CAMPAÑA ELECTORAL QUE MOTIVÓ A TODOS

Dicen muchos memes: ¡Gracias a Dios ya se acabaron las campañas! De manera muy especial quienes trabajaron en ellas, y aunque la finalidad de las campañas es hacerle publicidad a un candidato, generan fines adicionales.

Platicando con brigadistas, gente que trabaja en partidos políticos y hasta con candidatos, uno puede reflexionar y hacer un balance positivo en favor de la democracia.

Seguramente fue una experiencia de dos meses que no olvidarán quienes trabajaron en ellas por los esfuerzos y el trabajo realizado; el estar aún de madrugada trabajando; pasar horas bajo el sol, los recorridos por todo el estado y las labores especiales.

Para ellos será una buena experiencia ya que entraron en contacto directo con la gente, palparon de cerca las necesidades y vieron otras realidades que quizás no son las propias.

Esto indudablemente humaniza.

Para muchos, el periodo de campaña vino a generarles un empleo, tal vez temporal, pero fue de ayuda. Pensando positivamente, nos hace ver que los recursos económicos que se destinan para las campañas se derraman localmente. No se van a otras partes y se beneficia a muchos negocios regionales, directa o indirectamente.

Por otro lado, las campañas además de ser en favor de los partidos políticos, fue también de la democracia en general, ya que también fueron campañas de concientización por el derecho al voto y la debida participación, las actividades con algunos sectores, como la “lotería política”, tiene como fin educar en estos aspectos.

Tuve la ocasión de platicar personalmente con tres candidatos a diputados, ambos de distintos partidos y vi el mismo gesto de satisfacción y gusto (sincero debo decir) al platicar sobre sus experiencias de contacto directo con la gente, lo cual es esperanzador.

Esperemos que estos dos meses intensos de campaña electoral hayan servido también como campaña del pueblo hacia los candidatos. Una jornada que muestra las necesidades y las aspiraciones que tiene el pueblo sinaloense, y a su vez, que motivan esa vocación de servicio que tienen todos los candidatos y la hagan plena en el futuro ejercicio de sus funciones.

Javier E. Zepeda Osuna.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 9 =