Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1655

El loco del muro…!

La naturaleza de los hombres soberbios y viles es mostrarse insolentes en la prosperidad y abyectos y humildes en la adversidad. Nicolás Maquiavelo

Diferentes comentarios ha despertado no solo en México, sino también en otros países la visita que hizo el candidato republicano Donald Trump a México, atendiendo la invitación que le hizo el Presidente Peña Nieto, como también se la hiciera a la demócrata Hillary Clinton, el reverso de la medalla en las candidaturas norteamericanas.

Iniciaré con las que le reconocen a Peña Nieto haber recibido al soberbio aspitante republicano a la Presidencia de Estados Unidos, atendiendo el principio de que los problemas se enfrentan, no se rehuyen aunque sea un David quien enfrente a un Goliat.

Considero que el diálogo es la mejor vía para resolver controversias.

Sin embargo cuando se está ante un sujeto enchido de soberbia, que se considera el mas poderoso, el dialogo falla.

No sabemos con exactitud lo que se dijo en esa reunión privada y los tonos empleados, pero en la conferencia de prensa observamos a un Presidente Peña muy serio, con la preocupación reflejada en el rostro y a un Trump con la soberbia aflorándole a flor de piel, aunque trató de mitigar el las muecas cuando dijo: “Los mexicanos no tienen ningún reproche, los mexicanos son personas espectaculares”, una frase que nadie le creyó

Pero luego insistiría: “Tenemos que construir un muro para detener el flujo de armas y dinero; garantizar la seguridad de todos los ciudadanos”, cuando el flujo de armas y dinero (dólares) viene de allá para acá y en las manos del gobierno nortemaeircano está detenerlo, es su responsabilidad.

Al aceptar que su idea sigue firme, a pregunta de un reportero dijo: “No hablamos de quién va a pagar por el muro, no éso no lo hablamos”.

En cuanto a Peña Nieto en la conferencia de prensa dijo: “Los mexicanos en Estados Unidos son gente honesta, que respetan la vida, la familia y la ley, por lo tanto, los mexicanos merecen el respeto de todos, y advirtió que su prioridad es proteger a los mexicanos donde quiera que ellos se encuentren, “esa es mi responsabilidad y la seguiré cumpliendo”.

Luego, señaló que los posicionamientos de Donald Trump, han agraviado a los mexicanos, quienes merecen el respeto de todos, afirmó Peña Nieto al empresario al término del encuentro privado que sostuvieron ayer en Los Pinos.

“Le hice saber que ha habido afirmaciones que lamentablemente habían lastimado y afectado a los mexicanos en la percepción que él viene haciendo de su candidatura, que el pueblo de México se había sentido agraviado por comentarios que se habían formulado”, expuso el mandatario.

Pero también dice que le dijo que México no pagará el muro, mas no que se opuso a esa pretensión de Trump.

Por su parte el empresario estadounidense insistió en que se construirá un muro en la frontera y al hablar de sus cinco prioridades para la relación bilateral, Trump destacó que buscará revisar el Tratado de Libre Comercio, claro para imponer propuestas mas favorables aún para su pais.

Por otra parte, efectivamente, coincido plenamente con todos los que han criticado la visita de Trump a México y su entrevista en Los Pinos con el Presidente Peña Nieto.

Ese sujeto que ha insultado a los mexicanos, que amenaza con construir un muro a lo largo de toda la frontera y que lo pagará México, ese sujeto que dice que nuestro pais les envía a puros delincuentes, a narcotraficantes, a ladrones, etc., no merece poner un pie en nuestro territorio sin antes arrepentirse de sus barbaridades y pedir perdón. Lo que nunca hará.

Ese sujeto que vé a los mexicanos y a todos los migrantes como un cáncer a extirpar, se olvida de sus orígenes y los orígenes de su país.

Se le olvida que son los mexicanos los que hacen los trabajos que sus compatriotas, negros y blancos no quieren hacer.

Se le olvida que en los campos agrícolas norteamericanos los mejores cosecheros son mexicanos.

Se le olvida que ellos nos robaron la mitad del territorio mexicano. Ellos son los invasores.

Por otra parte, ¿No fueron migrantes sajones los que invadieron lo que hoy es el territorio de Estados Unidos?

¿No fueron esos sajones, los blancos “de raza pura” los que exterminaron a milllones de indígenas de diferentes naciones que poblaban ese territorio?

Él mismo, ¿no es decendiente de migrantes?

Su abuelo Frederick Trump, hijo de inmigrantes alemanes, vino a Estados Unidos en 1885 atraido por la fiebre del oro.

Su madre, Mary MacLeod, nació en Escocia y a los 18 años partió hacia Estados Unidos, donde se casó con Fred Trump.

Su actual esposa, Melania Trump, es otra inmigrante de Eslovenia. (país que en 1991 se independizó de Yugoslavia) y se fue a Nueva York hace 20 años.

Su odio a los mexicanos y demás migrantes quizá provenga de su sangre de origen alemán, la misma sangre de Adolfo Hitler.

Y a eso apunta este sujeto, a intentar convertirse de un moderno Hitler si llega a la Casa Blanca.

Este loco del muro, pues, si es un peligro no solo para México sino para todo el mundo.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + Once =