Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1656


Una larga noche sobre Sinaloa…!

Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo. Sófocles

Desde hace varios meses una nube negra, oscurecida por los asesinatos que con toda impunidad se cometen a diario, ensombrece a Sinaloa.

crimen-orga

Mientras algunos medios de comunicación daban cuenta de los sucesos criminales, las autoridades, el Gobernador Mario López Valdez y su “cuate”, mas que funcionario, que cobra como Procurador General de Justicia venían ocultando la dramática realidad, pretendiendo engañar con cifras maquilladas a los sinaloenses sobre la verdad que está a todas luces a la vista.

Todavía hace unas semanas. el Director de la Policía Ministerial, Jesús Antonio “Chuytoño” Aguilar Iñiguez, negaba el repunte de la violencia criminal asegurando que “todo está bajo control”.

¡Si, pero del crimen organizado!

Hace dos semanas el Procurador General de Justicia del Estado, Marco Antonio Higuera Gómez, cuando los reporteros le preguntaban sobre el caso de Heriberto Millán, el periodista asesinado en Culiacán hace cinco años cumplidos ese 24 de agosto, expresó: “Los casos no se resuelven de la noche a la mañana”.

Una noche a la mañana demasiado larga: ¡cinco largos años!.

Pero ese no es el único caso que tiene años sin aclararse. Muy larga, larguísima es la lista.

Como enorme es la impunidad existente gracias a la no investigación, a la incuria y/o complicidad de las corporaciones policiacas y Procuraduría con los grupos criminales que, contrario a lo que ha venido asegurando el Gobernador Malova siguen paseándose y asesinando impunemente por calles y caminos de Sinaloa.

Por su parte, el Gobernador Mario López Valdez venía asegurando que todo estaba bajo control, pero no decía que el control es del crimen organizado.

Eso si, destacaba avances en la lucha contra el crimen y comparaba cifras del mes de Julio del 2010 contra el mismo mes de este 2016, si, abajo las cifras del presente debidamente maquilladas que además no incluyen a desaparecidos “levantados” ni cadáveres encontrados en las narcofosas encontradas por “las buscadoras”.

No decía que las verdaderas cifras de asesinatos del sexenio de Jesús Aguilar Padilla ya fueron rebasadas desde hace casi cuatro meses, durante esta administración.

Y la violencia sigue subiendo. En un solo fin de semana en Mazatlán hubo siete ejecutados y el alcalde Carlos Felton imitó a las avestruces.

El mes de agosto cerró con un total de 110 asesinatos y la cifra se septiembre va creciendo. Tan solo el lunes 5 se registraron diez ejecuciones, insisto, cifras que no incluyen los “levantados” ni los cuerpos encontrados en las narcofosas, pertenecientes a individuos que también fueron ejecutados por sicarios del crimen organizado.

El teatro comenzó a caérsele a Malova y su Procurador cuando oficialmente el gobierno federal ubica a los cincuenta municipios con mas crímenes en donde Culiacán aparece en tercer lugar y Mazatlán en el décimo quinto.

Ante esta situación el Presidente Peña Nieto ordenó a las fuerzas armadas integrar grupos de reacción que se coordinen con las autoridades locales para combatir a esa delincuencia que se ha enseñoreado en varias ciudades. entre ellas las de Sinaloa, cuna y refugio de jefes de los cárteles de la droga como Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El proceso de coordinación de hecho se inició esta semana en Mazatlán, en una reunión celebrada en la sede de la Tercera Región Militar.

Ahí, ante las evidencias que las fuerzas armadas tienen sobre la violencia que existe en Sinaloa, Malova tuvo que terminar por aceptar que en nuestro Estado se concentra nada menos que el 42% de los homicidios dolosos que se cometen en todo el país.

Así como lo lee… el 42% de los asesinatos dolosos que se cometen en todo México.

Y casi ningún municipio se escapa de aportar algo para esa negra estadística.

Ahora bien, se han integrado o se están integrando los operativos, pero las autoridades federales deben tener cuidado con la aportación de elementos locales porque ahí hay muchos que están involucrados con los grupos criminales que bajo su protección operan en Sinaloa.

Eso lo sabe medio mundo, pero todos callan porque hay temor por denunciar ante el involucramiento de las corporaciones locales.

Los operativos deben ser cribados y aplicar minuciosas labores de inteligencia para detectar los focos peligrosos y actuar con energía contra quienes sean responsables de comerciar con la droga, de las ejecuciones y los policía y otras autoridades que estén involucrados con ellos.

De otra manera toda acción será superficial y el crimen organizado seguirá operando.

A Sinaloa le urge recuperar la tranquilidad.

Como también al Gobernador electo Quirino Ordaz Coppel recibir un Estado con menos violencia, con la tranquilidad que se requiere para gobernar y promover el crecimiento real de Sinaloa.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − diecisiete =