Diálogo Deportivo Semanario No. 1649

DD#1649

Este martes 12 de julio la leyenda viviente del boxeo mundial, Julio César Chávez, cumple 54 años ya que nació en la citada fecha en Ciudad Obregón, Sonora.

Una vida muy agitada tanto arriba como abajo del ring. Los miles de aficionados al boxeo idolatran al cuatro veces excampeón mundial que empezó su declive cuando fue noqueado por el desconocido Frankie Randall.

Todos lo defienden. Decenas de turistas que se hospedan en los principales hoteles de Culiacán preguntan muchas cosas sobre su vida.

Todos desean conocer la casa donde vivió el mítico personaje del boxeo. Hoy convertida en casa de rehabilitación de personas con diversas adicciones, en especial del alcoholismo y drogadicción; que tanto dañaron a JC Chávez González.

Los vecinos de Colinas de San Miguel recuerdan con agrado las fiestas de hasta tres días con tambora que ofrecía la leyenda del boxeo, Julio César Chávez. Y vieron entrar a su hogar a actores nacionales e internacionales, políticos y jefes policiacos que se sentían orgullosos de compartir el pan y la sal con el mejor boxeador mexicano de todos los tiempos.

Sobre el ring, JC era una máquina para tirar golpes y dominaba el gancho en corto precisamente en la zona hepática y jab a la mandíbula.

Julio César es un hombre que ha vencido todos los retos. Su amor al boxeo lo hizo escalar rápidamente a la cumbre ayudado por su primer mánager, Ramón “Zurdo”Félix, mismo que le consiguió la batalla por el vacante título super pluma ante Mario “Azabache” Martínez; a quien ganó por la vía del ko el 13 de septiembre de 1984, en Los Ángeles, California.

Una historia que aún no termina y sigue ahora como comentarista de boxeo.

Felices 54, Julio César.

RETORNO LA LUCHA LIBRE A CULIACAN
Una empresa nueva que se hace denominar Promociones Félix, en coordinación con las empresas El Debate, están promoviendo las funciones de lucha libre en Culiacán.

Todo inició con El Místico, formidable luchador que tuvo su gloria máxima en los noventas e inicios del Siglo XXI.

El Místico, creador de un estilo diferente, con lucha aérea que es muy peligrosa es obra del fray Tormenta, un luchador retirado que ayuda a niños de la calle.

Precisamente de uno de esos albergues salió a triunfar El Místico. Pero afirman que cuando empezó a ganar bastante dinero se olvidó de su gran maestro, Fray Tormenta, y de sus pequeños protegidos.

Que cosas tiene la vida, Mariana, dice la canción pues al olvidarse del amor, la devoción y la caridad deshonró su nombre de batalla y se aplicó aquello de que “genio y figura hasta la sepultura”.

El pasado 25 de junio se presentó el Octagón y su hijo Octangoncito. Recordamos que Octagón jugó para las Águilas del América pero su nombre es un misterio ya que su rostro nunca ha sido visto, puesto que jamás ha sido desenmascarado.

Dos grandes personajes de la lucha actual y ahora falta programar al Hijo del Santo, que con su lucha técnica y aérea como su desaparecido padre El Santo El Enmascarado de Plata, hace delirar a los aficionados.

PEDRO RODRÍGUEZ A 45 AÑOS DE SU TRIUNFO EN AUSTRIA.
Uno de los mejores pilotos mexicanos ha sido Pedro Rodríguez de la Vega, que en la Fórmula 1 se consagró con su primer lugar y subida al podium hace 45 años.

Su hermano Ricardo, fue más atrevido con menos triunfos ya que se salía de la pista por la máxima velocidad que imprimía a sus vehículos.
Dos hermanos sensacionales del automovilismo que le dieron brillo a México.

El autódromo de la Ciudad de México por eso se llama Hermanos Rodríguez, en honor a Pedro y Ricardo Rodríguez de la Vega.

En sus bólidos de acero recorrían grandes distancias como en las 24 horas de LeMans.

Pedro brilló en Indianápolis uno de los circuitos mas prolongado y con más curvas peligrosas del mundo.

En el gran Premio de Austria aún se les recuerda, en especial a Pedro.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =