MOCORITO Y SU REVOLUCION DE DIGNIDAD, PUEBLO CANSADO ( 2DA. PARTE )

EL VERDADERO PANORAMA DE LO QUE SE ESTA VIVIENDO EN EL SECUESTRADO PUEBLO MÁGICO DE MOCORITO.

Que tal estimados lectores, de nuevo con ustedes, empezamos dando seguimiento de lo que se vive actualmente en el municipio de Mocorito.

Ganar o conservar el poder político por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Mocorito, se ha puesto color de hormiga y se han prendido los focos rojos, porque están jugándose el pellejo varios actores políticos, pero principalmente la Candidata María Trinidad López Lara, que la verdad no tiene ni la menor idea de cómo crear dosis de astucia, creatividad e inteligencia, no solo para obtener los votos que se requieren para construir mayorías electorales estables, sino, sobre todo, para derrotar a Guillermo (MEMO) Galindo, Candidato del Partido Sinaloense (PAS) a la Presidencia Municipal de Mocorito.

Un PRI que dejo ir una gran oportunidad de reivindicarse  como partido institucional, al no tomar en cuenta a Guillermo Galindo Castro, un adversario que les ha demostrado a propios y extraños que tiene las agallas suficientes, capacidad y mucha voluntad para salir adelante y es de aplaudirse y reconocer todo lo que ha venido haciendo. Si bien es cierto, no tiene el poder económico, pero tiene de sobra lo que a la candidata del tricolor  le hace falta, que es: humildad, sencillez, carisma, entusiasmo, voluntad y ganas de hacer las cosas por el bienestar de las familias mocoritenses.

MEM2

Le apuesta a un gobierno diferente, transparente y cercano a la gente, con promesas que se puedan cumplir, hablando con la verdad, no vendiendo sueños.

Por tal motivo la Candidata del partido oficial , ha tenido que pedir refuerzos de manera urgente, porque no les salen las cuentas y los actos que llevan, pues están muy por debajo de lo que ellos esperaban en tan solo unos días que empezaron la campaña, y aquí lamentablemente gran lo tiene, quien desairadamente le coordina la campaña. Así pues, han tenido que venir a darle oxígeno la senadora Diva Hadamira, la flamante diputada federal Gloria Imelda y la alcaldesa del municipio de Salvador Alvarado Liliana Cárdenas, porque ella por si sola y mucho menos con el equipo que la rodea no logran convencer a las personas, con  un discurso muy pobre y mucha inseguridad al hablar frente a frente con la gente y como no, si para esto de la candidatura no estaba preparada y del equipo que la acompaña, no se ve gente preparada que pueda darle un orientación de cómo se hacen las cosas, solo discursos monótonos de los cuales el pueblo de Mocorito ya está  cansado  de escuchar, un pueblo que despertó, un pueblo con hambre de que lo volteen a ver y ser atendido como  debe de ser.

Es tanta la desesperación, que varios de los colaboradores en su equipo de campaña, ya se han enfermado  del stress, pero a la vez es vergonzoso, como han tenido que recurrir a las empresas como la TECATE cuyo propietario se está aventando al ruedo, porque tiene muchos intereses de por medio y a través de sus camionetas rotuladas andan haciendo proselitismo y promocionando a la Maestra Trinita, lo que de alguna manera, queriendo o no, están invitando a las personas al consumo de alcohol y proliferación de vicios. Dirán ustedes, “si estos son los ejemplos que desde ahorita le están dando a la sociedad, que será si en caso remoto,  llegara a ser la elegida “

De igual manera, sus estrategias de armar alboroto y algarabía, con banda y matracas, los viernes de plaza con eso ya es más que suficiente, pero hay que reflexionar, que solo lo van hacer por una noche y el resto de los días quedaran en el olvido; además, como es posible que en un acto de esta naturaleza la Maestra Trinita se aproveche para hacer su alboroto con el fin de llamar la atención y robarle la oportunidad al Gobierno Municipal de que su tradicional evento cultural, se lleve con toda tranquilidad, pero se sabe que hay complicidad con el Presidente Municipal  José  Eleno Quiñonez, que está siendo cómplice al  permitir este tipo de actos y es que así le conviene que se haga.

TRINI2

El  pueblo de Mocorito no ve en ella la capacidad  ni la preparación suficiente para  ser representados dignamente.

Otra manera de hacer “ ruido y escandalo “   aprovechan la final de la Liga de Béisbol Nocturna para hacer acto de presencia con una comitiva integrada en su mayoría por integrantes del Cabildo Municipal. Mi pregunta es ¿Con que cara se atreven a entrar al estadio?, si en realidad en lo que va de la Administración Municipal actual, nunca les ha interesado el deporte, sino que le pregunten al Director de Fomento Deportivo Walter Ibarra, quien ni siquiera el acto de inauguración hizo de esta importante liga, mucho menos llevar una pelota, le quedo grande el puesto y solo de membrete esta su nombramiento.

Es un descaro  ver como ahora, todo mundo les interesa, todos son importantes, todos son del agrado de la candidata, cuando en su momento a la mayoría de las gente del pueblo mocoritense, esta administración  los ha humillado con sus desprecios y actitudes. 

Uno de los elementos fundamentales que hay que considerar es que en las campañas sucias lo principal es crear un enemigo, para lo cual el político necesita una construcción discursiva del enemigo a vencer, basado en valores ideológicos y culturales que puedan mover emociones fuertemente arraigadas en el llamado imaginario social o el subconsciente colectivo.

En nuestros tiempos actuales, a estos se les llaman títeres y les gusta que les aplaudan. Por el rumbo de Mocorito se tienen plenamente identificados a estos bribones que se dedican a la compra de votos, ofreciéndole despensas, dinero y pacas de pastura a la gente más necesitada, como una forma de comprometerlos y  obligarlos a que sigan votando por el PRI y la Maestra Trinita. Estas son consideradas las practicas sucias que se avientan día con día, pero lo que no saben, es que la gente está harta de lo mismo, falsas promesas que no cumplen. Si tuvieran vergüenza, ni siquiera salieran de sus casas, la gente quiere limpiar la casa, quiere acabar con el cacicazgo que se vive en el pueblo, pero ese es el gran problema de la mayoría de los políticos actuales, antes les daba verguenza que la gente los señalaba con el dedo cuando hacían un mal papel, ahora no la conocen, no saben que es eso, son CÍNICOS.

Y aquí les definimos como es que los priistas de Mocorito operan el día de la elección:

Carrusel: Consiste en el posicionamiento de un operador del partido, situado cerca de la casilla, quien se dedica a comprar boletas, tacharlas e introducirlas en las urnas.

Coacción del voto: Es posible que, durante la campaña, el representante del partido (o incluso del gobierno) ofrece regalos y favores (permisos, licencias) a cambio del voto de los electores. Este es un delito electoral, pero en zonas rurales y urbanas poco vigiladas pueden ocurrir acciones de este tipo.

Acarreo: Aunque es un delito electoral, organizan rondas para transportar a los votantes a las casillas, ofreciéndole gasolina el día de los comicios electorales.

Llamadas inductoras: se llamadas telefónicas desde una casa que la nombran cuartel, después de preguntar por las preferencias políticas, se exponen argumentos a favor de algún candidato, esto también queda prohibido a partir de hoy.

ratas

Mocorito, entre picaros y mapaches.

Están plenamente identificados y esta vez les puede ir mal, después no se quejen y anden de chillones cuando los manden llamar a cuentas.

Si te gusto esta nota, dale ” LIKE”y haste fan de nuestra pagina en facebook,  comparte en tu muro. 

Agradecemos sus correos que  siguen llegando  a este su semanario, todos son tomados en cuenta, semanario@asieslapolitica.com.mx y  seguimos invitándolos  a que nos sigan a través del portal y  nos regale un “ like” en nuestra pagina de Facebook : Asi es la política “  usted puede mantenerse informado y hacer los comentarios que considere pertinentes, hasta la próxima dios mediante,  y recuerden que: “ Lo mejor está por venir.”

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + Ocho =