Tiempo de Guasave Semanario No. 1642

MÁS QUE DEBATE, RECLAMOS. Para quienes asistieron como invitados a la “fiesta” que convocaron las autoridades electorales, lo que esperaban se convirtió en un coto de caza para los candidatos que a la fecha sienten que no han impactado en la sociedad, como candidatos a dirigir los destinos de Guasave. No todos dirá usted, y con justa razón, pues de los comparecientes, que fueron todos los registrados como tales, sólo tres se dirigieron a los guasavenses, anteponiendo sus proyectos y programas de mejoramiento del municipio, a los reclamos desgastantes que los demás hicieron contra los dos blancos representados por él y la representante del PAN y del PRI. Nada hubo que debatir sobre las diferentes propuestas que se presentarían, más bien fue una “encerrona” de los débiles contra los fuertes. Y mire usted porque lo digo, leídas las reglas de la comparecencia por quien dirigió el debate, que por cierto lo hizo muy bien, el proceso de las mismas inició con la participación de Flora Miranda Leal, candidata del Partido del Trabajo, quien sin mucho protocolo acusó a la representante del PRI, de traer en su agenda más de los mismo, que por décadas a lastimado la vida de los guasavenses por la forma deshonesta con que han administrado el municipio, agregando en el mismo “paquete” la pésima administración que vive Guasave, con el tío del candidato del PAN. Le siguió Ángel Juárez, abanderado del PAS-MC, el que para nada guardó sus comentarios de desgaste en contra, principalmente de Diana Armenta, y aderezado con algunos comentarios sobre lo que se espera de José Luis Leyson de llegar a la presidencia, pues promete arreglar lo que ellos mismos desarreglaron, incluyendo el gran endeudamiento en que hundieron al municipio. Francisco Ventura Guerrero, independiente. Se concretó a presentar su proyecto de trabajo, tocando tres ejes centrales de su programa, educación, seguridad y desarrollo social y material. Pantaleón Pérez, Independiente. Presentó sus programas, asegurando que su administración centraría sus esfuerzos en mejorar la situación de los estudiantes, administrando con cuidado los recursos y ampliando su trabajo en el desarrollo integral del municipio. Nelsyn García Zavala, PVEM, fue menos crítica sobre los candidatos del PRI y del PAN, sin embargo, igual que la mayoría; intentó hacer más visible su figura atacando las administraciones pasadas que presidieron esos partidos. José Luis Leyson Díaz, del Partido Acción Nacional. Aseguró que su mayor intención, es seguir sirviendo a los guasavenses, buscando una mejor calidad de vida, y “sacarlo” del hoyo donde los dejaron sus anteriores administraciones, sin referirse, claro a la actual que preside su tío, Armando Leyson Castro. María del Carmen Soberanes García, de MORENA. Fue reiterativa en mencionar las actuales circunstancias que enfrenta el Ayuntamiento, como resultado de administraciones “corruptas, descuidadas y de falta de vergüenza e interés”, haciendo de estas fallas, su principal plataforma de proyectos viables y de positivos resultados. Diana Armenta Armenta, Candidata del Partido Revolucionario Institucional. Se concretó a presentar una serie de proyectos, en los que se pretende eliminar una serie –larga diría yo—de problemas que aquejan a los guasavenses, donde desde educación, salud, obra material, social y de seguridad, estarían en su lista de prioridades. Para nada tocó temas de desgaste contra sus principales oponentes. Fue propositiva, pues. Manuel Serna Álvarez, del PRD. Su intervención, fue más de ataque que de propuesta, y sus “blancos fueron, por lógica, los candidatos del PRI y PAN. En la lectura de sus proyectos de trabajo        –medio tiempo de su intervención–, poco se le entendió, pues pareciera que sufre de dislexia, y quienes pusieron atención, solo comprendieron lo referente a las fallas de las diferentes administraciones del municipio, haciendo un claro deslinde de su anterior coalición con los actuales administradores del municipio. Katia Contreras Aguilar, del Partido Encuentro Social. Ama de casa, circunstancialmente involucrada en la política, tuvo una intervención más acorde a la presentación de sus programas, aunque no hayan sido debatidos. Una sorpresa en estos menesteres, no cabe duda. Eleno Flores Gámez. Sin ningún problema presentó su proyecto de gobierno, sin hacer eco de los que fueron a “pelear” y de manera clara, contundente y lógica, presentó las bases que usará para conformar un gabinete de profesionales de cada uno de los rubros de gobierno. Fue mesurado y cauto, pero especialmente humilde al hacer su presentación. Otra sorpresa en política. Estoy seguro. LOS MÁS “GOLPEADORES”, tienen por donde los golpeen. Flora Miranda, PT. Fue despedida por manejos no muy claros de los recursos con que se pagaría a prestadores de servicios de Educación Municipal. Ángel Juárez Cervantes, PAS-MC. Se le vincula muy estrechamente con la administración de Ramón Barajas –al que ahora golpea–, como dueño de una constructora –nunca fue albañil, menos ingeniero–, y los rumores de un PAS que negocia con las inscripciones y el trabajo en la UAS, menos le ayudan en la credibilidad de lo que dice. Pantaleón Pérez, Independiente. Un poco desajustado en su explicación, tira “mandobles” hacia donde sea, siempre pensando que eso minimizará a sus contrincantes, sobre todo a los que sí tienen voto duro. Manuel Serna Álvarez, PRD. Su muy constante intención de desbastar a quienes considera con más posibilidades, no lo deja ver que el partido que lo avala, fue dirigido por el ahora dueño de MORENA, y que en su dirigencia nacional, su más cercano colaborador, el innombrable “BEJARANO” hacía los negocios sucios con portafolios y bolsas llenas de pacas de dinero, “cochupos” a un gobierno perredista. En igual situación está la Profra. María del Carmen Soberanes, candidata de MORENA, pues como coloquialmente se dice “Escupen para Arriba”. NO SE OLVIDE DE LA CRUZ ROJA, Y DE LOS BOMBEROS TAMPOCO. H.P.S.D.Q.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =