Tiempo de Guasave Semanario No. 1644

“SE ACABÓ, EL TIEMPO DICE QUE LLEGÓ EL FINAL” Parodiando al poeta español Antonio Machado, damos inicio a la segunda etapa del proceso electoral que por poco menos de dos meses ocupó a los medios de comunicación de todos los niveles y tipos con que cuenta la sociedad para entrelazar y reforzar el tejido con el que está conformada. Cierto es que la prensa hablada, escrita y visual, fue el medio más utilizado por partidos y candidatos independientes, pero también es cierto que las redes sociales fueron extraordinariamente utilizadas por quienes contaban con la tecnología para enviar y recibir información. Publicidad, discursos, fotografías y videos de actos masivos y algunas veces personales. La tecnología aprovechada hasta el máximo de su capacidad, sirvió de enlace de los actores con los ciudadanos, aunque no siempre en uso de publicar y esparcir planes, proyectos y buenas intenciones de los participantes en el proceso que culmina este domingo. Se utilizaron muy frecuentemente para denostar, herir, mal hablar y ofender a los contrarios, sin importar hasta donde lastimaban a familias enteras                –madres, padres, hijos, esposas y esposos, junto con parientes y amigos de los receptores de estas publicaciones anónimas–, y que de alguna manera mostraron la verdadera cara de algunos protagonistas de este proceso. Sin embargo, la apertura que la reforma a la ley electoral sufrió, amplió el panorama a quienes sin ser postulados por un instituto registrado legalmente para el “negocio” de la política, pudieran competir en las circunstancias que su propia condición de aceptación y económica les permitía, en busca –no todos– de mejorar la vida de los sinaloenses y de los habitantes de varios municipio de esta entidad federativa. Fueron varios los que se “aventaron” al ruedo, pero todos se quejaron ya entrados en competencia, de su desventaja como candidatos independientes –nadie los obligó a entrar en tan desigual competencia–, alegando primero, que los apoyos legales que les correspondían, para nada eran comparables con los que recibieron los candidatos de Partido. Banderas hubo muchas, pero una de las más socorridas, fue la de llevar a cabo cambios radicales en la administración del municipio, y eliminar la corrupción, impunidad, la desigualdad social, y hasta el diezmo que por obras reciben los que deciden quien ejecuta tales y cuales trabajos de la obra material que viene etiquetada desde el gobierno federal, pasando por el estatal y la inversión directa de los recursos municipales. Todo lo entendemos los guasavenses, pero ahora sí, esperamos que llegue quien cumpla con los compromisos cuando menos, del cuidado de los recursos públicos, que hasta la fecha han sido mal utilizados y mucho más mal aplicados, cuando se ve la obra como el Dren San Joachín, la detención del proceso de utilización de los más de cien millones de pesos trabados de la Planta Potabilizadora de Agua que construyó la administración de Ramón Barajas, y que ahora, por permisos no conseguidos ante instancias federales, está sin funcionar, afectando directamente a más de 25 mil guasavenses que la ocupan y que las autoridades de ninguna manera quieren activar. Todos los candidatos, sin excepción se comprometen a regresar el aparato judicial del que fue privado el municipio, cuando antes de llevárselo –por quien sabe cuales razones–, dejándolo sin las oficinas e instancias gubernamentales que se ocupan para poder contar con la infraestructura legal que asegure un mejor nivel de vida. Hoy, procurar que se le haga justicia al ciudadano, no nada más sale caro, también lastima a familias que de alguna manera solventaban los gastos de familia, en el trabajo y los derivados secundarios de tener un aparato de justicia en Guasave. Considerando lo anterior, todos y cada uno de los pretensos, están obligados a responder ante los ciudadanos, si los resultados en las casillas los favorecen. Muchos compromisos adquirieron en sus constantes visitas a colonias, poblados y la propia ciudad, y serán estos, los que los lleven al poder, quienes les llamen a cuentas si no cumplen. Hoy, todos están en “cero”, los tres días de veda de campaña, es para que se preparen a transitar el día 5, listos a cuidar, si así es necesario, los votos que los guasavenses tengan a bien otorgarles. Después de esta álgida competencia en busca del voto, donde la profusión de candidatos, tanto a la gubernatura como a la presidencia municipal y diputaciones, cambiaron los números que se ocupan para el triunfo. Los porcentajes de votos serán diferentes a otras ocasiones que se han dado y registrado, los independientes y los nuevos partidos en competencias, sin quererlo, serán apoyo o “merma” para los partidos que cuentan con una estructura consolidada y una cantidad de los llamados “votos duros”, quienes se beneficiarán de los votos que estos partidos nuevos y los independientes capten. Las encuestas, se crean o no, en los cierres de campaña mostraron cierta objetividad, pues las diferencias de apoyos, físicamente comprobados, coinciden de manera clara con los números que en barras y pasteles porcentuales se han hecho públicas. De todas maneras, diría como lo dice un ranchero que demuestra más lógica que capacidad de expresión. “DEL COSTAL MÁS LLENO…SE SACA MÁS MÁIZ”. NO SE OLVIDE DE LA CRUZ ROJA, Y DE LOS BOMBEROS TAMPOCO. H.P.S.D.Q.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 3 =