Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1662

Donde quedó la bolita…?

Cuando no se salda la deuda de un préstamo, hay que pagar intereses. Pero eso no anula la deuda. Carlos Ruiz Zafón.

La deuda millonaria que tiene el Gobierno de Mario López Valdez con el magisterio de la Sección 53, una de varias que no figuran en el monto de la deuda pública oficial hizo crisis la semana pasada y amenazó con paralizar las actividades de mas de 17 mil 500 maestros que laboran en todas las escuelas del sistema estatal.

Son poco mas de 1,100 millones de pesos los que por varios conceptos se adeudan a la Sección 53, es decir a los maestros afiliados a esa organización sindical, la mayoría son recursos que les han sido descontados tanto para cuotas sindicales, como para el ISSSSTE o para abonos de créditos obtenidos en convenios para que les sean retenidos y enterados a los acreedores.

Se incluye también la renta del edificio que ocupa la llamada USE, que la Sección 53 aduce que es de su propiedad pero que la actual administración no le ha pagado las rentas.

Simplemente el Secretario de Administración y Finanzas, Armando Villarreal dejó correr los meses para ahora aducir que no hay pruebas de la propiedad ni de convenio alguno con la organización sindical por lo que, de plano se niega a pagar.

Eso, obvio originará otro problema legal, pero los señores que “administran” el Estado, maquiavélicamente se lo quieren dejar a la próxima administración de Quirino Ordaz Coppel.

En lo particular creo que el Senador Daniel Amador Gaxiola, líder moral de la Sección 53 y el actual Secretario General, Fernando Sandoval Angulo, advirtieron que la idea de Malova y Villarreal era irse y dejarle el problemón a Quirino Ordaz, complicándole mas el inicio de su administración por lo que exigieron el pago amenazando con estallar este martes un paro general en el sistema educativo estatal.

El lunes, unas horas antes de iniciar el movimiento de protesta hubo reunión en el tercer piso.

Una encerrona en la que, a juzgar por el rostro que mostraba Daniel Amador, hubo presiones muy fuertes, nada raro en esta administración, para obligarlo a ceder negociando un abono y dejando en el aire la mitad del adeudo reclamado.

Malova se comprometió a pagarles 550 millones de pesos y los dirigentes magisteriales cedieron, pero la forma de pago ya fue negociada con Gerardo Vargas y Armando Villarreal.

El acuerdo final: 100 millones de pesos que se depositarán el próximo 28 de octubre, y el resto, los 450 millones, se irá pagando en diferentes partidas de aquí al 31 de diciembre en las fechas acordadas por los dos principales funcionarios de la administración y los líderes del magisterio.

Lo que no se dijo es que pasará con los otros 550 millones del monto total.

Y es que ese problema se lo heredarán a Quirino Ordaz y de buena fuente sabemos que mañosamente ese adeudo no estaba considerado en los números de la deuda pública estatal.

Lo que si está claro es la posición de Armando Villarreal de desconocer la propiedad de la Sección 53 sobre el edificio de la USE alegando que no hay documentación, es decir ni escrituras de propiedad ni convenio de renta. Según él.

Luego, ¿de acuerdo a esa versión el gobierno del Estado resulta un invasor de propiedad ajena?

Que alguien aclare eso, por favor!

Por otro lado, a donde fueron a parar los millones de pesos que les fueron descontados de sus salarios a los maestros y que hoy comenzarán a abonarles?

Aquí hay dos cosas que señalar:

Por un lado, los maestros demostraron responsabilidad al ceder aceptando el pago en abonos de la mitad del adeudo reclamado, para no paralizar actividades y dejar sin clases a cientos de miles de niños. Actitud responsable.

Pero por otro lado queda demostrado una vez el desastre administrativo en que tiene Armando Villarreal a la administración de Mario López Valdez.

Porque no es el único caso.

Muchos recursos federales etiquetados para instituciones y obras específicas se han desviado para atender decisiones caprichosas.

Recursos del presupuesto estatal para diferentes programas, obras y servicios también se han desviado para lo mismo: obras no programadas surgidas al capricho.

La Auditoría Superior del Estado ya tiene detectadas varias.

La Auditoría Superior de la Federación también.

Las denuncias de la estatal que se han presentado gozan del sueño de los justos en los archivos de la Procuraduría del Estado, pero las que no se han enviado las recibirá el próximo Procurador.

Las de la Federación no habrá fuerza local que las detenga cuando llegue el momento.

Pero mientras tanto, donde quedaron esos dineros….?

¿Donde quedó la bolita…?

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve + 3 =