Colachi Semanario No. 1658

Ahora que por fin tronó la estructura política y financiera del ayuntamiento de Guasave, la gran pregunta que flota en el ambiente de la burocracia municipal y en general entre toda la ciudadanía, es en dónde diablos se encontraban los todavía diputados locales Jesús Burgos Pinto y Ramón Barajas, quienes ni por equivocación asomaron la cara en los plantones y huelgas de hambre que han realizado los trabajadores como medida de presión para que les cubran los adeudos atrasados y que en varios de los casos alcanzan las ocho y diez quincenas. La ausencia y falta total de compromiso social con la base trabajadora del municipio por parte de ambos legisladores, no tiene ninguna justificación, y sí en cambio, ofrecen la lectura ante la ciudadanía de una total falta de solidaridad con quienes se comprometieron a defender y apoyar desde sus curules en el Congreso del Estado. Y es que tanto Barajas como Burgos prefirieron agachar la cabeza como los avestruces para sacarle la vuelta a los problemas de sus representados, a sabiendas de que ninguno de los dos tiene la voz completa como para cuestionar lo que ocurre hacia el interior del Ayuntamiento, pues fue precisamente durante sus respectivas gestiones al frente de la comuna , cuando los problemas que hoy hicieron crisis empezaron a manifestarse con mayor crudeza sin que ninguna de los dos hicieran algo para resolverlos y lejos de ello, en forma por demás irresponsable fingieron demencia y permitieron que todo siguiera igual. Porque no me van a salir ahora con que el problema de la falta de pago de las cuotas del seguro social viene de la actual administración. No, el problema se viene arrastrando desde el 2001 y ni Chuy ni Ramón fueron capaces de encarar el problema y tratar de resolverlo, cuando ellos mismos sabían que no tardaría en hacer crisis como finalmente ocurrió. Pero lo peor de todo, es que con el compromiso que se signó con el IMSS y en cual se comprometen las participaciones federales por un monto de alrededor de catorce millones de pesos, a la próxima administración municipal que encabezará Diana Armenta, literalmente la dejarán sin ningún margen de maniobra para enfrentar las muy justas demandas ciudadanas. La actitud asumida por estos dos personajes los pinta de cuerpo entero como políticos insensibles a las necesidades y reclamos ciudadanos y a quienes les interesa solamente su propio bienestar y desde luego que el gobernador electo, Quirino Ordaz Coppel voltee a verlos para tratar de seguir en la jugada política y así poder seguir expoliando al municipio de Guasave. SINDICALISMO EXPLOTADOR. Más allá de argumentos legaloides para tratar de defender y justificar la pertinencia social éstos organismos, se equivoca Alejandro Pimentel cuando argumenta que los abusivos sueldos que devengan él y su séquito de aduladores, están más que justificados. Y es al líder sindical, se le olvida que para representar con justicia y dignidad a cualquier organización de trabajadores una de las reglas básicas no escritas es la de “predicar con el ejemplo” y éste definitivamente no parece ser su caso, pues muchos de los miembros del sindicato de trabajadores del ayuntamiento se quejan de las prácticas porriles y de chantaje en que ha incurrido una y otra vez su dirigente para perpetuarse en el poder por más de una década. Pero al mismo tiempo, también se le olvida a Alejandro Pimentel que tener una percepción mensual de 45 mil pesos en una administración en ruinas, en automático carece de autoridad moral para cuestionar a los regidores y a los funcionarios de pasadas administraciones, pues todos y cada uno, en su momento, incluyendo, desde luego a Alejandro Pimentel fueron cómplices del montón de escombros en que tienen convertido al Ayuntamiento de Guasave. Pero no lo quieren creer como diría nuestro amigo y colega Lázaro Beltrán. LA RUINA DEL AYUNTAMIENTO ALCANZO HASTA A LOS INDIGENTES. Pues nada, que el montón de ruinas en que convirtió al Ayuntamiento de Guasave Armando Leyson, aunque usted no lo crea alcanzó, ahora sí, a los más jodidos de Guasave. Y es que como en los desayunaderos y mentideros políticos de la ciudad todas las pláticas giran en torno al no pago de quincenas a los trabajadores, muchos bolsas de fierro y codos de acero de ahí se han agarrado para sacarle la vuelta a los indigentes y pordioseros que pululan por todos lados, argumentándoles cuando se acercan a pedir caridad, que no traen dinero porque el Kory no les ha pagado. Hasta donde hemos llegado. DISPUESTA DIANA ARMENTA A REVISAR SUELDOS. Qué bueno que la alcaldesa electa Diana Armenta haya anunciado ya desde ahora que una vez que entre en funciones como presidenta municipal, se abocará a las revisión de los salarios que devenga el personal de confianza de la comuna, así como analizar el contrato colectivo de trabajo signado entre el Ayuntamiento y el Sindicato como parte de la reingeniería administrativa que se llevará a cabo para tratar de optimizar los recursos públicos y evitar que la administración municipal colapse totalmente. Y es que el sector empresarial se pronunció porque se ponga fin a los excesos que históricamente se han cometido con los recursos de la ciudadanía, pero que en la actual administración definitivamente se fueron de paso. Pero por hoy hasta aquí la dejamos. Gracias y hasta la próxima, D.M. La Frase de la Semana. “A LOS DIPUTADOS CHUY Y RAMON LO UNICO QUE LES INTERESA ES SU PROPIO BIENESTAR”. La pronunciaron a coro los trabajadores de base del Ayuntamiento de Guasave.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 18 =