Reportero Rural Semanario No. 1627

* Y ahora un opimo festín de los medios
  * Todos los medios, sanos y morbosos
    * Abundan las giras de Verduzco Lugo
      * Terahuito, una antiquísima comunidad

SINALOA DE LEYVA, SIN.- Estoy redactando estas líneas la mañana del Viernes 15 de este gélido enero, especialmente de noche. Tengo como fondo sónico el noticiario “Lína Directa” matutino que transmite la XEORO y no, todavía no merma la barahunda en torno a la tercera captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera. La población mexicana está saturada de lo que haga referencia a tal caso. Todos, absolutamente todos los medios de comunicación colectiva y también individual, esto último las llamadas redes sociales, han multiplicado el interés, el sano y el morboso, por lo que no incurriré en magnificar menos cuando carezco de los instrumentos,  sobre todo de los tecnológicamente novedosos para aportar una opinión, un comentario verdaderamente útil. Así que a otra cosa, mariposa. AGENDA PRESIDENCIAL: Pues realmente ha sido un auténtico torbellino la agenda de esta quincena inaugural del año, con recorridos en el medio rural que para otros resultarían extenuantes. Pero ni las bajas temperaturas ni lo abrupto de los caminos han sido obstáculo para que el presidente municipal Aarón Verduzco Lugo, repartiendo algunos itinerarios con la tesorera, María Beatriz León Rubio, deje de cumplir con las visitas a comunidades menos cuando la comitiva no va con las manos vacías: cobijas, cuiltas, calzado, medicinas, despensas, brigadas médicas (oftalmólogos, dentistas, médicos generales, expertos en Trabajo Social, vacunas y juguetes por aquello del 6 de Enero, día de los Santos Reyes Magos; supervisión de obras camineras, de construcción de escuelas, de casas ejidales como la de Cuitaboca, y aquí mejor le paro porque la lista es muy larga. Debo agregar las aportaciones del DIF y su presidenta en este municipio, señora Myrna Beatriz Acosta de Verduzco, participación muy valiosa ciertamente. Y espérense porque por ahí viene lo mejor, nos han dicho personas muy allegadas al jefe de la comuna en cuya voz han escuchado esas palabras: “Espérense que por ahí viene lo mejor”. POR UN MALECÓN MAS LARGO: Durante la campaña electoral de 2013 y ya como presidente municipal electo, entrevistado por un servidor, Verduzco Lugo informó que durante su trienio el malecón que defiende a esta ciudad-cabecera del municipio será sometido a un proceso de mejoramiento funcional y ornamental. Y –lo que sea de cada quien– lo hemos comprobado. Con todas sus carencias, pero mejoró su aspecto y cada fin de semana es una fuente ingresos que en mucho favorece a vendedores y prestadores de servicios de distintos ramos. Cualquiera se sentiría satisfecho con la palabra cumplir hasta donde ha quedado ese hermoso malecón. Pero le falta, licenciado Verduzco Lugo, ver realizada la construcción de ese baluarte cuando menos un kilómetro, sí, un kilómetro hacia el oriente, que alcance los límites con la también histórica y pintoresca Baburía. Ya en el actual tercer y último año de su administración, son muchos los que están seguros de que el malecón hasta ahí llegó, hasta donde está, a escasos cien metros del Centro de Salud viejo y el Puente del Amor. Yo abrigo, y mucha gente más, el anhelo, la esperanza de que, como hombre y alcalde que ha “tapado muchas bocas”, no sabemos cómo, pero algo va usted a hacer para tapar más bocas. Ya veremos. Ojalá. DE LA PARCELA AJENA: TERAGÜITO. Esta indominia es alteración de la palabra cahita tet-ahui-to, compuesta de tet y teta, que significa piedra: ahui que quiere decir cosa gruesa o grande, y yo, que es una posposición verbal. TOPONIMO: Se interpreta como lugar de la piedra gorda. Estas tierras (hoy en día bajo el agua de la presa de Bacurato en el rio Petatlán y también Sinaloa) fueron tomadas en propiedad por Sebastián de Évora en 1532, autorizado por Diego Hernández de Proaño, alcalde de la villa de San Miguel de Culiacán; Sebastián del Évora las abandono en 1536. Todo lo anterior tomado de la obra de Teodoso Navidad Salzar Toponimia, Geografía e Historia de Sinaloa, tomo Octavo, página 144…Y hasta la próxima, claro, si el S.S. y RVG siguen permitiéndolo.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =