Humorismo Semanario No. 1652

María le dice a su amiga:
-Ya no se qué hacer; ningún hombre se quiere acostar conmigo porque la panocha me huele a cebolla.
Y su amiga le dice:
-No te preocupes María que yo tengo un amigo que no tiene olfato y no tendrás problemas con él.
Entonces se lo presenta y cuando ya estaban listos para meterse a la cama, el hombre le dice:
-Y tú porque tienes la panocha con olor a cebolla?
-¿Pero por qué dices eso si tu no tienes olfato…?
-No jodas, no tendré olfato, pero me lloran los ojos…

SIN DEFECTOS
– ¿Fumas?
– No.
– ¿Bebes?
– Nada.
– ¿Eres infiel?
– No.
– ¿Ludópata?
– Tampoco.
– Vaya, ¿tienes algún defecto?
– Bueno si, soy un mentiroso compulsivo

MALAS NOTICIAS
-Vengo a decirte que tu mujer está ahora acostada con tu mejor amigo.
-Bah, ya los he visto, pero ni era mi amigo ni nada, sólo un conocido.

TERAPIA VIVENCIAL
-¿Por qué no quiere tenderse? Para el psicoanálisis es fundamental que esté cómoda y tranquila.
La joven accedió y sus hermosas piernas quedaron a la vista del analista.
-¿Cómo comenzaron sus problemas?
-Exactamente como ahora.

Este policía detiene a un tipo que maneja dando zigzag sospechando que está en estado de embriaguez.
El policía le ordena que sople para analizar su nivel de alcohol.
El tipo se niega:
-Oh no, oficial, no puedo soplar. Padezco de asma crónica, y podría morir de un ataque de asma.
-Bueno, -dice el policía- pues vamos al cuartel para tomarte una muestra de orina.
El tipo protesta otra vez:
-No, no tampoco puedo hacer eso porque soy diabético y si orino me daría un bajón de azúcar y podría morir.
-Pues iremos al cuartel a tomarte una muestra de sangre para ver que nivel de alcohol tienes en la sangre.
-Tampoco puedo hacer eso, soy hemofílico y podría morir desangrado.
En su último intento el policía le dice:
-Está bien, bájate del carro y camina por esta línea blanca.
-Tampoco puedo hacer eso, oficial.
-Y cuál es la excusa ahora?
-Cabrón, no ve que estoy borracho?.

Jaimito le dice a la novia:
-Mi amor eres como una droga para mi!
-Tan lindo -Estas adicto a mi, bebé?
-Nooo mi chava, es que estás arruinando mi vida poco a poco…

A los 9 años Jaimito comparece ante el tribunal acusado de haber violado a una niña de 18 años. En plena audiencia, el Juez pregunta a la abogada:
– ¿Qué puede decir a favor de su defendido, Doctora?
La abogada baja los pantalones a Jaimito. Le agarra el “pipí” y se lo muestra al Magistrado:
-Mire el tamañito que tiene, señor Juez ¿Cómo van a acusar a este niño de semejante delito? Mírelo! ¿Usted cree que con una cosita tan pequeña se pueda violar a una mujer?
Y Jaimito murmura a su abogada:
-“Doctora, no me lo siga sobando que perdemos el juicio”

Durante una evaluación escrita, la maestra le pregunta a Jaimito:
-Jaimito: por qué te echas tanta saliva en el cabello antes del examen?
-Maestra, es que anoche mi hermana le decía a su novio: “échale bastante saliva a la cabeza para que pase!!!!”…

El papá llama a su casa, y atiende Jaimito.
– Bueno?
– Jaimito?
– Si apá…
– Pásame a tu mamá, por favor.
– Está encerrada en su cuarto…
– En brazos de Morfeo?
– Pues fíjate que no se cómo se llama el tipo, dame un minuto y déjame ver si es Morfeo…

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once − siete =