Diálogo Deportivo Semanario No. 1660

Los boxeadores de Los Mochis, Sinaloa, han demostrado que, aún con algunas carencias técnicas, han llegado a ser campeones mundiales. Tal es el caso de Jorge Arce El Travieso. Cuatro veces campeón universal.

deportes

En lo personal nunca nos convenció de ser un pugilista que emocionara a los aficionados. Claro, los que no saben de boxeo se emocionaban con su manera callejera de combatir.

Ganaba a base de golpes inesperados. Su estilo muy bronco, desconcertaba a sus rivales.

A dos manos por arriba y abajo Arce terminaba por imponerse. Cristian Mijares, terminó por retirarlo al saberlo boxear, cubriéndose la cara en forma excelente y conectarle en corto en las zonas blandas. Con Mijares a Jorge Arce se le acabó la magia tosca de pelear.

Luego, intervino en algunos programas de TV Azteca, como la Isla, donde destacó por sus simplezas y ahora es comentarista de boxeo en Televisa. Regular en sus intervenciones, nada que apreciarle.

Fernando y Alex Montiel, fueron otros campeones efímeros, que, tenían más técnica, que golpeo.

Manuel Cochul Montiel fue su manager y no lo hizo mal, pero entrenar es otra cosa que tener el rival cara a cara, arriba del ring.

Alex, fue campeón nacional y fue derrotado por el culiacanense Raúl Ríos, que ahora es enfermero del IMSS en la clínica 35 de Culiacán, Sinaloa.

El combate efectuado en el Parque Revolución, es memorable, ya que el pupilo de Moi Cota, no era el favorito, pero empleó inteligencia y lo boxeó en corto, para minarlo conforme transcurrían los rounds y en el octavo lo mandó a la lona, para que Montiel escuchara sentado la cuenta de diez segundos de protección.

Fue una locura y Ríos, nuevo campeón nacional, fue paseado en hombros por el coso de la Avenida Alvaro Obregón.

Fernando ha sido mas cauto y así gana combates.

Y…quien nos sorprendió hace apenas quince días fue Humberto “Zorrita” Soto, quien a sus 36 años de edad aspira a otro campeonato mundial y para demostrar que ya está listo, fulminó en dos rounds a Daniel “Cañerito” Ruíz, a quien paralizó de un gancho al hígado.

Soto mostró un estilo diferente que hizo delirar a la afición y más por la forma espectacular en que triunfó.

Creemos que el Consejo Mundial de Boxeo, le dará, la oportunidad de una pelea de campeonato universal.

ALEX RODRIGUEZ, DOCE AÑOS MILLONARIO CON LOS YANQUIS DE NUEVA YORK.

A sus 41 años el 12 de agosto dejó de jugar béisbol profesional el puertorriqueño Alex Rodríguez. Firmó un contrato en 2007 de 275 millones de dólares porcada uno de los diez años con Los Yanquis de Nueva York, tras haber portado el uniforme de los Vigilantes de Texas.

Fue una transacción beneficiosa para ambas directivas y Rodríguez se convirtió en el nuevo ídolo de Yanquis en un plantel plagado de estrellas de la galaxia beisbolera.

El boricua como el Jibarito de la canción se dedicó a conectar jonrones y otra clase de extrabases en su camino del éxito.

Regó dinamita pura, por los diamantes beisboleros de las Grandes Ligas.

Entre los mejores vuela cercas de todos los tiempos, aparece como el cuarto con 696 solamente atrás de Barry Bonds con 762, Hank Aarón con 755 y el tremendo Babe Ruth con 714.

Toda la temporada de 2014 fue sentado en el banquillo de los acusados de dopaje y aceptó su culpabilidad y fue perdonado, tanto por el comisionado de GL, y las propias autoridades judiciales de Estados Unidos.

Electo en 14 ocasiones al Juego de Estrellas donde lució, su última temporada se desplomó como el peso mexicano ante el dólar. Bateó para un raquítico .200 con 9 jonrones, 31 carreras impulsadas en 65 juegos.

Ese castigo del 2014 lo hizo pensar en el retiro. Dialogó con los altos directivos y acordaron que se iría en su último año de contrato 2017 como instructor al campo de la Florida sucursal de Los Yanquis donde están los prospectos a Grandes Ligas por los poderosos Yanquis de Manhattan.

Buena decisión de un buen hombre y un magnifico pelotero.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 13 =