Humorismo Semanario No. 1651

– ¿Y cómo te fue en tu último safari, compadre?
-De la patada, compadre. Fíjese que cuando estaba en medio de la selva se planta frente a mí un enorme tigre. Inmediatamente le apunté y accioné el gatillo, pero el rifle se encasquilló y no disparó. No tuve otra que empezar a correr, con el tigre atrás persiguiéndome. Cada vez que volteaba el animal estaba más cerca. Cuando ya casi me atrapaba, vi que el tigre como que se resbalaba y se quedaba un poco atrás, y así varias veces hasta que me puse a salvo.
-Caray, compadre, yo me hubiera cagado del susto.
-¿Y con qué cree que se resbalaba el tigre, compadre?!!

Un señor va de cacería al África y se lleva su perrito Maltés para no sentirse solo en ese lugar.
Un día ya en la expedición, el perrito, correteando mariposas se aleja del grupo, se extravía y comienzan a vagar solo por la selva.
En eso ve a lo lejos que viene una enorme pantera a toda carrera. Al ver que se lo va a devorar, piensa rápido qué hacer.
Junto a el ve un montón de huesos de un animal muerto y se pone a mordisquearlos. Al mismo tiempo que dice:
-“¡Ah!, ¡Qué rica pantera me acabo de comer!”
La pantera lo alcanza a escuchar y frenando en seco, gira y sale despavorida pensando:
-“Quién sabe qué animal será ese no me vaya a comer a mí también”.
Un mono que estaba trepado en un árbol cercano y que había visto y oído la escena sale corriendo tras la pantera para contarle como la engañó el perrito:
-“¡Cómo serás pendeja esos huesos ya estaban ahí, además es un simple perro!”
El perrito alcanza a darse cuenta de la mariconada del mono.
Después que el mono le contó a la pantera la historia de lo que vió, esta última muy encabronada le dice al mono.
-“¡Súbete a mi espalda, ahora vamos con ese perro a ver quién se come a quién!”.
Y salen corriendo a buscar al perrito.
El perrito ve a lo lejos que venía la pantera nuevamente, y esta vez con el mono chismoso encima.
-“¿Y ahora qué hago?
Dice todo asustado el perrito y en lugar de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda como si no los hubiera visto, en cuanto la pantera está a punto de atacarlo de nuevo, el perrito grita fingiendo estar enojado:
-“¡Este mono hijo de su chingada madre!, hace como media hora que lo mandé por otra pantera y aún no aparece el cabrón!”!!!!

Una rubia caminado por la calle con una minifalda corta, de repente se cae justo en frente de un borrachito, y este se echa a reir jocosamente, la rubia le dice: por lo que veo usted no es ningún caballero y el borrachito responde: por lo que veoooo tu tampoco eres rubia.

-Compadre…Fijese que que fui al Dentista y me dijo que tengo que usar hilo dental…
-Y como se siente compadre?
-Pos los huevos se me salen, pero ah que frescas traigo las nalgas!

Según un estudio científico, una mujer puede soportar hasta 3 días sin comer, pero jamás un día sin hacerla de pedo.

Llega el esposo de la misa y se dirige a su esposa con una sonrisa, la abraza, la carga y baila con ella en el aire.
Ella, en extreno llena de felicidad le pregunta:
-¿Y que fue el sermón del cura hoy? ¿Acaso que los esposo deberían ser mas cariñosos con sus esposas?-
Y él le contestó:
-No…dijo que debemos cargar nuestra cruz con júbilo y alegría.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − seis =