CLIMA CALIENTE CON GOBIERNO FRIO

enrique ochoa CFE

En las principales ciudades de Sinaloa, pero sobre todo en Culiacán, sólo hay dos estaciones: La del Ferrocarril y la de calor.

Esta famosa y vieja frase sirvió a una lucha social contra las tarifas de energía eléctrica en Sinaloa casi treinta años atrás, que originó la aplicación de un subsidio para los consumidores y se sumó al diagnóstico político de un gobierno que carga sus errores y corrupciones al mismo pueblo.
El gobernador Mario López Valdez nos anuncia un fin de año complicado por “el incremento de las tarifas de energía eléctrica y el ajuste presupuestal hecho por el Gobierno Federal, el Ejecutivo del Estado tendrá problemas financieros para el cierre de la administración”.
Está bien que lo diga y que nos informe de las medidas de austeridad a tomar. Eso nos sirve a los ciudadanos para hacer lo propio.
Lo que pudiera haberse guardado es la defensa del secretario Luis Videgaray cuya conducción financiera contribuyó, en gran parte, a un descontento social que se reflejó en las urnas el 6 de junio.
Eso fue antes del brexit.
Por más que el gobierno se escude en la situación financiera mundial y en los eventos de Europa que lo detonaron el pueblo no lo va a entender así.
Lo que sabe es que la gasolina le cuesta más, la tarifa de alto consumo, con este calorón y con niños en casa se presenta más; en tanto que los empleos bien pagados existen para un sector reducido y, para colmo, el salario mínimo recibirá un aumento de siete pesos contra los 10 que se habían preacordado.
Aunado a la falta de inversiones, para la generación de empleos y derrama económica, esta realidad es la que se vive actualmente y que va generando un rencor social vivo que tarde o temprano va a encontrar salida.
Esperemos que sea con expresiones y acciones de valor social.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − dos =