Peña Nieto acepta el error de la Casa Blanca

Admite el error, pero defiende haber actuado conforme a derecho

epn5

El mandatario dijo que la compra de una casa en una de las zonas más exclusivas de la capital fue un error, pues dañó la confianza en el gobierno.

Una vez más el presidente Enrique Peña Nieto ofreció una disculpa a los mexicanos por el tema de la Casa Blanca. Al promulgar las leyes anticorrupción, el presidente mexicano aceptó que la compra del inmueble fue un “error” pero defendió que en todo momento actuó “conforme a la ley”.

epn2

 “En carne propia sentí la irritación de los mexicanos, la entiendo perfectamente. Por eso, con toda humildad, les pido perdón. Les reitero mi sincera y profunda disculpa por el agravio y la indignación que les causé”, dijo Peña Nieto durante la promulgación de las leyes que conforman el Sistema Nacional Anticorrupción, este lunes 18 de julio.

“Y en esto reconozco que cometí un error. No obstante que me conduje conforme a ley, este error afectó a mi familia, lastimó la investidura presidencial y dañó la confianza en el gobierno”, dijo Peña Nieto durante la promulgación de las leyes que conforman el Sistema Nacional Anticorrupción.

Aseguró que para recuperar la confianza ciudadana, “todos tenemos que ser autocríticos, tenemos que vernos en el espejo. Empezando por el propio presidente de la República”.

Señaló que “cada día, a partir de ello estoy más convencido y decidido a combatir la corrupción”. El caso le reafirmó que los servidores públicos, “además de ser responsables de actuar conforme a Derecho y con total integridad, también somos responsables de la percepción que generamos con lo que hacemos”.

Peña Nieto dijo que en el próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso enviará la propuesta para el nuevo secretario de la Función Pública.

Las leyes promulgadas por el presidente Peña Nieto son la del Sistema Nacional Anticorrupción, de Responsabilidades -o 3de3-, del Tribunal de Justicia Administrativa, de Fiscalización y de la Administración Pública Federal.

También la reforma a la Ley Orgánica de la PGR para crear la Fiscalía Anticorrupción y reformas al Código Penal Federal.

Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, dijo que la corrupción afecta a todos, pero sobre todo a los más desfavorecidos.

“Decidimos ejercer nuestro derecho a presentar una iniciativa ciudadana, porque queremos transformar, a través de las instituciones, el régimen en el que vivimos”, mencionó.

“Queremos un Sistema Nacional Anticorrupción que responda al hartazgo social ante la corrupción y la impunidad… queremos un Sistema que no deje un solo peso público sin la apropiada fiscalización”, agregó  Bohórquez.

Roberto Gil, presidente del Senado, destacó las ventajas del nuevo sistema anticorrupción, pues dijo que con éste exigencia social encontró cause y salida en nuestras instituciones.

Destacó que “México puede, en democracia y en su pluralidad, derrotar a la corrupción, y reducir la impunidad. No necesitamos justicieros para consolidar un auténtico Estado de Derecho”

Incluso bromeó: “La victoria de todos es un sistema, este sí, como dicen por ahí, probablemente no lo tiene ni Obama”.

Jesús Zambrano, presidente de la Cámara de Diputados, difirió con el argumento de que el nuevo sistema está completo pues dijo, tiene “insuficiencias”.

“No hubo el eco legislativo suficiente, deseado, al discutirse las leyes que conformarían el nuevo Sistema Nacional en ambas cámaras”; criticó que el presidente haya vetado para que fuera revisado solo el artículo 32 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, que obligaba a todos los empresarios que tuvieran contratos con el gobierno a presentar sus declaraciones patrimonial, de intereses y fiscal.

“Lamento que no hubiera observado igualmente el artículo 29 para dar paso a que el Legislativo incorporara, ahora sí, el reclamo ciudadano contenido en la iniciativa 3de3”

“Aún con estas insuficiencias, estoy convencido de que lo que hoy se promulga es un primer paso, muy importante, significativo, en el combate a la corrupción”

Por su parte, el ministro de la SCJN, Arturo Zaldívar, destacó la importancia de la promulgación de las leyes anticorrupción.

Aseguró que con esto culmina “un notable esfuerzo conjunto entre la sociedad civil y los poderes públicos”, pues ““no hay justicia que funcione si hay corrupción”.

“La corrupción es un mal que afecta a todos los ámbitos de la vida pública, frena el desarrollo social y económico, debilita las instituciones, exacerba las desigualdades y la injusticia”.  Fuente, El Pais.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =