Breves del Evora Semanario no.1662

SECUESTRADA EL AGUA PARA CONSUMO HUMANO EN MOCORITO.
En Mocorito el tema del agua no es cuestión de sequía sino de cobardía, venganza y estupidez.

Los habitantes mocoritenses actualmente viven un calvario, esos desvelos en las madrugadas que parecen eternas al estar pendientes junto a los tubos de agua con la esperanza de que salga un “chorrito” o “gotitas” de agua para que poco a poco se llenen las cubetas y baldes. Los minutos de espera se vuelven horas, la noche se aclara y la luna se esconde, el canto del gallo se hace presente una y otra vez y con eso las gotitas de agua también desaparecen. Con suerte los habitantes logran acumular a duras penas el agua necesaria para realizar algunas de las labores domesticas más importantes, eso es lo que viven ahora durante todo el año la mayoría de la población de clase media y baja. Los de la clase alta y  media-alta también la sufren, a su manera pero la sufren, invierten en construcción de aljibes y evitan las cubetas y baldes desechados que anteriormente contenían pinturas, aceites o jabón, la inversión es inicial, ya que de nada sirve el aljibe si no cuentan con una bomba para sacar el agua y mandarla sistema de tinaco en las azoteas. Digamos que es una inversión de unos $40 mil pesos mínimo  y claro que también se desvelan esperando a ver si ya se les acumuló agua.

norias-en-mocorito

El agua es vida, pero en Mocorito el gobierno castiga a sus habitantes.

El tema no es nuevo, es un problema que se vine arrastrando desde hace varios años y administraciones, pero últimamente las cosas están fuera de control , hoy en día han llegado a niveles de abuso por parte de las autoridades municipales y todo parece indicar que se trata de un castigo orquestado por algunos políticos y patrocinadores perdedores pertenecientes al PRI quienes al  haber perdido la virginidad política en Mocorito, están demostrando ser unos malos perdedores y no les importa perjudicar a sus familiares, amigos, vecinos y hasta ellos mismos principalmente.
Están dolidos, ardidos y tan confundidos por esos sentimientos de frustración e impotencia que al no saber cómo afrontar la histórica derrota de las elecciones, tal parece que han optado por hacer daños y maldades para vengarse del pueblo que les puso un alto y fin a los casi 90 años que tenía el PRI en el poder de Mocorito. No debe ser nada fácil asimilar que por primera vez ya no vivirán a costillas del pueblo, imagínense en los casi 90 años que duraron, cuantas cosas no hicieron para beneficio propio de unas cuantas familias, de ahí salieron sus casas, estudios, viajes y muchos lujos ostentosos más. Padres, hijos y nietos, así heredaban el poder, al más puro estilo porfirista. Para muestra el actual alcalde, el “tremendo Pepito” Quiñonez, vaya que quedará en la memoria de quienes han sufrido tres años bajo su mando como presidente, nunca atendió al pueblo como se merece, pero lo que más recordaran a través de los años, serán tres largos años sin agua constante para consumo humano. Pero hay que decirlo, otros presidentes recientemente también tuvieron problemas con el agua y la población también les reclamó y les echó en cara dicho servicio público. La cosa se puso muy fea con Hernan Cuevas y Gloria Himelda, pero ese par de políticos colmilludos supieron como engañar al pueblo manejando el tema como sequía y culparon a la naturaleza. Además ellos hacían sufrir a la población durante unos cuatro meses más-menos, llegando las lluvias se acababa el problema y la mentira era más creíble. Aunque en esas administraciones los mocoritenses sospechaban que eso de la sequía era puro circo para evitar prender una bomba de agua y ahorrarse una “feria” la cual iba a parar en la bolsa de los políticos. Pero  ahora con “Pepito” Quiñonez ha quedado más que claro que el problema no es la sequía, ya que en plena temporada de lluvias y huracanes no ha habido servicio decente de agua, lo cual demuestra que dicho asunto es de corrupción o negligencia y no por la naturaleza y el clima.

plazuela-de-moco

Mocorito espera que se acabe pronto este sufrir

Sí el alcalde “Pepito” Quiñonez nunca le puso ganas cuando no era tan señalado, menos lo hará ahora que vive escándalo tras escándalo, y donde además tendrá que entregar por primera vez en la historia el poder a una administración rival. Está visto y ha dejado claro que no le interesa el bienestar de Mocorito, ha estado sangrando las finanzas del ayuntamiento y ha apoyado al sinvergüenza de “Chico” López, Sindico Procurador para que sea un mantenido de por vida mediante una pensión que le permitirá vivir agusto sin trabajar y cobrando miles de pesos. Además tiene y sigue endeudando al municipio para dejarlo en la vil ruina, y por si fuera poco todo lo anterior, ahora le suma la falta de servicios públicos, sobre todo el vital líquido llamado agua.

El agua es un derecho humano, y Mocorito con todo y su nombramiento de Pueblo Mágico carecen de ese servicio. El pueblo de Mocorito actualmente está muy despierto en comparación de otras generaciones, ya no se deja engañar tan fácil y además levanta la voz y muy fuerte por cierto, sino pregúntele al popular ciudadano “Bocho” Lau, quien es llamado el azote de los políticos corruptos  y que actualmente vive unos ataques mediáticos contra su persona por decir varias verdades y quejarse constantemente contra el gobierno municipal en su cuenta personal de facebook. Nunca antes se había visto que un gobierno, políticos y algunos medios de comunicación actuaran de esa manera contra un ciudadano, porque hay tomar en cuenta que el señor no tiene algún cargo público o representa alguna A.C. simplemente es queja ciudadana, y sea buena o mala es queja como pueblo. Por todo esto que se  vive en Mocorito podemos decir que los políticos del PRI incluyendo el actual alcalde no duermen y están más preocupados por lo que dice o hace el ciudadano “Bocho” Lau que por los calvarios que sufren los habitantes al no tener agua. Es por eso que el problema es muy claro, ya lo decíamos que no es la sequía, el problema es que los perdedores de la pasada elección no han sabido asimilar con madurez la derrota y lejos de aceptarla y ponerse a trabajar por el bien de Mocorito para recuperar la confianza de la gente, mejor han optado por castigar al municipio hasta el último día de su gobierno. Decir que la Junta Municipal de Agua Potable está en la quiebra no es justificación para semejante abuso, todos saben que el Gerente está ahí por palancas del jefe del PRI en Mocorito, además ni siquiera vive en Mocorito, vive de Guamúchil al igual que el que los puso y por lo tanto no sufren la falta de agua.
Por favor ya no le busquen tres pies al gato, todos saben que el agua abunda en Mocorito, hay un río que alimenta una presa y precisamente dicho cause atraviesa la cabecera municipal. El problema es psicológico y no de sequía, se tiene que superar esa derrota electoral que actualmente les sigue causando frustración, impotencia y coraje,  lo cual los ha llevado a la estupidez de tratar de entorpecerle el camino al presidente entrante, tienen que entender que la falta de agua afecta a todos por igual, incluyendo a ellos como gobierno, sus familiares y amigos. Aquí  lo más correcto es que vayan al DIF todos agarraditos de las manos y tomen una terapia psicológica grupal, digo si es que hay un algún psicólogo físicamente en dicha institución, porque en nómina seguramente si lo  hay. Pues solamente así se arreglará el problema del agua, y de paso el problema de las finanzas y hasta puede que el Sindico Procurador, “Chico” López agarre el rollo y valor para que ponga los pies en la tierra y  le caiga el 20  que algún día tiene que trabajar para ganarse la vida y no quiera vivir a costillas del pueblo cobrando “deoquis” como hasta ahora. Aunque pensándola bien, ese amigo vaquetón de plano no va garrar la onda nunca, aunque se lo lleve “Pepito” Quiñonez a China y lo vea el mejor psicólogo a nivel mundial. No tiene remedio simplemente, mucho menos vergüenza.   

Hasta aquí la dejamos por que me tengo que ir a bañar, haber si ya llego el agua a mi casa…y esperen la próxima.

Gracias por  sus comentarios y correos, todos son tomados en cuenta.

Si te gusto esta nota ayúdanos a compartir en WhatsApp  y Facebook, regálanos un “Me Gusta” en nuestra página.   

 

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ocho − tres =