Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1634

Independientes a prueba…!

Un triunfador es aquel que se levanta y busca las circunstancias que desea y si no las encuentra, las fabrica. George Bernard Shaw.

La nueva legislación electoral abrió la puerta a las candidaturas independientes que habrán de contender contra las emanadas de los partidos.
Hay optimismo, demasiado optimismo creo, en que esta nueva figura romperá la coraza de la abstención que se atribuye a la apatía y el hartazgo ciudadano con partidos y gobernantes emanados de éstos.
Muchos de los simpatizantes y aspirantes a las candidaturas independientes ven en el triunfo de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” en la gubernatura de Nuevo León y en el de Manuel Clouthier Carrillo en el quinto distrito electoral de Sinaloa, el éxito de esa figura independiente, es decir que no es avalada por partido alguno.
El caso de Rodríguez Calderón fue impactante al convertirse en el primer candidato independiente que gana una gubernatura. Su estilo de actuar que le valió el mote de “El Bronco”, el apoyo de los hombres de dinero de Nuevo León y el hartazgo con el gobierno de Rodrigo Medina lo llevaron al triunfo, pero a los pocos meses la imagen del nuevo gobernante neolonés comenzó a decaer. Promesas incumplidas lanzadas solo para ganar votos y confianza, la masacre de Topochico y ahora el hecho de que su Procurador de Justicia, Roberto Flores Treviño, resultara un ludópata fichado en Estados Unidos por pagar deudas en casinos de Las Vegas con cheques sin fondos, entre otros muchos factores lo tienen en el tobogán.
En el caso de Manuel Clouthier Carrillo, su triunfo es acreditable a dos factores; uno, su personalidad que le dió fuerza a la candidatura independiente y 2, los votos priistas emitidos en su favor que en realidad fueron votos de castigo para el padre del candidato priista Ricardo Hernández.
O sea, no basta la sola candidatura independiente para asegurar la masiva atracción del electorado ni esa figura asegura la elección de gobernantes fuertes y transparentes. Caso “Bronco”.
Sin embargo, hay quienes hacen análisis con mas visos de interés que científicos para visualizar triunfos de los independientes en Sinaloa.
Uno de ellos, atribuida a una empresa denominada Group Consulting Adobe Administration, con cifras casi idénticas a otros resultados que andan circulando por ahí, señala que la sociedad sinaloense se suma a la opción de los independientes y está volteando hacia ellos, concretamente a la candidatura del Dr. Francisco Cuahtémoc Frías Castro.
Sin embargo, Consulta Mitofsky acaba de dar a conocer los resultados de la llamada “La gran encuesta electoral. Rumbo al 2018: los partidos en México”, que si bien analiza el panorama nacional rumbo a la elección presidencial, Sinaloa no puede estar muy lejos de esos criterios.
De acuerdo con Mitofsky, PRI, PAN y PRD se mantienen como punteros en las preferencias, con 22, 15 y 10%, respectivamente; Morena alcanza un 8 por ciento, las candidaturas independientes solo el 3% pero están por encima del PVEM, Movimiento Ciudadano que tienbe 2% cada uno mientras que PANAL, Encuentro Social y el PT solo tienen l%.
Aquí en Sinaloa podría haber variantes por el surgimiento del PAS, los conflictos internos del PAN que estaría buscando recuperarse con un candidato propio como Martín Heredia, la debacle del PRD con un candidato externo débil, problemas graves también en Morena, aunque en el caso del PRI las corrientes se reagrupan y refuerzan la candidatura de Quirino Ordaz.
Ahora, bien, volviendo a la encuesta de Group Consulting, dice que “esta nueva área de participación política, es el espacio que permitirá exhibir las deficiencias del sistema de los partidos y restablecer el orden que reclama la sociedad, porque genera contrapesos, teniendo la oportunidad de que se cumplan disposiciones que ya existen referentes a transparencia…”
Toma como ejemplo el caso del Dr. Frías Castro y suma las 92,402 cédulas de adhesión que presentó al IEES a las 200 mil que sumaron los 42 aspirantes a Presidencias y diputaciones, para determinar un voto duro de piso de 292,402 posibles votos.
Va mas allá todavía al considerar que, sumando ese resultado numérico al divisionismo de los partidos, zancadillas, golpes bajos y demás acciones donde se destruyen los candidatos, “se espera recibir un estimado del 18% de ciudadanos inconformes, que rechazan y repudian esas acciones; es decir de un total de 1 millón de votantes, acumularía el independiente 180 mil votos más que harían un gran total de 472 mil 042 que representan el 47. 2% con lo que se declararía triunfador al Dr. Frías Castro.”
En el papel o computadora resultan fáciles las ecuaciones, pero la realidad que nos presenta el análisis del comportamiento ciudadano en los procesos electorales pasados nos lleva a estimar que las firmas de apoyo no son votos seguros.
Que hay interés, curiosidad por la nueva figura de candidatos, si lo existe.
Pero a la hora de la realidad, en la encuesta verdadera que se dará el 5 de junio, los resultados pueden ser diferentes. No hay garantía de que firmas se conviertan en votos ni que el 18% de ciudadanos inconformes vaya a votar por los independientes.
Que los partidos sufren problemas de crisis, si. Unos mas que otros.
Pero cada uno de los principales tiene su voto duro, tanto en militantes como en simpatizantes que, con la suma de los simpatizantes que logren en las campañas, definirán los resultados.
Habrá, eso si, dispersión de votos por la presencia de diferentes opciones, al menos seis para Gobernador, pero para las alcaldías y diputaciones serán mas. Hay 42 esperando ser candidatos independientes.
Que las candidaturas independientes sacudirán la modorra del electorado que no vota. Lo dudo.
Quizá algunos si. Pero esa mayoría pasiva que no va a las urnas seguirá prefiriendo quedarse en casa, reunirse con los amigos, el convivio con carne asada, irse a la playa, etc.
Ese es mi muy particular punto de vista.
Ahora bien, es loable el esfuerzo y la decisión del Dr. Frías Castro y los demás ciudadanos que decidieron irse por la ruta independiente.
De reconocerse, sin duda alguna.
Pero la cuesta hacia arriba es muy pronunciada y tiene obstáculos.
Decisión la tiene, pero necesitará de mucho esfuerzo y apoyo.
Apoyo real y una campaña muy inteligente que logre sacudir modorras, atraer votos de los partidos y hacer reaccionar a los abstencionistas.
Difícil, pero no imposible. ¡Suerte!

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =