Humorismo Semanario No. 1646

Compadre por que anda diciendo que mi mujer tiene almorranas..!
-No compadre yo no dije que tenia almorranas. Yo dije que como que se le sentían..!!!

El jefe de una empresa está repartiendo los meses de vacaciones para los empleados. Llama a un empleado a su despacho:
– Martínez, ¿te gusta la cerveza caliente?
– Claro que no, jefe. La cerveza siempre bien fresquita.
– ¿Te gustan las mujeres sudorosas?
– Por supuesto que no, jefe.
–Bien Martínez, entonces tú te tomarás las vacaciones cuando acabe el verano.

¿Por qué la Gran Muralla China está entre las 7 maravillas del mundo?
-Porque es el único producto fabricado en China que ha durado más de 3 semanas.

Llama Pepito a la profesora a las 2:30 de la madrugada:
-Hola profe, estaba durmiendo?
-Si, ya estaba dormida!
-Tan linda la hija de la chingada y yo aquí todavía haciendo tareas!!

¿Hola amor, dónde estas?
-En casa, acostadito, pensando en ti ¿y tu?
-En la Discoteca, viendo como corrías hacia el baño para contestarme.

Porque los perros son mejores que las mujeres
Los perros no lloran.
Les encanta que uno invite gente a la casa.
No les importa que uno use su champú.
No esperan que uno los llame para avisar que llega tarde.
Cuanto mas tarde llegue uno, mejor lo reciben.
No les importa que uno juegue con otros perros.
No se dan cuenta si uno se equivoca de nombre al llamarlos.
No les importa si uno regala los cachorros.
Todo el mundo puede conseguir un perro bonito.
Si es espectacular, los otros perros no lo odian.
Los perros no van de compras.
Les encanta que uno deje desorden en el piso.
Nunca necesitan analizar la relación.
Sus padres nunca llegan de visita.
Les encanta los viajes largos en carro.
No odian sus cuerpos.
Nunca critican.
Con los años no se les pone agrio el carácter, sino que son más tranquilos.
No esperan recibir regalos.
Es lícito tenerlos amarrados en la casa.
No les interesa saber como fue la relación con perros anteriores.
No permiten que los artículos de las revistas determinen sus vidas.
Jamás hay que esperar un perro. Está listo para salir las 24 horas del día.
De nada le sirven las flores, las joyas o las tarjetas.
No se ponen las camisas de uno.
Jamás piden un masaje en las patas.
Les gusta que uno los acaricie en público.
Les parece cómico que uno esté borracho.
No pueden hablar .

Dime, Rosita: ¿Soy yo el primero que te pide hacer el amor
– Si -responde Rosita. Todos los demás me lo han hecho sin pedírmelo.

¡¡¡Mami, me acosté con mi novio, y ya no soy virgen!!!.
Entonces agarrá un limón verde y chupalo.
¿Y eso me va a devolver la virginidad?.
No, pero te quitara la cara de satisfecha y viciosa que
tienes.

La tarde de la noche de bodas, la hija le pregunta a la madre:
Mamá, ¿tú podrías enseñarme a mantener satisfecho a mi marido?.
Pues hija… -le contesta la señora un poco ruborizada- resulta que cuando dos personas se quieren, hacer el amor es el acto más maravilloso y natural del mundo y…
Mamá, coger ya sé; lo que necesito aprender es a cocinar.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 13 =