Colachi Semanario No. 1645

UN LAPIDARIO ¡YA BASTA! Así podríamos resumir la rotunda negativa de los ciudadanos de Guasave a la pretensión del alcalde Armando Leyson de prolongar su hegemonía política y financiera más allá del período constitucional al postular como candidato a la presidencia municipal a su sobrino José Luis LeysonDiaz. La reacción ciudadana en las elecciones del pasado cinco de junio no pueden entenderse de otra manera, pues nunca jamás en la historia política de Guasave se había dado un rechazo tan demoledor a un proyecto político como el que nos ocupa. Y no es por presumir, ni mucho menos, pero en nuestra columna del pasado 18 mayo y la cual titulamos LA FALLIDA APUESTA DE “EL KORY” LEYSON escribimos lo siguiente: Cuando el alcalde de Guasave decidió echar todo su resto a la apuesta de su sobrino para tratar de prolongar su gobierno más allá de su período constitucional en una especia de reelección disfrazada, seguramente no tomó en cuenta varios elementos que tenía en su contra su arriesgada apuesta política, entre las que destacamos principalmente lo desgastada y maltrecha que se encuentra su figura pública, ante el más que evidente fracaso de su segunda experiencia como alcalde de Guasave. Pero quizá el factor más importante que está por cobrarle una muy elevada factura política, es el hecho de que a éstas alturas de la administración estatal ya no puede contar con el apoyo incondicional del gobernador en turno, pues Mario López Valdez está más ocupado en arreglar sus propios asuntos que en entrometerse en el proceso electoral del municipio de Guasave. Y es que seguramente usted recordará el mismo Armando Leyson Castro siempre se quejó de que sus pasados y recurrentes fracasos electorales se debieron a la intromisión del mandatario estatal en turno. Entonces ahora nadie se explica cómo es que el alcalde olvidó o no quiso ver que los astros de la política ahora estarían alineados en su contra. O será que a lo mejor su soberbia es tan grande que nunca pensó ni por asomo, que lo único que podía conseguir era exhibir a su sobrino como un mal candidato, y lo que es peor, como corresponsable del desastre político y financiero de la administración municipal, de lo cual, ciertamente, el joven José Luis no tiene ninguna responsabilidad. O será acaso que con los treinta y cinco mil votos, que se dice, ofreció para la causa del candidato del PRI al gobierno de Sinaloa pretende salvar el pellejo y lograr una especie de impunidad ante los trafiques financieros que se le han detectado hacia el interior de la administración municipal. Porque se asegura que la reciente renuncia del contador general del Ayuntamiento, Joel Villanueva, obedeció precisamente a que se negó a avalar y convertirse en cómplice de una serie de irregularidades financieras, pues según trascendidos de gente cercana al círculo del ahora ex funcionario municipal, son de tal magnitud y trascendencia las irregularidades cometidas con los dineros públicos que más de algún funcionario podría ir a parar a la cárcel. Hasta aquí lo que escribimos y publicamos el pasado 18 de mayo tomando como base la encuesta de El Debate, donde posicionaba a la candidata del PRI Diana Armenta con 25 puntos de ventaja sobre el abanderado panista José Luis Leyson Díaz, encuesta que tuvo un alto grado de veracidad pues finalmente Diana obtuvo una ventaja de alrededor de 30 mil votos sobre el sobrino del alcalde. Por cierto que los guasavenses lamentan el hecho de que el candidato perdedor se haya presentado ante las autoridades electorales a exhibir su intolerancia e inmadurez, faltando al respeto a los funcionarios electorales y de paso pretender la invalidación de la elección bajo el argumento de que durante la elección hubo una serie de irregularidades, de las cuales, por cierto nadie presentó denuncia alguna. Además opinan que si el sobrino del alcalde, no fue capaz de ganar su casilla, bajo qué argumentos pretende cuestionar el proceso electoral. PEPE Y CHANO. Como muy gratas revelaciones políticas califican en el PRI estatal tanto a Pepe Menchaca como a Chano Valle, quienes como candidatos al Congreso del Estado, obtuvieron las votaciones más altas a nivel estatal, convirtiéndose de golpe y porrazo como los miembros más destacados, junto con la alcaldesa electa, Diana Armenta de la clase política del municipio de Guasave. Con poco más de 22 mil votos cada uno, ambos legisladores electos se perfilan para en un futuro no muy lejano emprender nuevos retos. Claro que faltaría por ver su desempeño en la legislatura local, pues de ello dependerá que la ciudadanía de Guasave les siga brindando su confianza. En lo que respecta a la alcaldesa electa, ojalá que al hacer historia por ser Diana la primera mujer que encabezará los destinos y esfuerzos de los guasavenses, sepa estar a la altura de las circunstancias y ejerza el poder con entereza y sabiduría, pues Guasave y su gente ya merece un mejor destino. Gracias por leernos y hasta la próxima. La Frase de la Semana: “PELAMOS A LOS LEYSON”, La pronunciaron a coro, los priistas de Guasave. También nos puede leer en el portal de asieslapolitica.com en nuestro blog politicayalgomas.com y en Facebook.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + seis =