Breves del Évora Semanario No. 1652

Paquis Corrales

MOCORITO: POBREZA, TURISMO, ESPERANZA Y DESARROLLO ECONÓMICO

El hasta ahora el Pueblo Mágico de Mocorito y todo el municipio, está catalogado como uno de los municipios más pobres de Sinaloa, junto con Badiraguato y San Ignacio. Culpables hay muchos, y es que, el Desarrollo Económico no es cosa fácil, aunado a que los gobernantes no han sabido o no han querido darle la importancia necesaria, para que a dicha área lleguen funcionarios con la preparación que merece y requiere ese sector.

Actualmente a nivel estado hay una lucha mediática sobre 3 posibles personajes, que pueden tomar las riendas de la Secretaria de Desarrollo Económico de Sinaloa (SEDECO). Por la importancia del tema y la relación que a futuro pueda beneficiar a Mocorito, en este espacio hemos hecho un análisis sobre quién es el mejor posicionado y su impacto para ésta región.

La terna “gabineteable” para tomar las riendas de la SEDECO, la encabeza un joven “Aguilarista”, Sergio Mario Arredondo, conocedor del tema y actual Srio. De Desarrollo Económico de Culiacán. Seguido del empresario del café, Javier Lizarraga, mazatleco, paisano de Quirino. Y por último aparece Carlos Gandarilla, “millanista” quien a estas alturas, ya no puede presumir como un joven con prometedor futuro político, como se le mencionaba y destacaba años atrás.

Siendo breves y al grano. Para fortuna de Mocorito, el mejor perfilado es el Joven Sergio Mario. Aunque algunos medios de comunicación den a conocer que está reñido el tiro entre él y Javier Lizárraga, ya que Carlos Gandarilla, realmente es el menos preparado e indicado para ocupar tan complicado cargo (SEDECO) ya que su único logro en gobierno es haber sido Srio. Particular de Juan S. Millán, y fuera de esos cargos ha tomado solamente las riendas de fundaciones políticas y Cruz Roja. Por su parte el empresario Javier Lizárraga, aparentemente, el éxito en su empresa Café Marino, algunos medios lo posicionan para dicho cargo, aunque ya en el pasado ha demostrado que no es la misma llevar al éxito una empresa que organizaciones no particulares, como CODESIN por ejemplo, donde ya tomó las riendas, y él mismo se auto-retó con importantes metas que no ha podido cumplir, demostrando que semejante paquete no es nada fácil, no hizo mal papel pero tampoco pasó la prueba, ya que ni el PIB per cápita(nivel de vida), ni las exportaciones Sinaloenses han superado la media nacional, metas que el mismo asumió en su toma de protesta y actualmente están muy por debajo de la media.

Ahora, las razones para que Sergio Mario Arredondo llegue, sobran. A pesar de su corta edad, experiencia la tiene y para muestra, el papel que hoy está haciendo en Culiacán, además de sus responsabilidades, Sergio Mario en muchas ocasiones ha sido quien ha dado la cara por su tocayo, el polémico alcalde Sergio Torres, en diversos actos publico ha sido él quien en representación del presidente ha asistido y ha hecho uso de la voz ante la ciudadanía y prensa. Cuenta con dos maestrías, una de ellas en Arizona…esto por aquellos que decían que su ventaja era nada más por ser yerno del exgobernador Jesús Aguilar Padilla, lo cual relacionaron que por dicho parentesco iba influir con Chuy Vizcarra, para su recomendación con Quirino. Pero al parecer tienen memoria corta, ya olvidaron que Aguilar Padilla no ocuparía recomendación de nadie, ni intermediarios con el actual gobernador electo, ya que Quirino Ordaz Coppel formó parte de su administración, siendo el hoy gobernador electo, quien participó en la entrega de gobierno a la administración de Malova, específicamente en las finanzas. Situación que indica que Quirino Ordaz Coppel conoce perfectamente a los “Aguilaristas” en este caso a Sergio Mario, a quien ubican como político “talachero” y operativo por sus capacidades intelectuales.

Para el rezagado municipio de Mocorito, Sergio Mario Arredondo representa una esperanza, ya que éste personajes el único de los tres que ha puesto los ojos en la región y no desconoce nuestro “Pequeño Mundo “ (como diría el patriarca de las letras “Enrricón” Peña).

Hace meses, poco antes de iniciar las campañas políticas, el ayuntamiento de Culiacán llevó a cabo un programa para detonar el Turismo, y el presidente Sergio Torres visitó 15 municipios y le dejó a Sergio Mario Arredondo, Mazatlán, Ahome y Mocorito. Curiosamente Mocorito con los dos municipios puertuarios y los más importantes en materia turística. Lamentablemente y de pena ajena(¡qué milagro!), el alcalde de Mocorito, José Eleno “Pepito” Quiñonez no les dio la importancia que merecía y ni siquiera se preocupó por dar un buen recibimiento, mandó al Srio. “Betico” Sainz, quien además de llegar tarde, no sabía ni a lo que iba (puras mermas con nuestros gobernantes). El ayuntamiento de Mocorito no se preocupo por tratar de hacer algún tipo de acuerdo de cooperación turística y aprovechar la idea, mucho menos después copiarla e implementarla. Así quedó la cosa en aquella ocasión, Sergio Mario vino e hizo su trabajo, dio a conocer el programa mediante una rueda de prensa en conocido Hotel del Pueblo, posteriormente tuvo una amena charla con la prensa, donde demostró su capacidad servicial y buen trato para hacer relaciones, en pocas palabras, él y su equipo de trabajo dejaron buen sabor de boca, mismo equipo de trabajo que mantiene buena relación de amistad desde hace años con personajes de la vida política de Mocorito, personajes que a partir del 1 de enero, todo parece indicar que formarán parte de la nueva administración municipal, quienes junto a los niveles estatales y federales tendrán que asumir la difícil tarea que le corresponde a Desarrollo Económico y no caer en lo mismo que han caído otras administraciones , que por cumplir un compromiso político, acaban por darle el puesto a los menos indicados, como fue el caso de nuestro presidente “Pepito” Quiñonez, quien primeramente le dio ese cargo a “Ninfita” Inzunza, ex regidora que no contaba ni con perfil y mucho menos con experiencia en esa área, duró unos meses en el cargo cuando renunció, después tomó el relevo la actual directora de Desarrollo Económico, Claudia Salazar Méndez, si tenía perfil por la carrera en el ramo turístico, pero no los meritos. En cuanto a Turismo, lo mismo ha pasado desde Carlos “Nino”, pasando por la ex candidata “Trinita” L. Lara, la misma Claudia Salazar hasta llegar al actual profesor Juan Carlos Gonzalez, actual titular de Turismo en Mocorito, todos ellos sin experiencia, aunque se puede rescatar un poco a Juan Carlos y Claudia, una por su carrera y el otro de perdida le pone ganas y la hace de guía turistas, al no contar con personal a su cargo. Pero dicha área no es para eso, sino para elaborar planes estratégicos con fines de generar recursos económicos, y eso es lo que no entienden.

Es importante saber (para que no nos verbeen los disque intelectuales que abundan en Mocorito) que Desarrollo Económico se puede definir como la capacidad para crear riqueza a fin de promover y mantener la prosperidad o bienestar económico y social de sus habitantes. De esto se trata. Ahora que ya sabemos, podemos decir que en Mocorito, el terreno para ésto está virgen. Casi por nada, se han visto últimamente personajes por el Pueblo como el Delegado federal de Economía, “Rafa” Rodríguez y su esposa la diputada Irma Moreno, “Paquis” Corrales, buena para el desarrollo económico (…pero personal) y Gildardo Amarillas, hotelero y actual Subsecretario de Administración y Finanzas.

A grandes rasgos, todo parece indicar que en Mocorito, el Desarrollo Económico se encuentra en el Turismo, cabe señalar que dicha actividad está directamente relacionada en esa área. Además la categoría de Pueblo Mágico y su jugoza bolsa económica de recursos, hace que muchos empresarios y políticos se vayan con la finta para echarle todos los kilos al negocio turístico. En Cosalá, el primer Pueblo Mágico de Sinaloa, les ha funcionado poco, si ha habido crecimiento económico pero no basta para que la mayoría de la población tenga su prosperidad económica (el objetivo), a quienes si les ha funcionado, es a unos cuantos hoteleros. Lo mismo puede pasar en Mocorito, pero tal parece que ni eso está sucediendo, ya que a pesar ser nombrado Pueblo Mágico, el Turismo no despega ni crece, visitantes si ha habido un poco más, pero lo que realmente deja una derrama económica son los turistas, mismos que brillan por su ausencia, y para diferenciarlos podemos decir que se cataloga como turista a las personas que pasan más 24 horas fuera de su lugar habitual y pernotan en el lugar a donde se trasladan. Por lógica, es evidente los beneficios que generaría los turistas, por la derrama económica que generan, por los gastos que implican hospedaje, alimentación y actividades para placer. En cambio el visitante no gasta en hospedajes al ir y volver el mismo día, y no suele gastar en alimentación un día completo.

El no saber la diferencia entre turistas y visitantes, al ayuntamiento de Mocorito le ha causado un error de inversión a la promoción del turismo. En días pasados se dejaron ver muy mal, al cubrir los gastos de un grupo de visitantes llamado “Grupo Sinaloa”, fueron recibidos al son de la banda, comidas y atenciones a costillas del ayuntamiento. Sí el objetivo del gobierno en promover sector Turismo, para provocar derramas económicas en beneficio de los habitantes…entonces ¿dónde están las derramas y beneficios económico que dejaron ¿sí todo lo pagó el ayuntamiento. Un recorrido por el pueblo guiado por funcionarios municipales, no es rentable para la inversión que se hizo. Además hubo muchas quejas de comerciantes porque los visitantes sólo fueron llevados a tales y cuales negocios. Así que tache para las áreas de Turismo, Cultura y Secretaria de ayuntamiento…y de una vez al presidente para no perder la costumbre. Nos despedimos con la esperanza que vienen tiempos mejores para Desarrollo Económico, ya que tanto como Quirino, “Memo” Galindo y Sergio Mario, son expertos en la materia económica y seguramente superarán con facilidad lo hecho por los actuales encargados de ese tema.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − Once =