Tiempo de Guasave Semanario No. 1661

SIGUEN LOS PROBLEMAS DE FINANZAS. Cuando se veía una solución casi total de los problemas que enfrenta la administración de Armando Leyson en su muy cuestionado trienio, los acuerdos hechos ante los trabajadores de confianza y eventuales, los problemas vuelven a manifestarse, al no poder cumplir con el acuerdo de pagos –diferidos y todo–, que se comprometió hacer, tanto a eventuales como de confianza, entre los activos como los despedidos. Hoy, se suman a esas protestas, los empleados del DIF, adscritos a la Clínica de Rehabilitación Física, quienes manifiestan que laborarán bajo protesta, hasta recibir cuando menos una parte de las seis quincenas que se les adeudan a la fecha. Súmele a esto, el reclamo de los comerciantes y proveedores de servicios, quienes aseguran que el Ayuntamiento tiene con ellos una duda de más de 82 millones de pesos, que afectan según los datos de una lista de proveedores, son más de 230 negocios los afectados. Lamentable la situación que vive el Ayuntamiento, pro más lamentable es que eso afecta directamente a más de trescientas familias que solo cuentan con el trabajo que realizan para el sector público del municipio, y que a la fecha solo les queda esperar, para ver si un “milagro” lees resuelve el problema. Por lo pronto, la amenaza de paro de los eventuales, solo afecta una parte de las oficinas del Ayuntamiento, sin embargo cierra la posibilidad de que tesorería pueda captar lo poco o lo mucho que los ciudadanos llevan a las arcas municipales por el pago de impuesto, permisos y otros conceptos. La situación se pone más difícil, cuando los tiempos de entrega de la administración se agotan, dejando una visión a futuro con pocas posibilidades de resolverse, en el poco tiempo que la administración que viene tiene para hacerlo.

diana-armenta-quirino

MUCHA VISIÓN Y CUIDADO, deberá tener Diana Armenta, a partir del día que tome posesión del gobierno municipal, priorizando los problemas y aprovechando cualquier recurso que la Federación, el Estado y el propio Municipio le provean. Se vislumbra un futuro poco prometedor para próxima administración municipal considerando los grandes compromisos que dejará la actual, especialmente en salarios y deuda a proveedores y prestadores de servicio. Sin embargo, la candidata electa en el lapso del 5 de junio al día de su toma de protesta, no se ha quedado “quieta”, y al parecer dieron algunas garantías de apoyo por deferentes conceptos, tanto del gobierno federal como del gobierno estatal. Eso, según sus más cercanos colaboradores, le anima y la impulsa a tomar “el toro por los cuernos” y desde ahora crear programas para ir resolviendo todos y cada uno de los problemas que heredará de la administración anterior. Uno de ellos, el más visible, es la de los cerca de mil “trabajadores” –que la Comisión Plural de Cabildo detectó–, que para lo único que le sirvieron al Ayuntamiento fue para desangrarlo de una manera rápida y hasta grosera y descarada. ¿Qué hacer con ellos? Muy fácil, quien no trabaje que salga de la nómina. Otro problema de vital importancia que enfrentará la nueva administración, son los estratosféricos salarios que han tenido no pocos de estos empleados fantasmas, y los que tienen los actuales dirigentes sindicales que no justifican mucho menos devengan. El patrón, en este caso el Ayuntamiento, no tiene obligación de aumentar salarios y categorías a los empleados que están comisionados a la representación sindical, sin embargo, si el propio sindicato y de sus propias cuotas deciden asignarle cantidades grandes o chicas a sus representantes, no hay nada qué discutir, de tal forma que la nómina oficial no sea tan brutalmente agredida en los salarios si no hay obligación de su parte. Eso y más tendrá que enfrentar la nueva administración, además de poner a funcionar obras que le han costado al erario público, grandes cantidades de dinero, y que ocupan ponerse en servicio para mejorar la vida de los guasavenses, como lo es la planta potabilizadora que costó más de 100 millones de pesos, y que casi se paga ya con los recursos federales, misma que por “papeleo” para conseguir los permisos de CONAGUA y de PROFEPA, están sin darle el servicio que motivó su construcción. Deberá buscar también, la manera de rehabilitar la infraestructura de la ciudad, y hacer sentir que con pocos recursos, muchas imaginación y mayor intención, se pueden hacer las cosas. NO SE OLVIDE DE LA CRUZ ROJA, NI DE LOS BOMBEROS TAMPOCO. H.P.S.D.Q.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once − 3 =