Los Puntos Sobre las ÍES Edición No. 1656-A

Se cayó el teatrito…!

La libertad significa libertad para decir que dos más dos son cuatro.

Si eso se admite, todo lo demás se da por añadidura George Orwell.

La euforia que despertó en un grupúsculo de fanáticos malovistas con la acusación presentada en contra de Mario Zamora Gastélum acusándolo de “traición al PRI” se derrumbó por si sola cuando no pudieron aportar pruebas contundentes y la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI canceló la suspensión provisional de derechos y se los restituyó plenamente al mochitense.

Es decir, se les cayó el teatrito a las tres féminas que acatando sumisamente las indicaciones emanadas del tercer piso demandaron ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria la anulación de derechos y, de hecho, la expulsión de Zamora Gastélum de las filas del tricolor.

La demanda la hicieron María de Jesús (ex secretaria de Gerardo Vargas Landeros y que fungía como cedazo para decidir quien podía pasar a entrevistarse con el funcionario y quien no, aun cuando tuviera cita y hoy Regidora del Ayuntamiento de Ahome por la misma vía) y su hermana Brenda Guadalupe, ambas de apellido Castro Acosta, así como la titular de la Sindicatura Central Lucila Gabriela Yong Mercedes a quien las dos primeras dejaron sola para enfrentar los cuestionamientos de priistas y medios.

La demanda aseguraba que Mario Zamora hizo campaña en contra del candidato priista Alvaro Ruelas Echave y a favor de otro candidato.

Para ello utilizaron grabaciones filtradas del área de gobierno-espionaje del tercer piso, con conversaciones de Zamora Gastélum con el director de un medio radiofónico y una reportera, en donde lo entrevistaban sobre su opinión acerca de la situación del proceso electoral.

Las declaraciones, cautelosas, eso si, era coincidentes con los puntos de vista que varios analistas y comentaristas de diversas medios teníamos, análisis que resultaron verídicos pues en la recta final se obligó a un cierre fuerte del tricolor para darle a Alvaro Ruelas en el cómputo de la Comisión Municipal Electoral una ligera ventaja sobre su mas fuerte opositor, el candidato panista Miguel Angel Camacho.

Al recibir la “denuncia” la Comisión de Justicia Partidaria dio de plazo hasta el 18 de agosto para la presentación de pruebas mas contundentes, pero la fecha llegó y ninguna de las denunciantes acudió o remitió los elementos probatorios solicitados.

Por ello, el 31 de agosto Zamora Gastélum solicitó a la Comisión de Justicia Partidaria aplicara lo conducente y ese mismo día recibiói la notificacion de que sus derechos estaban plenamente restituidos, vigentes pues, para que entiendan quienes ya habían lanzado cohetes al aire celebrando anticipadamente la “expulsión” del mochitense mas encumbrado en el gobierno federal.

Insisto: se les cayó el teatrito a quienes se prestaron para hacer el papel de saltimbanquis y sus manipuladores.

Pero, ¿de donde viene ese encono en contra de Zamora Gastélum?

Todo es parte de los rencores que anidan en la mente del Gobernador Mario López Valdez y sus operadores, y que vienen desde el 2010 cuando fue candidato a la Presidencia de Ahome en el mismo equipo de Jesús Vizcarra Calderón, aunque hubo desencuentros antes, en el segundo tercio del gobierno de Jesús Aguilar Padilla cuando Mario fue diputado local.

Pero desde esa campaña del 2010 comenzó a manifestarse la fobia malovista contra Zamora Gastélum cuando el 18 de junio de 2010, fue lanzada una bomba molotov contra su casa de campaña, sin mas consecuencias que daños materiales. ¿Quien fue…? Nadie lo supo pero es lógico suponer de donde surgió la idea amedrantadora, común en diversas manifestaciones a  lo largo de este sexenio.

Desde entonces, cada vez que Zamora Gastélum ha intentado una posición de elección popular, desde el tercer piso le ponen, no  piedras, sino muros en el camino para que no llegue.

Al mismo tiempo, y ante las actitudes del gobierno de Malova, Zamora Gastélum decidió buscar otros rumbos y se integró al gobierno federal en donde ocupó varios puestos, entre ellos la gerencia regional de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero zona Noroeste que le otorgó su amigo José Antonio Meade Kuribreña, en donde permaneció desde enero del 2014 a octubre del 2015.

De ahí, José Antonio Meade Kuribreña, al asumir la Secretaría de Desarrollo Social lo designó Coordinador de Delegaciones de Sedesol, cargo que ocupa hasta el momento de redactar estas lineas, pero que es muy posible que deje de un momento a otro para pasar al area hacendaria.

Hoy, como Zanmora Gastélum ocupa envidiable posición pues goza de todas las confianzas de Meade, lo aprecia también y es amigo su nuevo jefe Luis Enrique Miranda Nava y, mas aun, es bien visto por el Presidente Peña Nieto, las fobias malovistas que emanan del tercer piso entraron en ebullición y armaron el teatrito ese buscando a través del espionaje telefónico (que por cierto es un delito) que fuera expulsado del PRI.

Sin embargo, seguramente entre sollozo y sollozo de las tres mujeres y sus manipuladores canturrean aquella canción de Emmanuel que dice:

“todo se derrumbó….”

Por su parte, Zamora Gastélum guarda compostura. Desde que le suspendieron provisionalmente sus derechos partidistas no quiso hacer declaraciones, dijo que hasta que concluyera el proceso.

Y aun hoy guarda prudente silencio. Nada de festinar, como seguramente lo hubiesen hecho sus enemigos políticos.

Hoy, Zamora Gastélum navega en aguas seguras y puede seguir el rumbo que lleve su amigo o regresar por la puerta grande a Sinaloa.

Y esto es lo que no inquieta, ¡apanica! a sus detractora(e)s.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =