basura en el municipio, pueden ser convencidos por medio de apoyos, cochupos o mordidas, que la compañía interesada puede utilizar en su favor. No creo tal eventualidad. Pero es mejor apoyarnos en aquel dicho que expresa “piensa mal y acertarás”. Lo que sí estamos seguros, es que de firmarse por tanto tiempo el contrato de la recolección de basura, será “marca personal” la que le pondrá la administración de Diana Armenta, en sus cerca de dos años que le tocará presidir. Ella misma lo hizo saber a la prensa, cuando se trató el tema, especialmente, dijo, porque los quince años que fue concesionada a PASA, la empresa fue muy cuestionada por los servicios prestados. Hoy, la presidenta electa les apercibe de que en su administración las cosas deberán funcionar bien, sea cualquiera de las empresas que hoy pretenden el contrato de ese servicio. En fin, para nada la tiene tan libre quien venga a manejar la basura al municipio, sobre todo porque la nueva presidenta no recibirá un municipio muy estabilizado, y menos dejando compromisos a tan largo plazo como es el que estamos analizando. EN OTROS TEMAS. La manifestación de los trabajadores de confianza del DIF, no es la “cereza del pastel” en cuanto a la presión que la administración de Armando Leyson Castro ha estado recibiendo desde hace más de tres meses, pero sí es un compromiso no cumplido por el gobierno, hecho público en detrimento de su segundo período en el póder. La cuestión es, que hast este jueves los problemas de los trabajadores se agudizan cuando el compromiso de pagarles cuando menos dos quincenas, no se cumplió, y las protestas y manifestaciones suben de tono y verbalmente más violentas. Esto, se incrementa, cuando se corre el rumor, de que el gobierno municipal recibió –según los rumores–, cerca de setenta millones de pesos de origen federal. Cierto o no, esto calienta más el ambiente en las filas de los trabajadores, especialmente entre los que desde hace más de cinco quincenas que no reciben el pago de sus emolumentos. HAY esos rumores ya tienen corriendo más de tres días, algo habrá de verdad. Ojalá sea cierto, pues primero es el bienestar de las familias, segundo es “emparejar” el piso para la próxima administración, y tercero, sería bueno para el grupo que deja las riendas del municipio, si quiere seguir siendo considerado por los ciudadanos como una opción política. NO SE OLVIDE DE LA CRUZ ROJA, Y DE LOS BOMBEROS TAMPOCO. H.P.S.D.Q.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + seis =